Cerrar Buscador

Últimas tardes de historias en Roldán y Marín

Por Fran Cano - Mayo 12, 2022
Compartir en Twitter @FranCharro
Últimas tardes de historias en Roldán y Marín
La 35 edición de la Feria del Libro en la calle Roldán y Marín. Foto: Miguel Ángel González.

Lectores, editores, autores y libreros destacan el acierto del escenario de la 35 edición de la Feria del Libro de Jaén

La 35 edición de la Feria del Libro de Jaén encara sus últimos días. Será el domingo 15 de mayo cuando no haya más historias que contar y que leer en la calle Roldán y Marín, escenario novedoso que se ha ganado el aplauso de lectores, editores, autores y libreros de la capital. Tanto da la mañana como la noche: el lugar enamora por el tránsito de gente, escoltada por cientos de libros, en el centro de la capital.

—Al ser un sitio de paso siempre hay movimiento —reconoce José Luis García, responsable de Metrópolis.

Hace la afirmación cuando pasan las 21:00 horas del miércoles 11 de mayo. Y justo cuando acaba de decir la frase entra en escena Ignacio Martínez de Pisón, escritor y guionista con espacio propio en la feria. Saluda a García y ambos departen brevemente.

—Hay que escribir bien los libros y también hay que saber venderlos —le dice el dueño de Metrópolis al autor de Fin de temporada.

Quienes venden libros todo el año aplican fórmulas de venta para la feria. Por ejemplo, elegir los 100 títulos que más se venden en España y los 30 más demandados en el establecimiento.

—Planteamos la Feria del Libro pensando en los lectores ocasionales —concede García. En efecto, es una oportunidad para descubrir no sólo autores, sino el placer de la lectura.

Tranquilo en su estand de Líberman, junto al de Don Libro, el autor y editor Pedro Molino insiste en que en el mundo sobran bombas, pero nunca sobran libros.

—Cualquier expresión de creatividad es bienvenida, venga de un autor profesional o de alguien que decide contar su historia —dice en conversación con este periódico.

Jueves 12 de mayo, diez de la mañana. Abre de nuevo la feria, sigue el tránsito de gente y llama la atención uno de los grandes protagonistas: el Escribano Cervantino, que no para en su tarea con los marcapáginas desde una caseta. Se llama Paco del Pozo, pero prefieren que lo conozcan y lo divulgan tan cual reza en Instagram, @elescribanocervantino. La gente queda muy sorprendida con su capacidad con la pluma.

Otra expresión del movimiento en la zona: ua repartidora deja un paquete de libros en uno de los estands y sale, carrillo en mano, del espacio a las prisas. También tienen representación Los Libros de Minnie, Librería Escolar, la Asociación de Editores de Andalucía, la Universidad, la Junta de Andalucía y la Diputación. Quedan aún presentaciones en el antiguo edificio de Banesto, el apéndice de una feria que lleva los libros a la calle. Más historias esperando a ser compradas y leídas en Roldán y Marín.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK