Cerrar Buscador

La solidaridad cuelga de las paredes de La Económica

Por Javier Cano - Noviembre 14, 2019
La solidaridad cuelga de las paredes de La Económica
Rafael López-Sidro posa ante los cuadros acompañado de las hijas del pintor.

De pastor a pintor muestra una selección de la obra del fallecido Pedro de Castro a favor de la acción social y caritativa de Cáritas Diocesana de Jaén

En la sala de exposiciones de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de la capital jiennense huele a arte y, estos días, a solidaridad. Es el perfume que desprenden los cuadros del desaparecido artista escurialense Pedro de Castro (1925-2001), una antología fruto del talento innato de uno de los creadores más singulares del panorama pictórico de su tiempo puesto al servicio, ahora, de quienes más lo necesitan. No en vano, la muestra llega a Jaén con carácter benéfico para colaborar con la tarea asistencial de Cáritas Diocesana.

"La familia del pintor tienen interés en dar a conocer el trabajo de su padre y lo hacen a través de asociaciones caritativas que no tengan ánimo de lucro; lo hicieron con Cáritas de Toledo y, a través de una amistad con una familia de Linares, se pusieron en contacto con nosotros", aclara Rafael López-Sidro, director de la entidad en Jaén. "Del dinero que recauden por la venta de los cuadros, nosotros recibiremos una parte", apostilla.

En la biografía de De Castro conviven aspectos tan peculiares como su carácter autodidacta (se le conocía como el pastor poeta, por el oficio que ejerció en su juventud), que no le impidió, sin embargo, firmar una obra plena de conocimiento técnico, hasta el punto de copiar un cuadro tan emblemático como El entierro del conde de Orgaz, de El Greco, y merecer que sea considerado una de sus mejores reproducciones de entre las numerosísimas que existen: "Se hizo a sí mismo y logró una alta calidad", asegura López-Sidro.

Quienes deseen acercarse a la producción de Pedro de Castro pueden hacerlo desde el pasado lunes y hasta el martes 19 de noviembre, de siete de la tarde a nueve de la noche. Esta tarde, además, a partir de las siete, familiares del creador nacido en El Escorial hablan de su vida y de su creación ante los visitantes, en una cita que se promete muy interesante.

Allí, en la sala de la Plaza del Deán Mazas, los cuadros del artista madrileño que pasó De pastor a pintor aguardan no solo para ser admirados (que también), sino que ofrecen la posibilidad de convertirse en el mejor regalo posible para las fiestas navideñas. 

Sí, tener un De Castro en el lugar de la casa donde más se pueda disfrutar su visión es más que asequible con solo pasarse por esta exposición y adquirir una de las piezas. Además, el afortunado comprador se convierte en benefactor en el mismo momento de hacerse con él, al mismo tiempo que engrosa su pinacoteca particular con una firma de prestigio: la de un cuidador de ovejas que cambió, con éxito, el cayado por los pinceles.

 

 

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.