Cerrar Buscador

Rus busca un cartel que destaque la Fiesta de Mozos y su interés turístico andaluz

Por Esperanza Calzado - Febrero 03, 2019
Rus busca un cartel que destaque la Fiesta de Mozos y su interés turístico andaluz
Mozos de Rus en Fitur. Foto: Ayuntamiento de Rus

El Ayuntamiento convoca un concurso de "ingenio y diseño" para la creación del cartel de bienvenida que destaque la reciente declaración como Fiesta de Interés Turístico de Andalucía

Rus está de celebración desde el pasado mes de diciembre. Alcanzaron un objetivo por el que vecinos y Administración han ido de la mano para lograrlo. Se trataba de poner su fiesta en valor y lo consiguieron. Su Fiesta de Mozos, con 330 años de antigüedad, fue declarada Fiesta de Interés Turístico, un hito avalado por las cinco mil firmas recogidas. 

Con esta declaración, se pone en relieve la riqueza, variedad y singularidad del patrimonio andaluz. Se destacan aquellos recursos turísticos que poseen una considerable trascendencia turística en términos de demanda y que sobresalen por su contribución al desarrollo de los valores propios y de tradición popular que conforman la imagen turística de Andalucía. Ahora, el Ayuntamiento da un paso más para realzar la festividad. Por eso, ha convocado un concurso de "ingenio y diseño" para la creación de cartel de bienvenida que destaque la reciente declaración como Fiesta de Interés Turístico de Andalucía.

Entre los requisitos que deben cumplir los aspirantes, que contenga un 'mascarilla' o cualquier otra imagen alusiva a la festividad. Puede ser tanto un montaje fotográfico como una edición digital, y se debe incluir el escudo de Rus. El premio para el ganador es de 300 euros. El plazo de presentación concluye el próximo 15 de febrero.

ORIGEN

La Fiesta de Mozos es la más singular de todas las tradiciones de Rus. El origen se remonta al siglo XVII, entre 1678 y 1693. En aquella época, las comarcas de Baeza y Úbeda sufrieron grandes pestes y epidemias. La llamada "bubónica" fue la que más afectó a los muchachos ruseños de entonces, los llamados mozos. 25, según los estatutos de la Hermandad del Santísimo, fueron los afectados, según relata el Ayuntamiento en su página web.

La población de entonces se vio diezmada y cundió el miedo. Dice la tradición oral que los ruseños, que eran profundamente religiosos, imploraron al Santísimo y lo sacaron en procesión rogativa para que cesara aquella terrible epidemia mortífera. Cuentan que desde aquel momento no se produjeron más contagios, un 'milagro'. Los mozos que se salvaron y el resto de la población decidieron conmemorar el acontecimiento disfrazándose para dar rienda suelta a su alegría. Una especie de carnaval en pleno epílogo veraniego o prólogo otoñal y de aquí, junto con la procesión, su carácter extraordinario y atípico.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK