Cerrar Buscador

Galapán Film, el único festival andaluz en la 'Champions' del corto

Por Javier Cano - Febrero 04, 2020
Galapán Film, el único festival andaluz en la 'Champions' del corto

La Asociación de la Industria del Cortometraje concede el Certificado de Calidad 2020 al certamen que tiene lugar, cada verano, en el municipio de Santiago-Pontones 

"Somos el único festival de Andalucía que tiene el certificado, estamos ya entre los diecinueve mejores de España". Así de satisfecho, de pletórico, se encuentra el director del Galapán Film Festival, Sergi González, tras la concesión del Certificado de Calidad 2020 concedido por la Asociación de la Industria del Cortometraje a la cita estival de este género en el municipio de Santiago-Pontones.

Una distinción que sitúa al certamen jiennense entre las grandes citas españolas del corto: "Ver nuestro festival al lado de festivales como la Semana de Cine de Medina del Campo o el de Aguilar de Campoo, que llevan veinte y treinta años funcionando..., y ahí estamos nosotros con cuatro añitos y vamos para el quinto, es una auténtica locura, era algo impensable", confiesa. 

Si el logro es mayúsculo, el secreto para alcanzarlo tampoco es moco de pavo: una apuesta por la calidad y la profesionalidad a la hora de hacer sentir a los realizadores de cortos en la Meca del género: "La asociación prima el buen trato al cortometrajista, ellos defienden sus intereses, evidentemente, y nosotros los tratamos muy bien, se van de aquí encantados". Con estos mimbres, Sergi González lo tuvo claro desde el principio, se volcó en hacer de este festival un encuentro más que apetecible para los talentos de la gran pantalla y, de paso, convertir Santiago-Pontones en la capital andaluza del género.

 La actriz María Pedroviejo, David Janer, Sergi González y Luis Arranz (productor de cine), en una imagen de una edición anterior.
La actriz María Pedroviejo, David Janer, Sergi González y Luis Arranz (productor de cine), en una imagen de una edición anterior.

"Partimos con una ventaja, y es que yo he sido cocinero antes que fraile; tengo cuarenta y ocho años y desde que tenía veinte (mucho antes de empezar a dirigir el festival) hago cortos. Gracias a Dios me ha ido bien, he ganado muchísimos premios con mis trabajos y he estado en multitud de festivales: de cada uno me he ido quedando con lo mejor". 

Así, con las alforjas de la memoria repletas de iniciativas, González ha conseguido todo un hito que, eso sí, no sería más que humo sin el apoyo sin fisuras del Ayuntamiento de Santiago-Pontones, como reconoce el propio director: "Por suerte, Pascual González, el alcalde, ha confiado en mí ciegamente desde el primer día, la implicación del Ayuntamiento es maravillosa; sin ellos esto hubiera sido totalmente imposible", asegura, y sentencia: "Junto con la administración local, la Diputación Provincial es la otra columna económica del Galapán Film Festival".

Cada verano, el festival atrae a mayor número de cortometrajistas y de público ávido de buenas historias. Gente que, a la par que disfruta de nuevas propuestas, hace al municipio beneficiario del movimiento de personas que registra el pueblo. "Los beneficios son incalculables; un director desde Madrid, por ejemplo, se queda alucinado con la ubicación, con el paisaje, de Camino a Santiago se puede cruzar con una cabra montesa, puede ver un ciervo o un jabalí", aclara el cineasta. 

QUINTA EDICIÓN

Para la edición de este año, el festival mantiene abierto el plazo de recepción de cortometrajes desde el pasado 1 de febrero. 4 días escasos en los que la organización ha recibido ya casi 40 trabajos procedentes de 12 países: Suecia, Líbano, Corea del Sur, Brasil, Alemania, Francia, Albania, Argentina, México y Estados Unidos. Como novedad este año, los cortometrajistas aspirantes pueden enviar sus obras hasta el 31 de mayo, de forma que se amplía el periodo en un mes: "En 2019 recibimos 540, un crecimiento del 135 por ciento con respecto a la primera edición, que fueron 233; con esta ampliación aseguramos a los directores que todos sus cortos se van a ver en las condiciones que se merecen y con el suficiente tiempo". 

Otra de las novedades afecta a la cuantía de los premios, cuya dotación asciende en todas sus categorías. Así, el ganador del certamen se embolsará 1.000 euros, además del prestigio de coronarse en uno de los principales encuentros del género en España: "Este era uno de mis objetivos, me dan mucha rabia los festivales de cortos que no tienen premio en metálico", sentencia el responsable del certamen. No en balde (continúa), organizarlos tiene muchos beneficios para el lugar donde se celebra, y si no no se recompensa de alguna manera a los cortometrajistas, que son los hacen crecer... No quiero decir que se aprovechen de su trabajo, pero casi", apostilla.

Por su parte, el Premio del Público otorgará 600 euros al elegido en esta modalidad y el Premio Provincial, 400. Un reconocimiento este último que, forzosamente, irá a parar a la cuenta de un cortometrajista jiennense: "Hay que potenciar a la gente de Jaén, no al que viene un par de días a rodar a la provincia y luego, se va y ya está", concluye Sergi González.

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.