Cerrar Buscador

El escritor sin voz en su pueblo

Por Esperanza Calzado - Marzo 09, 2017
El escritor sin voz en su pueblo
El escritor Manuel Jesús Segado-Uceda.

Oleada de críticas al Ayuntamiento de Arjonilla tras su negativa a ceder un espacio público a Manuel Jesús Segado-Uceda por "insultos"

¿Puede un alcalde negarle a un vecino un espacio público para presentar su libro? El arjonillero Manuel Jesús Segado-Uceda considera que no, que incluso vulnera la Constitución. Y su denuncia la apoyan numerosas personas en las redes sociales desde hace días. Entre ellas, compañeros del sector como Óscar Fábrega o Miguel Sánchez Tostado.

Manuel Jesús Segado-Uceda es escritor y un apasionado por la investigación, en la cual trabaja desde 2009. Es licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Jaén, con la especialidad de Arqueología. Los “ataques” que denuncia, y muestra con documentación, son de diferente índole y suceden desde hace años. Una de sus quejas es que le han negado el acceso al Archivo Municipal. En el escrito se argumenta que se está procediendo a su organización y, hasta que no esté finalizada, no se podrá acceder a la documentación. “Aunque sea así, tienen la obligación de proporcionarme los documentos o darme una copia”, avisa. Por eso, mandó su queja formal al Defensor del Pueblo, petición que ha sido admitida a trámite, junto con otra documentación que también le ha remitido.

La gota que ha colmado el vaso del escritor y ha despertado la oleada de solidaridad de las redes, incluso con un vídeo de apoyo, es la presentación de su segundo libro. La respuesta enviada por el alcalde ha sido muy compartida por las redes. El arjonillero pidió utilizar el Centro Cívico para presentar su libro El poder de lo sagrado. La respuesta fue invitarle a utilizar espacios privados para tal fin, como una librería. “No entiende este Ayuntamiento cómo nos pide un lugar público para el desarrollo de su actividad cuando de forma reiterada usted insulta a la Corporación Municipal y pone en tela de juicio del trabajo de los mismos, buscando con ello el malestar general de la población”. El escritor niega de forma tajante que haya insultado a concejal alguno. Considera que es una vulneración de la Constitución que se le niegue un espacio público por el hecho de mantener una voz crítica con la gestión municipal, y así lo entienden también aquellos que le respaldan. Es más, reprocha que un alcalde, en nombre de todos los vecinos de Arjonilla, mantenga este tipo de actitudes “hostiles” hacia un vecino.

RESPUESTA

Por su parte, el alcalde de Arjonilla, Miguel Ángel Carmona, se defiende de las acusaciones. Sobre la negativa a acceder al Archivo Municipal reconoce que fue así. Explica, tal y como dice en el escrito de respuesta, que se ha procedido a una reorganización del archivo para inventariar nuevos documentos de gran valor. Carmona asegura que si el escritor hubiera dicho que tenía premura para acceder a los datos que necesitaba, se hubieran buscado las fórmulas para acceder acompañado.

En el segundo caso, la negativa a ceder un espacio público para la presentación del libro, Miguel Ángel Carmona alega que se tomó la decisión para "salvaguardar el buen nombre de Arjonilla". Y es que, según su palabras, los hechos acaecidos en 2014 (unas declaraciones que publicó el excronista en su perfil de Facebook) han generado "un cierto resquemor" a que ocurriera lo mismo durante la presentación. "Sabemos que no somos dueños de las dependencias municipales, pero somos los responsables de velar por el buen uso de las mismas y con los antecedentes anteriormente expuestos consideramos que no está garantizado", argumenta, en un comunicado publicado en Facebook. Con respecto a la oleada de críticas que ha despertado su decisión afirma: "Que conozcan antes los hechos y que hablen con propiedad. Las críticas sí las aceptamos, los insultos no".

Manuel Jesús Segado-Uceda todavía no sabe dónde presentará su libro y no sale de su asombro por estos hechos. Ante el recuerdo del alcalde de los hechos ocurridos en 2014 y que conllevaron el cese como cronista dice: “Yo reconozco que me equivoqué y me disculpé, pero él sigue diciendo que no muestro arrepentimiento. En todo momento me arrepentí. No discuto que me tuvieran que cesar, aunque ni me llamaran para comunicármelo. Pero, en este caso no es vinculante”.

El enfrentamiento entre ambas partes parece enquistado y las redes sociales se inundan de decenas de mensajes opinando al respecto.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK