Cerrar Buscador

Desde la venta de un coche hasta una cita amorosa: Ojo con las estafas en internet

Por Esperanza Calzado - Noviembre 28, 2018
Desde la venta de un coche hasta una cita amorosa: Ojo con las estafas en internet
Foto: Policía Nacional

Prácticamente el cien por cien de las denuncias por estafa interpuestas en la Comisaría de Jaén son producidas vía internet

NI TAN BUENO, NI TAN BONITO, NI TAN BARATO

Black Friday, Cyber Monday y, ahora, la época del año en la que más se consume, la Navidad. Esta última semana y las que vienen son frenéticas para gastar dinero. Pero lo patrones están cambiando y cada vez son más los que hacen sus compras desde casa, sin moverse del sofá, con el ordenador o el móvil. Lo hacen por comodidad, principalmente, pero también atraídos por suculentas ofertas. Cuidado, que no es oro todo lo que reluce. La Policía Nacional pide que se desconfíe "chollos" de webs desconocidas o particulares. Y lo hacen después de constatar que el cien por cien de las denuncias por estafa interpuestas en la Comisaría de Jaén son producidas vía internet.

El incremento de páginas web de comercio electrónico, ofertas y anuncios de particulares -y de los intentos de fraude- ha puesto en alerta al cuerpo de seguridad. Y es que la picaresca del timo no conoce límites. Supuestos empleos que prometen fuertes ingresos sin apenas esfuerzo, coches “casi regalados”, apartamentos de ensueño baratísimos o “amores platónicos” en redes sociales, focos de pequeños “multifraudes” en la red. Smartphones, aparatos electrónicos, videojuegos y supuestas gangas ofertadas por particulares en páginas de compra-venta, ganchos preferidos por los timadores ahora. 

LIGUES QUE NECESITAN DINERO

Por su parte, el auge de las redes sociales y de las webs de contactos para búsqueda de pareja afianza el timo ya clásico en Internet de la supuesta ciberenamorada que desea encontrarse con su interlocutor online pero… necesita dinero para llevar a cabo el teórico encuentro entre dos enamorados. Obviamente, ese encuentro con la persona -de la que creemos tener fotos auténticas muy atractivas- no llegará (ni existe).

La sextorsión es otro método habitual utilizado por los delincuentes. Mediante las redes sociales se contacta con la víctima mediante una solicitud de amistad, en ella, normalmente la solicitante suele ser una joven que una vez conectados se interesa por la edad, trabajo, lugar de residencia. Una vez efectuado el intercambio de datos, los delincuentes derivan la conversación hacia preferencias sexuales mostrando imágenes de contenido sexual e incitando a la víctima a participar y compartir sexo virtual mediante la webcam. Todo queda grabado, amenazando y chantajeando a la víctima con la difusión entre sus amistades de las imágenes comprometidas.   

ESTAFAS RECURRENTES

Los agentes recuerdan a los ciudadanos sobre los conocidos como “productos milagro” que se venden en Internet, comercios o a través de estructuras piramidales y que sus supuestas bondades para la salud o bienestar no son científicamente demostrables y muchas veces no son sino el llamado “efecto placebo”.

También destacan entre engaños ya clásicos el de los falsos procesos de casting para modelos de pasarela, show business y similares; la venta de réplicas de ínfima calidad como si fueran productos auténticos; las peticiones de solidaridad con motivos muy diversos -pero siempre conmovedores- a través de cualquier canal para falsas ONG; concursos y concesiones de premios que requieren llamar a números de tarificación especial o suscripción automática a un servicio premium de SMS, que conllevará durante un tiempo un alto coste para el afectado; webs falsas de recarga de móviles…  

Mención especial también dos riesgos de seguridad muy reales para los internautas: aquellos links o archivos que piden que abramos con un atractivo reclamo (un vídeo muy gracioso, espectacular o imágenes llamativas) y que instalará en nuestro ordenador un programa troyano, virus o malware con el que podrán obtener los datos o programar los procesos informáticos que quieran.

El otro riesgo, muy presente en los mails, es el phising, esos correos electrónicos que tratan de engañar a su receptor para que crea que es su entidad financiera o de servicios habitual y le facilite sus datos… para acceder a sus cuentas y robarle.

CONSEJOS 

El primero de todos es mantener el sistema operativo, programas y navegador de nuestro ordenador, tablet o smartphone actualizados, con un antivirus de confianza instalado y un Firewall. Se aconseja ser precavido al comprar online y asegurarse de que conocemos lo que nos quieren vender y podemos confiar en quien lo vende. Si se entra en una página de comercio electrónico, se debe comprobar que opera con un sistema seguro (https), frente al habitual http.

La Policía Nacional aconseja comprobar que el pago se efectúa a través de canales que permiten conocer la identidad y fiabilidad del destinatario (su “rastro”). No atender jamás un mail de phising y reenvíeselo a la Policía. No abrir ningún link de fuente desconocida o que se sospecha que procede de una cuenta “secuestrada” (clickjacking). También recomienda precaución con los servicios o contratos a los que uno queda suscrito de forma automática sin saberlo. Conocer qué números estamos marcando (tarifas normales o no, qué utilidad directa tiene, etc.)

Finalmente, los consejos pasan por revisar de forma periódica las cuentas corrientes, para así poder detectar pagos indeseados, extraños cobros y demás. Cuando un internauta compra: que sepa qué, cómo (en qué condiciones) y a quién, contando con la máxima confianza en la web.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.