Cerrar Buscador

"La Virgen se paró delante de mí y me dije: ¡de hoy no pasa!"

Por Javier Cano - Agosto 21, 2020
"La Virgen se paró delante de mí y me dije: ¡de hoy no pasa!"
Mari Paz Moro, en el centro, con los miembros de su terna, Miguel Angel Lorente Villacañas y Francisca Juan González, Foto: Archicofradía de la Virgen del Carmen de Úbeda.

Mari Paz Moro Herrador tomará posesión de su cargo como hermana mayor de la Venerable Cofradía de la Virgen del Carmen de Úbeda el próximo mes de septiembre, tras el apoyo recibido en las recientes elecciones celebradas por el colectivo carmelitano. Una responsabilidad que afronta con "vocación" en medio de la crisis sanitaria por el coronavirus, con el principal objetivo de restaurar la valiosa imagen mariana y toda la prudencia del mundo ante la incertidumbre provocada por la pandemia

—¿Es usted hermana de la cofradía de toda la vida, Mari Paz?

—Desde hace unos diez o quince años; de otras cofradías soy hermana desde hace más tiempo. 

—¿Por qué decidió ingresar en esta hermandad: le viene de familia, es usted vecina del barrio de la Virgen...?

—Mis abuelas eran muy devotas del Carmen, una de ellas incluso llevaba su nombre. Y como siempre he estado en cofradías (soy portadora del Cristo de la Columna, por ejemplo) quería hacerme cofrade, pero nunca se daba el caso. Un 16 de julio, viendo la procesión en la calle, hubo un problemilla con el paso, la Virgen se paró delante de mí y me dije: "De hoy no pasa, hoy es el día". 

—¿Afronta su primer cargo en la junta de gobierno, o ya tiene experiencia en labores directivas en la Hermandad de la Virgen del Carmen?

—No. Llevo tres años en la Vocalía de Cultos, he llevado la revista y las manifestaciones públicas. Y ahora...

—Ahora, nada más y nada menos que el puesto de mayor responsabilidad. ¿Se decidió usted sola, o la animaron para dar el paso?

—He contado con el apoyo, sobre todo, de mi terna; del padre carmelita Héctor y de algunos directivos que me han hecho sentirme muy respaldada. 

—Es que eso de ser hermana mayor de una cofradía requiere tiempo, dedicación, ganas, ilusión... ¿no?

—Sí, la verdad es que sí. Yo tengo vocación de toda la vida, mi familia es de Semana Santa y decidí que tenía que dar el paso. Tengo fe, y Ella [la Virgen] me ayudará.

—¿Cuál es su proyecto 'estrella' para este mandato que comienza?

—Tenemos en proyecto una pequeña restauración de la Virgen en breve; en 2002 la restauró Romero Zafra y ahora queremos volver a intervenir. También quiero incluir a gente nueva en la directiva, ya iremos planteando proyectos para mejorar lo que se pueda.

—Toma usted las riendas de la hermandad en un momento difícil, con el coronavirus fastidiando todo lo que puede y más.

—Exacto, sí, es una cosa un poco extraña. Tenemos la asamblea general el mes que viene, pero con todo lo que estamos viendo ni siquiera sabemos cómo se celebrará.

—Las fiestas de este año, el pasado mes de julio, sufrirían las limitaciones impuestas por la nueva normalidad, ¿verdad?

—Claro, hemos celebrado su novena y su fiesta principal, pero con aforo limitado. 

—Con la devoción que se le tiene a la Virgen del Carmen en Úbeda...

—Sí, se quedó gente fuera. La pudimos retransmitir por televisión, no se podía hacer otra cosa. 

—Un mensaje final, Mari Paz, para que los jóvenes (y menos jóvenes) ubetenses se acerquen a la cofradía, para que participen en esta nueva etapa que se abre.

—Nuestra hermandad es grande, de Gloria, y a la Virgen del Carmen la gente que es devota le tiene mucha fe, porque te ayuda en muchos aspectos de la vida. Seguro que la gente joven a la que le guste estará encantada. Yo los animo a que vengan con nosotros.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK