Cerrar Buscador

Juan Saldaña 'para los pulsos' con su pintura apasionada

Por Javier Cano - Octubre 30, 2019
Juan Saldaña 'para los pulsos' con su pintura apasionada

El artista sevillano expone una colección de óleos de gran formato en la iglesia ubetense de San Lorenzo con la copla como pretexto temático

"No te pongas triste, / sécate ese llanto, / hay que estar alegre, mírame y aprende, / no me quieras tanto".

Es el estribillo de una célebre copla del trío de ases del género (Quintero, León y Quiroga) y la recomendación tonadillera que hace el pintor sevillano Juan Saldaña (Alcolea del Río, 1963). El artista expone, desde el pasado viernes y hasta el 15 de diciembre, Que se me paren los pulsos, en la iglesia ubetense de San Lorenzo, ese espacio de excepción que une a su sobrecogedora belleza de templo en desuso una muestra pictórica no menos sugerente. Toda una declaración de intenciones ya desde su título, que remite a un verso de la antológica Y sin embargo te quiero (top folclórico donde los haya) pero que, al final, es mucho más que eso:

 El pintor, rodeado de alumnos de la Escuela de Arte Casa de las Torres.
El pintor, rodeado de alumnos de la Escuela de Arte Casa de las Torres.

"Yo creo que la copla en sí es un género y un soporte musical que está perfectamente cerrado y hecho, lo único que intento es hacer puentes, de alguna manera, por si alguien se quiere interesar, pero simplemente eso: en mi pintura siempre estoy hablando de lo mismo", aclara el pintor. ¿Quién mejor que el propio Saldaña para definir ese "mismo" que es el leit motiv de su producción artística?: "Siempre me ha interesado la gente, la temática de las relaciones a nivel amistad, sexual, cualquier tipo de vivencias del ser humano".

Con estos mimbres comenzó a construir el creador hispalense una colección de veinte cuadros que posteriormente creció hasta los treinta, de los que los diez de mayor tamaño y en blanco y negro exhibe ahora en Úbeda de la mano de la Fundación Huerta de San Antonio: "Es una exposición que tiene una calidad artística grande, una reinterpretación de la copla, de sus letras, y con una historia muy bonita detrás", aclara Manuel Berlanga, uno de los alma mater de la fundación. En cuanto a la vinculación de Saldaña y esta exposición con la ciudad renacentista, Berlanga lo deja claro: "Ha sido docente, nueve años, en la Escuela de Arte Casa de las Torres, y allí pintó estos cuadros durante dos veranos". 

Pero, ¿a qué historia se refiere? ¿Qué hay detrás de Que se me paren los pulsos?: "Subí un día al desván de mis padres y buscando una cosa, encontré una caja con unas cartas de amor en una lazada, como antiguamente se hacía. En una de ellas apareció una nota diferente a todo lo demás, y en esa nota me sorprendió una infidelidad, un juego a tres bandas. Me quedé un poco ahí, me callé y ya está". 

Terrible sería que la historia acabara así, pero afortunadamente hay mucho más: "Lo curioso fue que dos años más tarde, estando en Almería destinado, fui a ver una película de Almodóvar, Los abrazos rotos, y a los títulos de crédito empezó a sonar en voz de Miguel Poveda ese escrito que yo me encontré en las cartas de aquel antepasado, y era la letra de la copla A ciegas".

Saldaña entendió que, a partir de ese momento, tenía un camino temático que recorrer por delante y se tiró a los brazos de la copla, un género que no era precisamente su música en el coche pero que terminó por conquistarlo, además de convertirse en musa de su pintura, como un Romero de Torres pero en modo siglo XXI: "No te llevan a un folclorismo ni a un extremo, son desnudos y un mantón negro que tomo como hilo conductor", advierte el artista.  

Capaz de parar los pulsos a quien se entregue a la contemplación sosegada de sus prodigiosos retratos plenos de pasión, Juan Saldaña deja el mismo sabor de boca en el visitante al templo de San Lorenzo que el que queda, durante un buen rato, después de masticar con los oídos En el último minuto, de doña Juana Reina. 

 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.