Cerrar Buscador

'Treinta años no son ¡na!': la visión de DeLara

Por Esperanza Calzado - Agosto 11, 2019
'Treinta años no son ¡na!': la visión de DeLara

El artista peroxileño expone una antología del trabajo realizado durante los últimos treinta años

José Carlos Lara nació un 30 de octubre de 1968 en el antiguo Hospital de Santiago de Úbeda. El menor de cuatro hermanos, pasó su infancia en Torreperogil y pronto subo que quería dedicar su vida al arte. Su familia vivía en una antigua almazara, un pequeño universo a los ojos del chico que ya mostraba su afición a la literatura de ficción y los cómics, potenció su imaginación. Su infancia se desarrolló entre personajes y aventuras, desde Mortadelo y Filemón hasta Spiderman. Muy dotado para el dibujo y la caricatura tuvo muy claro desde el primer momento cómo pensaba ganarse la vida y ahora repasa los trabajos de sus últimos treinta años.

Así, el artista conocido como DeLara ha presentado su nuevo proyecto 30 años no son ¡na!. Se trata de una antología que incluye la exposición de pintura La Fiesta de las Quimeras (Casa de la Música del 1 al 30 de Septiembre 2019) y dos muestras paralelas, la fotográfica que son Intrusos en el Paraíso (Pub Doble 00 del 1 al 15 de septiembre) y Treinta Años de Casteles Teatrales (Sede Ponfin Teatro, del 1 al 15 de septiembre).

En la presentación de la antología estuvo acompañado por Juan Francisco Torres, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Torreperogil. El autor definió así su nuevo trabajo: "Es la visión antológica de la exposición, donde el público puede obtener una visión global de mi obra y del trabajo realizado durante más de treinta años”.

José Carlos Lara es uno de los creadores de la Asociación de amigos de la música de Vanguardia que organizaría los festivales Solo música de la ciudad. Colaboró con la compañía de teatro Arena y viajó por casi toda la geografía peninsular. Fue una de sus grandes influencias y el detonante de la aparición de nuevos materiales expresivos en sus obras: los barnices, las resinas y los polímeros sintéticos.

Realizó su primera exposición individual en la sala Telón de Granada. El año 1993 supone un punto de inflexión en su trabajo. Su proyecto “Iconografías” ya tiene un planteamiento y una dirección claras, y el estilo quedaba definido. El apodo “DeLara” surgiría entonces como una broma de los compañeros precisamente debido a ese estilo difícilmente clasificable. A partir de 1997 es cuando comienza a realizar su obra más prolífica y cuando su trabajo se abre a diferentes campos. Desde el año 2000 hasta hoy expone regularmente en Jaén, en diferentes salas, la segunda serie de su obra Iconografías. Escenas de la memoria oculta.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.