Cerrar Buscador

Fabricación y comercio de armamentos

Por Redacción - Octubre 15, 2018
Fabricación y comercio de armamentos
Lola Contreras, en el centro, durante el debate sobre la venta y fabricación de armas, en la Parroquia San Juan Bosco.

Militantes, amigos, simpatizantes y familiares de la Hermandad Obrera de Acción Católica participaron recientemente, en la Parroquia de San Juan Bosco, en el debate y reflexión cristiana sobre fabricación y venta de armamento, Trabajo Decente y PAZ, organizado por la HOAC.

Se partió de un hecho conflictivo que ha generado división de opiniones en las últimas semanas: el contrato firmado por el Gobierno de España para la construcción de cinco corbetas de guerra en los astilleros de Navantia en Cádiz, por encargo del reino de Arabia Saudí. Según algunas fuentes: “El mayor contrato en la historia que supondrá una gran carga de trabajo en una provincia como Cádiz con un alto nivel de desempleo”.

En primer lugar, los asistentes pusieron sobre la mesa argumentos a favor y en contra de esta decisión desde el punto de vista del gobierno, los trabajadores-sindicatos y la ciudadanía de Cádiz, poniendo de manifiesto el conflicto guerra-paz-trabajo.

A continuación un miembro de Amnistía Internacional informó de cómo se vulneran los Derechos Humanos en Arabia Saudí y de cómo las armas se usan en contra de una población indefensa como es el Yemen.

Se leyeron y compartieron después distintos textos de la Doctrina Social de la Iglesia en torno el bien común y la dignidad de la persona, el trabajo humano como bien de la persona y de la sociedad al servicio del bien común, la encíclica: Paz en la tierra de Juan XXIII y distintos textos del evangelio.

Basándose en lo anterior, se consideró por los asistentes que los derechos humanos no son negociables. En el reino saudí diariamente se violan los derechos humanos más elementarles y con alta probabilidad las corbetas serán utilizadas contra civiles y para mantener el bloqueo naval en Yemen. Es inmoral que España sea la sexta potencia en venta de armamento en el mundo. Es inmoral que se utilicen los puestos de trabajo y el derecho al trabajo como cortina de humo para tapar intereses geopolíticos nada transparentes.
Viendo la necesidad de hacer oír otras voces como la de Amnistía Internacional, Greenpeace, Intermon Oxfam y FundiPau que han rechazado este contrato, dando amplias y convincentes razones para ello.

Como cristianos tenemos que desvelar que hay alternativas civiles para una empresa como Navantia, que no pasan por la venta de armamento a Arabia Saudí. Navantia no necesita para su supervivencia el contrato de las corbetas para la infame dictadura saudí que está detrás de laguerra en Yemen. Sabemos, por ejemplo, que España ha rechazado la construcción de 66 barcos anticontaminación.

Entendemos que las organizaciones sindicales y políticas y la ciudadanía en su conjunto deberíamos presionar a las autoridades gubernamentales en pro de una producción civil de los astilleros que abandone el hábito de aceptar los planes que se urden por parte de los diferentes ministros de defensa. Hay ejemplos de que esto es posible: el primer ministro canadiense declinó en vender armas a Arabia Saudí.

Finalmente, como cristianos, nos comprometemos a ser artífices de paz y de otros mundos posibles, allí donde estemos, compartiendo en nuestros ambientes de trabajo, en nuestras parroquias y en las organizaciones que participamos lo que hemos esta reflexión. Creemos que la paz y el trabajo decente son las dos caras de una misma moneda y las aspiraciones de los trabajadores de aquí deben ser las mismas que las de los trabajadores de Yemen, que sufren junto con sus familias las consecuencias del comercio de armamentos: la guerra, siempre injusta.

Por Hermandad Obrera de Acción Católica. Hoac Jaén

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.