Cerrar Buscador

Frente a un año de sequía

Por Esperanza Calzado - Octubre 07, 2019
Compartir en Twitter @Esperanza44
Frente a un año de sequía
Imagen de archivo de la Fernandina.

Los embalses siguen sin superar la barrera del 31% y las previsiones no apuntan lluvias. Organizaciones como UPA muestran su preocupación por la sequía

Las reservas de abastecimiento de Jaén están en situación de "prealerta", igual que el Aguascebas. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir activa este indicador cuando el riesgo de sequía se define como medio. En peor situación se encuentra el Dañador, que ha pasado a la fase de "alerta". El año hidrológico ha terminado con una media de 435 litros de agua por metro cuadrado, lo que hace que los embalses apenas superen el 31% de su capacidad.

En concreto, el Dañador se encuentra al 73%; el Aguascebas al 56%; el Quiebrajano al 44%, y el Tranco a un 35,85%. Las precipitaciones más abundantes desde el inicio del año hidrológico se registraron en la cabecera del Guadalquivir, en concreto en el Tranco de Beas y el Aguascebas, con 827,7 y 748,3 litros por metro cuadrado, respectivamente. Pero no son suficientes. 

Organizaciones como UPA Jaén muestran su "enorme preocupación" ante el momento de sequía que atraviesan los campos jiennenses. El secretario general de la organización agraria, Cristóbal Cano, recuerda que la escasez de precipitaciones es la causa fundamental por la que este año la recolección de la aceituna viene más adelantada y, sobre todo, es la consecuencia de que la próxima cosecha sea sintomáticamente menor a la pasada.

Los datos publicados por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) alertan de la situación de sequía. Si se une a la vecería propia del cultivo del olivar, corrobora la preocupación por cuanto la cosecha de aceite se verá reducida de forma importante. Eso sí, gracias a los riegos extraordinarios que se han venido desarrollando en verano, el fruto existente en el árbol se ha mantenido y las últimas precipitaciones han permitido respirar un poco más al secano. Con todo, el año hidrológico concluye con unos olivos en clara situación de estrés hídrico.

 

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK