Cerrar Buscador

Francisco Ramírez Cueva: "Soy un pegalajeño más, así me siento"

Por Javier Cano - Octubre 30, 2022
Compartir en Twitter @JavierC91311858
Francisco Ramírez Cueva: "Soy un pegalajeño más, así me siento"
Francisco Ramírez Cueva dirige a la banda de Escañuela.

Músico profesional en la Orquesta Sinfónica de Córdoba, se confiesa un enamorado de su tierra natal y no duda en arrimar el hombro a cualquier causa benéfica

Dice que no se considera un ejemplo para nadie y que, de ser algo, es como mucho "un pegalajeño más", pero el currículo de Francisco Ramírez Cueva (Pegalajar, 1989) desmiente por completo su humildísimo autorretrato: 

"Intento siempre ayudar a todo el que me lo pide ayuda, y estoy muy contento porque, cuando yo empecé, había muy pocos niños en el conservatorio y ahora cada vez hay más, los padres y las familias se han implicado con sus hijos. ¿Pero un referente? No, no me siento un referente".

La música es su vida desde que, prácticamente, tiene uso de razón, a ella se entregó cuando no alzaba ni un palmo del suelo y ahí sigue, dando la nota (en el mejor de los sentidos) como instrumentista y director en su pueblo, en Escañuela, en Córdoba...

Que si la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de la Mezquita suena como suena, mucho tiene que ver en ello este trombón bajo con acento de orilla de Charca y mar de olivos, licenciado en Interpretación Musical en el Conservatorio de Barcelona tras pasar por el de Jaén, director de la Banda de Música de Escañuela (el pueblo de aquel gran pintor que se llamó Manuel Serrano Cuesta) y del Coro Romero Soñando con ella, senderista, ciclista, amigo de la historia de los pueblos, amante de la Semana Santa...

 Con sus padres, Francisco y Catalina, su hermana Mari Nieves y su sobrino Iván. Foto cedida por Francisco Ramírez.
Con sus padres, Francisco y Catalina, su hermana Mari Nieves y su sobrino Iván. Foto cedida por Francisco Ramírez.

Y eso que no viene de familia musical, o casi: "Mi padre me cuenta que mi abuelo, cuando estaba en la mili, tocaba la corneta, pero nada más". Vamos, que no es herencia genética su talento. Pero fue cumplir los diez años de vida y darse cuenta de que lo suyo era estar detrás de un instrumento, primero en la banda Amigos de la Música de Pegalajar y después lo mismo en la orquesta de Barcelona que en la del Teatro Real de Madrid, la Joven de Cataluña, la de Galicia, la de Andalucía, Pamplona... Pero como su Pegalajar, "nada", asegura:

"Este año no estoy viviendo en Córdoba, al fin y al cabo Pegalajar está a una horita más o menos; voy y vengo". Como que no puede pasar mucho tiempo fuera de su patria chica, no le deja tiempo a la nostalgia para que lo invada, presume de pegalajareño y ejerce como embajador de su pueblo cada vez que le dan la oportunidad: 

"Cuando estoy en el pueblo es cuando mejor estoy, cuando mejor estudio; soy muy familiar, y además en el pueblo hay gente muy buena", sentencia. Lo dicho, en cuanto le dan la oportunidad... Debe de tener razón, si se atiende a su buena disposición para arrimar el hombro en cuantas causas lo requieren, lo mismo con la batuta de la banda escañolense que con el ritmo contagioso del coro romero:

"Colaboramos con diferentes hermandades en zambombás, para la Noche en blanco de Pegalajar, la misa de la Virgen de la Cabeza...; en todo lo que podemos estamos presente", comenta. Que lo digan si no desde la Asociación de Mujeres 'Oriental', del municipio donde vio la luz primera el letrista Francisco Almagro: 

"El coro Navideño de 'Oriental' solo tiene elogios para este gran músico y buen profesional, como es Francisco. Él ha sido, durante unos años, nuestro director y queremos resaltar su gran labor con nuestro coro. Fran es una persona paciente, divertida y un gran amante de nuestra tradición navideña, sabe transmitir su gran pasión por la música a los componentes de este coro logrando así grandes resultados, no se rinde nunca y sigue ensayando incluso cuando las expectativas no son muy buenas, es incansable y así saca de este coro de aficionad@s todo lo bueno y lo mejor que tenemos. Es una persona que desinteresadamente hace una labor increíble", concluyen desde el colectivo.

 Al frente del coro rociero pegalajareño con el que da rienda suelta a su veta solidaria.
Al frente del coro rociero pegalajareño con el que da rienda suelta a su veta solidaria.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK