Cerrar Buscador

Eduardo y Javier Sánchez Jurado, embajadores del rugby jiennense

Por Miguel G. Barea - Abril 28, 2019
Eduardo y Javier Sánchez Jurado, embajadores del rugby jiennense
Los hermanos Eduardo (izquierda) y Javier Sánchez Jurado. Foto: cedida

Los dos hermanos despuntan en las categorías inferiores del Jaén Rugby y desde hace dos años forman parte de la selección andaluza 

De los hermanos Sánchez Jurado podría decirse que descubrieron el rugby antes de aprender a caminar. La 'culpa' la tuvo su padre, Eduardo Sánchez, uno de los fundadores del CAU Jaén, club que introdujo el balón oval en la capital del Santo Reino durante los ochenta. En la actualidad sigue vistiéndose de corto con los veteranos del Jaén Rugby, el equipo de sus hijos. "Estamos compartiendo muchos viajes y experiencias juntos, la verdad es que lo estoy disfrutando una barbaridad. Sobre todo por el gran nivel al que compiten ambos", declara a esta periódico sin esconder su orgullo.

Su satisfacción está de sobra justificada. Javier Sánchez Jurado (Jaén, 2004) juega de apertura y centro en el equipo sub-16 de Jaén Rugby. Su hermano, Eduardo Sánchez Jurado (Jaén, 2002) compite en en categoría sub-18 con la posición de media melé. Ambos llevan un par de años entrenando con la selección andaluza y en la Academia Española, antecesora de la selección nacional. 

En su caso, la admiración paterno-filial es recíproca: los dos hermanos tienen a su padre como referente. Fue él quien les hizo descubrir una actividad en la que destacan y que les hace disfrutar como ninguna otra. "Para mí es genial que mi familia viva tanto este deporte. Desde pequeño me lo he pasado fenomenal jugando al rugby en la playa, en el jardín de casa... creo que es un priviliegio. Mucho de lo que he aprendido se lo debo a mi padre y a mi hermano", admite el mayor. Una visión que coincide con la de Javier, quien está encantado de haber heredado la pasión por este deporte. "Tengo la espinita de que, como él me saca dos años, nunca coincidimos en el mismo equipo. Pero no tenemos ningún tipo de rivalidad. Nos encanta jugar juntos", confiesa. 

UN DEPORTE CON VALORES

Dicen que el rugby es un deporte de bestias jugado por caballeros. Los placajes y las melés ofrecen una imagen violenta que no corresponde a la realidad. "El rugby no es un deporte de contacto, sino de evasión, como nos dicen los entrenadores. A toda esa gente que prejuzga les invito a que vengan un día, prueben y se darán cuenta de que los golpes son solo el 1% de este deporte", afirma convencido el pequeño de los hermanos. Para su padre, es precisamente "la dureza permitida, dentro de unas normas severas, lo que hace que no tengas que tirar de malas artes para ganar el partido".

En cualquier caso, para limar las posibles asperezas siempre quedará el 'tercer tiempo', ese momento tras el pitido final en el que jugadores de uno y otro equipo se reúnen y comparten impresiones acompañados de una bebida revitalizante. "Siempre hay muy buen rollo. Podemos hablar tranquilamente con los rivales sin problema. Por cosas como esta si una persona me pregunta qué deporte debería practicar, el primero que le diría es el rugby. Te diviertes, aprendes, conoces buea gente... lo recomiendo totalmente", sostiene el primogénito de los Sánchez Jurado. 

Tras toda una vida practicando corriendo entre los postes, el bagaje es más que positivo para los dos hermanos. Y no solo por todo lo que han conseguido en el terreno de juego, sino fuera de él. "La asunción de la responsabilidad, el respeto, la solidaridad... son valores que cada niño que ha jugado al rugby los tiene asentados. Todos los padres notamos ese cambio de actitud en nuestros hijos. Me imagino que ver que tus compañeros se esfuerzan para que a ti no te partan la cara te hace más responsable", nos cuenta su padre.  

Como es habitual entre quienes practican este deporte, el futuro de los hermanos Sánchez Jurado pasa por compaginar la competición con los estudios. En los próximos años, Eduardo ascenderá al equipo sénior de Jaén Rugby, club al que seguirá vinculado mientras cursa su Grado en Derecho. Javier espera seguir los pasos de su hermano y llegar lo más lejos posible. ¿Debutar con la selección española? Un sueño para ambos. Aunque estén a tiempo de lograrlo, prefieren ir partido a partido. Visto lo visto, queda claro que para quienes disfrutan con lo que hacen, participar es ya una gran victoria.  

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.