Cerrar Buscador

Inquietud ante un posible ataque a la imagen de Fray Escoba

Por Javier Cano - Febrero 16, 2020
Inquietud ante un posible ataque a la imagen de Fray Escoba
Las secuelas del incendio son evidentes. Foto: Ramón Guixá

Una llama cuyo origen aún se desconoce afectó a la venerada talla de San Martín de Porres del zaguán del monasterio dominico de la calle Llana. Fuentes del convento apuntan a una vela mal colocada o a un hecho vandálico como causa del incendio

"Creemos que ha sido una vela puesta ahí con mala intención, debajo de las flores de plástico; quien la pone ahí, sabe que eso va a arder". Son palabras de la "hermana telefonista" del convento de la Concepción de madres dominicas de Jaén, ubicado en el barrio de la Alcantarilla, a cuenta del fuego que, esta semana, prendió en el zaguán de acceso al monasterio por la calle Francisco Coello, conocida tradicionalmente como calle Llana, y dañó la entrañable imagen de Fray Escoba que, desde hace décadas, preside el lugar.

Entronizada en esta entrada del monasterio, la talla de San Martín de Porres atrae a diario a multitud de fieles y vecinos del barrio, que además de acudir a este punto concreto para adquirir, a través del torno, los celebrados productos de repostería salidos de las manos de las monjas, depositan ante la talla oraciones, exvotos, fotografías y flores. 

"No recuerdo el día exactamente, aunque ha sido esta semana; una muchacha que pasaba por la puerta nos llamó la atención: ¡Madre, madre, que está ardiendo! La llama llegaba ya hasta el techo; fui yo precisamente la que cogí una rama de pilistra y lo apagué", recuerda la religiosa. 

El suceso, que no ha sido denunciado por la comunidad, ha causado honda impresión entre los devotos de Fray Escoba, que tras el incendio presenta numerosos daños principalmente en la parte inferior de la talla, donde figuran los pequeños ratoncillos que, tradicionalmente, han encandilado a los niños de Jaén: "Lo hemos dejado así para que la gente lo vea, pero esta semana que viene queremos ya limpiarlo y restaurarlo".

Unas tareas que, al parecer, realizará una de las dominicas del convento: "Tenemos aquí una hermana que sabe hacerlo", asegura la telefonista del monasterio, y apostilla: "Quizás en una noche esté terminado".

 Fray Escoba, antes del incendio. Foto: Facebook
Fray Escoba, antes del incendio. Foto: Facebook

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.