Cerrar Buscador

La incidencia entre mayores de 65 años se dispara en una semana

Por Esperanza Calzado - Noviembre 14, 2020
Compartir en Twitter @Esperanza44
La incidencia entre mayores de 65 años se dispara en una semana

Jaén es la segunda provincia española donde más han crecido los contagios en este colectivo mientras algunos hospitales empiezan a aplazar operaciones

Para analizar la evolución de la pandemia y predecir, en la medida de lo posible, su futuro, los expertos tienen en cuenta multitud de variables. Entre ellas, la incidencia de contagios entre los mayores de 65 años que son los que podrían tener más complicaciones y acabar hospitalizados. Es importante adelantarse para evitar colapsos sanitarios y, de momento, los datos de variación de una semana con respecto a la anterior no son buenos para la provincia.

Jaén se ha convertido en la segunda provincia española con la mayor incidencia de casos entre mayores de 65 años detectados los últimos 7 días. Así lo comunica el Ministerio de Sanidad, que apunta a que esta tasa es de 346 casos por cada 100.000 habitantes. La única provincia española que está por delante del mar de olivos es la vecina Granada, con una incidencia de 525. Por detrás de Jaén, Burgos, con 315.

De acuerdo con la información recabada por la Consejería de Salud y Familias, 2.600 jiennenses de entre 65 y 84 años han contraído el virus a lo largo de los últimos meses. Se les tiene que añadir los 1.000 infectados mayores de 85 años. Así, el total es de 3.600, de los cuales 988 se han contagiado en las dos últimas semanas. Además, han fallecido 332 personas dentro de esta franja de edad, es decir, más del 80 por ciento del total de víctimas mortales jiennenses por coronavirus desde que comenzó la pandemia.

El incremento de casos y, sobre todo, la previsión de que pudieran complicarse y requerir hospitalización ha hecho que los hospitales de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, es decir el de Andújar y los de Alta Resolución de Sierra de Segura, Alcaudete, Alcalá la Real y Cazorla, hayan comenzado a adaptar su actividad quirúrgica para prepararse para el aumento de casos. El objetivo es dar respuesta con una mayor agilidad, en caso de que se produjera un pico de demanda asistencial.

En este sentido, al igual que en la primera ola de la pandemia, en los quirófanos se mantiene la actividad urgente, preferente y oncológica, así como las intervenciones necesarias para resolver problemas potencialmente graves de los pacientes, los partos y las cesáreas. Según apunta el gerente de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir, Pedro Manuel Castro, todos los profesionales están colaborando "con voluntad y agilidad" en la adaptación de sus centros para prestar asistencia y cuidados a los pacientes en función de las necesidades que van surgiendo cada día.

Por el momento, se mantiene la programación normal de consultas externas y las pruebas diagnósticas, si bien es cierto que las consultas telefónicas para algunos casos, como son el seguimiento de tratamientos o la entrega de resultados, se está manteniendo siempre y cuando es factible para evitar el desplazamiento de los pacientes a los centros de cara a velar por su seguridad y comodidad. Por su parte, tanto en Urgencias como en Hospitalización se mantienen los circuitos diferenciados: uno de ellos está destinado a pacientes con problemas respiratorios y otro para el resto de pacientes. Estos circuitos están atendidos por personal exclusivo en cada uno de ellos.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK