Cerrar Buscador

"El microrrelato interactivo es muy original y ojalá llegue a mucha gente"

Por Esperanza Calzado - Diciembre 26, 2021
Compartir en Twitter @Esperanza44

Son 45 microrrelatos que tienen vida propia. Nacen de la experiencia y de las ganas de hacer llegar diferentes mensajes, en diferentes formatos, al gran público. A.Mor... al desnudo es la primera obra de Ana Morales Barrionuevo (Jaén, 1973). Ella es ingeniera informática. Trabajaba en Santana, en Linares, y su cierre le abrió las puertas de la escritura. Su vida está plagada de casualidades o de señales del destino porque otro hecho importante le dio un giro. El hecho de pasar por un tumor cerebral le animó a publicar este libro interactivo, muy muy original. ¿Por qué? Ella nos lo explica.

—Usted es ingeniera informática. ¿Siempre quiso dedicarse a esta rama?

—Muchas veces creo que fue casualidad. Yo quería una ingeniería que tuviera dibujo, porque mi pasión era el dibujo técnico. Sin embargo, cogí la única que creo que no tenía dibujo. Fui la primer promoción de Jaén y creo que la cursé por casualidades de la vida. 

—Desde entonces se ha dedicado a esa especialidad pero ahora lo combina con la escritura. ¿Cómo nació esa vertiente artística?

—Yo trabaja en Santana, en Linares. En 2011 cerró y me encontré con mucho tiempo libre. Me apunté a un curso de escritura que impartía Jesús Tíscar y todos los alumnos que participamos, con el tiempo, nos hemos dedicado a la escritura. Fue entonces cuando conocí el microrrelato y me encantó. Es cierto que yo para Navidad o para las bodas de familiares o amigos, por ejemplo, siempre me gusta escribir unas felicitaciones personales que ahora se trasladan en microrrelatos. De ese curso salieron muchas piezas que ahora se incorporan en el libro que he sacado. 

—Hizo el curso y lo dejó diez años. ¿Por qué?

—Efectivamente, lo dejé diez años. Me salió trabajo primero en Sevilla y después en Madrid. Soy consultora de profesión, me gusta mi trabajo, me centré en ello y lo fui dejando. Sí es cierto que de vez en cuando me presentaba a algún concurso de microrrelatos, aunque no suelen convocarse muchos porque es un género menos conocido. No llegué a desconectarme totalmente de la escritura pero ni me planteaba dedicarme de manera profesional.

A. Mor... al desnudo. ¿Cómo nace su libro?

—El libro nace a raíz de que me diagnosticaron un tumor cerebral el 2019 y, de hecho, uno de los microrrelatos más largos de mi libro está dedicado a mi tumor, como despedida y agradecimiento.

—¿De despedida y agradecimiento?

—Tuve un tumor que generaba la hormona cortisol lo que me hacía estar eufórica. Me tiraba noches sin dormir y haciendo muchas cosas. Fue un tumor que no me generó mucho daño. Es cierto que tengo algunas secuelas pero no me hizo mucho daño así que me despedí de él dándole las gracias. El libro se lo regalé a mi neurocirujano. Durante el tiempo que estuve de baja fui recopilando todo lo escrito, haciendo otros microrrelatos nuevos y de ahí surgió, con la idea de 'tú puedes'.

—Empezó a coger los textos que escribió en 2011. ¿Cómo fue releerse casi diez años después y tras esta experiencia de vida?

—Fue curioso. El libro está divido en secciones y una de ellas está dedicada a las enfermedades donde hablo de mi tumor, del Alzhéimer, del Asperger... Sin querer, cuando empecé a recopilar me vi releyendo y reescribiendo. Sí se nota un cambio de fase pero es curioso que yo escribiera de enfermedades antes de que se me pasará por la mente el hecho de editar un libro. 

—Es un libro interactivo.

—Yo he trabajado en Ilunion, una de las empresas de la ONCE y en ese último año de trabajo pude estar con mucha gente con discapacidad. Todos estos factores hicieron que imaginase un libro abierto a todo el mundo, que todo el mundo lo pudiera leer. Así que tiene algunas partes en Braille, además de que todos los relatos están en audio a través de un código QR, a los que ahora nos hemos acostumbrado mucho con todos los cambios de la pandemia. 

El libro tiene un manual de instrucciones y además incorpora un pdf para la gente que tenga más dificultades de visión pero pueda leer, lo amplíe. 

Las voces de los relatos son de mucha gente, de parejas, de gente invidente que se lo tuvo que aprender, de mis jefes... Por otro lado, cuanta con la sección 'hoy' que cambia todos los días. Tiene los audios de todos los relatos y cada día cambia.

—El 4 de enero, con motivo del Día Mundial del Braille y del aniversario del nacimiento de Louis Braille, se llevará a cabo un acto conjunto con la ONCE.

—Efectivamente. Durante el tiempo de la pandemia no se podían hacer actos pro motivos sanitarios y ahora podremos presentarlo. Aunque en este tiempo tuve la suerte de exponerlo en el patio del Salón Mudejar, en el ábside. 

—¿Una exposición del libro?

—La portada del libro es un cuadro que me lo regaló un amigo que es decorador y pintor durante mi enfermedad. Cuando lo vi supe que esa sería la portada. La exposición tenía como eje central esa portada, que estaba expuesta y el libro en una vitrina. Mi amigo Manuel Parra y yo pusimos en láminas los códigos QR y algunos relatos. Se decoró con unas cortinas, para que no fuesen cuadros puros y duros. Además, habilitamos un rincón de lectura. 

—El título del libro en qué está inspirado.

—De mi nombre, Ana Morales, sale A. Mor al desnudo. Siempre juego con el doble sentido y, de hecho, hay una sección dedicada a ello.

—¿Qué le comenta la gente que lo ha leído?

—Hay relatos que tienen vida propia y la mayoría me comentan que no tiene nada que ver un mismo microrrelato leído en tinta que escuchado en audio. En tinta tú le pones el estado anímico, pero en código QR se transmite el sentimiento de la voz que lo relata. 

—¿La pandemia por Covid-19 se ve reflejada o está pensando preparar un segundo?

—Hay algunos microrrelatos que hacen referencia a la pandemia, sí. Lo presenté el 10 del 10 de 2020 y me dio tiempo a incorporar algunos. La presentación no fue como me hubiera gustado, coincidió con el Día de las Bibliotecas y la hice allí, pero con aforos limitados y con menos difusión para que no se juntara mucha gente. Pero el libro se tenía que presentar cuando se tenía que presentara. Durante un tiempo lo estuve vendiendo en el Carrefour, a la entrada del supermercado, y ahora se puede comprar en Amazon y en las librerías de Jaén.

Ahora sigo escribiendo, muy variado y me sigo formando.

—Su libro es autoeditado. ¿Qué consejo le daría a escritores noveles?

—Que se movieran mucho e intentaran publicarlo a través de una editorial y por agentes literarios. El hecho de ser autoedición te cuentas con muchas dificultades. Hay que insistir mucho. La experiencia me ha hecho ver que a través de una editorial se te abren muchas más puertas. Además, el microrrelato no es muy común. 

—¿Cuál es su sueño?

—Con respecto a la literatura, mi sueño es que el libro llegara al público. No pretendo dejar mi trabajo, que me gusta, ni dedicarme profesionalmente. Pero me gustaría que el formato del libro interactivo llegara al mayor número de personas posible pero creo que es un formato muy original.

Fotos y vídeo: Esperanza Calzado

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS

BENITO COBO NAVARRO

BENITO COBO NAVARRO Diciembre 26, 2021

Gira la rueda, gira.

responder
Ricardo Campana

Ricardo Campana Diciembre 27, 2021

Me gusta tu temática de escritura y tu experiencia de vida. El título « A. Mor » sugiere en francés y en lenguas bretonas « a la muerte » pero también « a la madre ». Curioso, no? Un placer. Muchas gracias y felicitaciones ! Ricardo

responder

COMENTA CON FACEBOOK