Cerrar Buscador

El camionero que felicita a su hija desde la distancia con la Policía Local

Por Fran Cano - Abril 01, 2020
Compartir en Twitter @FranCharro

Ángel Cano lleva un mes sin ver su hija, ayer pudo felicitarla por su undécimo aniversario gracias al gesto de la Policía Local de Alcalá

Ángela Cano no olvidará el día que cumplió 11 años. Ni la pandemia ni la distancia física evitaron que su padre, Ángel Cano, la felicitara en público. El camionero contó con la complicidad de la Policía Local de Alcalá, que cumplió los deseos del padre y se desplazó hasta la vivienda donde Ángela reside junto con su madre y su hermano Juanjo.

"Era la única forma que tenía de estar cerca de ella y que ella también me sintiese a su lado", relata hoy Ángel Cano en conversación con este periódico. Habla por teléfono desde una estación de servicio en Guadarrama. Ayer dejó la nieve atrás y reconoce que todo ahora es más difícil. "Son horas y horas sólo. Y llevo ya un mes sin ver a mis niños, porque tengo que extremar las precauciones", cuenta.

Ayer, en torno a las ocho de la tarde, agentes de la Policía Local de Alcalá leyeron por el megáfono la carta que Cano le había escrito a su hija: «Nunca habíamos pasado un 31 de marzo alejados el uno del otro. Feliz cumpleaños princesa, que seas fuerte y cuides a tu hermano», reza un fragmento de la carta, que fue rematada con la sirena y con los aplausos.

El padre está muy agradecido a la familia Martín Huertes de Ribera Alta que lo puso en contacto con Jesús Aguilar, concejal de Seguridad Ciudadana. El edil y su equipo hicieron posible el detalle, que impactó a la pequeña, pues no lo esperaba. "Estoy muy agradecido al Ayuntamiento y a las Fuerzas de Seguridad de Alcalá. Lo han hecho perfecto", celebra Ángel Cano. El sábado pasado también hubo otra felicitación en el barrio de La Tejuela a un joven llamado Alejandro.

La escena conmovió a los vecinos que estaban a las 20:00 horas en los balcones, listos para aplaudir a los profesionales en primera línea, como ya es tradición desde que se instauró el confinamiento. "Pude hablar con ella, y la verdad es que le impactó mucho", revela el padre acerca de la sorpresa.

Ángel Cano reconoce que no tiene la mejor pluma de la provincia. Ni falta que ha hecho. "Sé que a veces puedo parecer alguien un poco duro, pero claro que tengo mis sentimientos", razona. El deseo para el año que viene es obvio: que el coronavirus sea historia y que padre e hija puedan celebrarlo juntos, con un abrazo.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK