Cerrar Buscador

La ópera prima de un novel maduro

Por Javier Cano - Octubre 24, 2019
La ópera prima de un novel maduro

El porcunense Elías Cabeza es el autor de Viaje en el tiempo, relato corto ganador del premio para mayores convocado por la Consejería de Igualdad de la Junta

Escribió Cervantes, entre tanta maravilla como salió de su pluma, que "en algún lugar de un libro hay una frase esperando para darle un sentido a la existencia". Es cuestión de buscar entre las páginas hasta que, si hay suerte, esa frase se tatúe en los ojos del lector y, desde allí, se extienda como una metástasis maravillosa por los huesos y el alma.

Quién sabe si esa sentencia, si ese axioma predicho por el manco de Lepanto no aguarda en las palabras de Viaje en el tiempo, apenas una docena de páginas con las que un escritor novel, porcunense por más señas, obtuvo el primer premio literario de su vida y, con él, la emoción inigualable de ver plasmado negro sobre crema (el blanco pasó a la historia hace tiempo) su primer relato.

Elías Cabeza (Porcuna, 1957) se llama este flamante escritor (por más que la fecha de su nacimiento cargue ya sobre su espalda sesenta y dos tacos) que sabe lo que es ver su firma en prensa como colaborador de opinión, pero que hasta ahora no había podido lucirse con una buena dedicatoria entre pasta y pasta. "Me movieron varias cosas para presentarme al concurso de relato corto para mayores (convocado por la Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía) en su última edición; yo lo conocía por mi trabajo en el campo de las personas mayores aquí en la Junta, incluso había participado como jurado anteriormente, pero llegó un momento en que dejé ese ámbito laboral y me surgió el reto".

Sí, aunque sigue activo como funcionario de la administración autonómica, el cambio de área le procuró más tiempo libre y no lo dudó. Lector empedernido, se decidió a escribir y, de sopetón, el jurado lo convirtió en todo un autor premiado: "Los amigos me animaron, y me decidí a presentarme". Una aventura que ha comenzado de la mejor manera posible y que incluye su nombre en el libro antológico publicado por la Consejería, con los relatos y los poemas ganadores del concurso.

Su obra, explica, "intenta darle forma a sus recuerdos a través de un escrito circular, redondo, conexo y que fuera capaz de atraer a la gente, como esas ganas que te entran cuando lees a Ruiz Zafón o a alguno de esos escritores; he intentado acercarme a esa forma de escritura, de poner en valor la memoria, ese tiempo de pandillas, un año prácticamente; no sé si lo habré conseguido", aclara. Un jurado lo ha distinguido y la opinión de sus lectores es positiva: algo tendrá el agua cuando la bendicen, reza el refrán.

Tan alentador le ha resultado esto de ocupar el primer puesto del podio de las letras noveles de aquí que ya tiene un par de textos preparados para participar en nuevos certámenes (le tienta el de Novela Histórica Ciudad de Úbeda), con vistas a conseguir más galardones, y cada vez de mayor prestigio. En su horizonte, un libro propio en cuya portada campée solo su nombre. No es mala esa ambición, ni inalcanzable.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.