Cerrar Buscador

Germán Caiser, el 'perro de presa' que encontró refugio en el Jaén Rugby

Por Fran Cano - Mayo 16, 2021
Compartir en Twitter @FranCharro
Germán Caiser, el 'perro de presa' que encontró refugio en el Jaén Rugby
Germán Caiser, jugador del Jaén Rugby. Foto: Cedida.

El jugador argentino del Jaén Rugby empezó a competir con el club en un momento de soledad y hoy es un fijo en el plantel

Germán Caiser (Santa Fe, Argentina, 1989) dejó el fútbol "rebotado" a los once años. Pesaba 80 kilos y las cosas no iban bien con el balón. Cambió la historia con el rugby, al que llegó gracias a sus primos y a su hermano mellizo, Danilo. "Acudimos al entreno y en el primer partido marqué tres ensayos. Y dije: 'Esto es lo mío'", expresa en declaraciones a este periódico.

Caiser llegó a Jaén el 23 de febrero de 2016 con su mujer y con su hijo. Empezó a trabajar en una paquetería y al año y poco su familia regresó a Argentina. Un día, mientras trabajaba, un hombre le habló del Jaén Rugby. Caiser ya había jugado en el Santander Rugby y en la selección de Santa Fe. Se lesionó cuando llegó al sénior y aparcó el rugby.

Como tenía tiempo libre y quiso retomar la práctica deportiva, Germán Caiser se incorporó a la disciplina del Jaén Rugby en la temporada 2017/2018. El estreno fue estupendo: se dio el ascenso desde Primera regional a Primera División de Honor B.

Caiser se asentó en la tercera línea y si se le pregunta qué hace ahí, responde rápido: "Mucha actitud y estar convencido. Yo creo que es la base de todo, porque si no tienes eso, no puedes jugar", asevera e insiste en que el físico no lo es todo ni siquiera en el rugby. "Hay que jugar y entrenar siempre al cien por cien", subraya quien es conocido como el 'perro de presa'.

"SUEÑO CON JUGAR CON LOS JÓVENES"

De las cuatro temporadas defendiendo al Jaén, Caiser se queda con todas, si bien admite que la cosa cambia cuando el equipo llega a División de Honor B y ya la gente de la casa recibe también a jugadores de fuera para subir el nivel.

El jugador argentino no descarta alcanzar en el futuro el play off de ascenso. Se siente en forma y cree que aún le quedan años a buen nivel. "Mi sueño es jugar en sénior con los jóvenes con los que entreno", resuelve.

Claro que Germán Caiser extraña su país y añora a su hermano mellizo, con quien tantas confidencias y juegos compartió. "Me encantaría que algún mi padre me viera aquí jugar en Jaén, porque él siempre nos llevaba a los entrenamientos y a los partidos", recuerda.

Valentín Caiser, hijo de Germán, tiene ocho años y ya piensa en el rugby. Le queda mucho para ser el heredero del 'perro de presa': "Que se dé prisa, porque si no le saco el apellido", bromea el hombre que encontró refugió en Jaén, en la ciudad y en el club.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK