Cerrar Buscador

"Alcaudete, tú en ella y yo por ella"

Por Redacción - Julio 13, 2019
"Alcaudete, tú en ella y yo por ella"

La Villa de Alcaudete se prepara para el gran pasacalles de esta noche y para evitar que el pueblo caiga en manos enemigas

Diversión y espectáculo se dan la mano con un toque de magia para viajar en el tiempo. Las Fiestas Calatravas de Alcaudete llegan hoy a un punto álgido con el Asalto a la Villa. Un viaje en el tiempo que desde ayer transforma el conjunto histórico que forman el Castillo Calatravo, la Iglesia de Santa María y todo su entorno, cubierto con puestos de mercaderes medievales, campamentos que recrean a la perfección la vida medieval y sobre todo: la gente.

Cientos de alcaudetenses vestidos a la usanza medieval recorren, desde ayer, las calles, en medio de espectaculares pasacalles, animales exóticos, suntuosos ropajes, soldados tanto cristianos calatravos como hordas nazaríes que se enzarzan en combates en medio de sus calles y plazas.

 Fotos: Fiestas Calatravas de Alcaudete
Fotos: Fiestas Calatravas de Alcaudete

La recreación histórica es la clave de esta Fiesta, a la que por supuesto no le falta el disfrute de suculentas viandas y música. Anoche, el parque de Nuestra Señora de la Fuensanta acogió el pasacalles inaugural de las diestas. Participaron varias asociaciones locales de recreación histórica como Imperium, Militia Regis o Cardyra y varias agrupaciones musicales que pusieron animación a los cientos de alcaudetenses que vestidos de época acompañaron el desfile. A la llegada al centro histórico, comenzó la primera de las recreaciones históricas: la primera incursión nazarí que rapta a campesinos y plebeyos y amenaza con asaltar la Villa de Alcaudete.

Los torneos medievales son otro gran atractivo de las Fiestas. A golpe de espada, lanzas y galope a caballo, poderosos caballeros se baten en duelos, saltando chispas del choque de sus espadas. Todo para proclamar al Comendador y Salvaora de la Villa 2019, personajes honoríficos de las Fiestas que tendrán su papel protagonista al día siguiente, sábado. Todo esto ocurre lógicamente en el imponente espacio del Castillo y Santa María. La magia de la noche y la iluminación nos adentran en el periplo de la Edad Media, sin olvidar que son unas Fiestas para disfrutar y que ofrece multitud de ofertas: cenas medievales en el Castillo, visitas turísticas a los principales monumentos, música, espectáculos circenses, exhibiciones de armas, impresionantes armas de asedio en el Castillo y por supuesto, una programación especial para el público infantil.

Hoy es el gran día de Fiestas Calatravas. En el pasacalles de este día participan más de mil personas entre músicos y escuadras de campesionos, moros y nazaríes y soldados calatravos cristianos. Resultan espectaculares las vestimentas de las escuadras, que desfilan al son de marchas de moros y cristianos. Este enorme "ejército" se dirige nuevamente hacia la Puerta del Arco de la Villa. A la llegada, el Comendador da la orden de que se cierren, cerrando el acceso al entorno del Castillo, puesto que se acerca la amenaza Nazarí.

El ejército de Cardyra se acerca para derribar las (reales) puertas. Es la espectacular recreación histórica del Asalto a la Villa, en la que intervienen cientos de alcaudetenses y especialistas de combate. Un ariete musulmán golpeará ferozmente esta puerta hasta derribarla. Será entonces cuando el pueblo alcaudetense, levantado contra el invasor por la figura de "la Salvaora" salga a defender su ciudad. Armados con horcas, palos y piedras se enfrentarán al ejército Nazarí del Reino de Granada. Ante la cercana Victoria el Comendador de la Orden de Calatrava saldrá con sus soldados a apoyar a los campesinos alcaudetenses y juntos derrotarán al invasor.

El domingo es día para disfrutar y deleitarse con su mercado. Todo el mundo aprovecha para comprar algunos artículos muy interesantes traídos desde muy lejos. Y disfrutar del último espectáculo de recreación histórica. Este año, un "riepto", una reyerta entre soldados calatravos y que ofrece la Asociación de Recreación histórica local "Militia Regis". Y lo cierto es que este "deporte medieval" tiene sus seguidores. Impactan los brutales golpes que se propinan, aún asegurando que son totalmente seguros para ellos.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.