Cerrar Buscador

Huesa pide "mínima movilidad" durante al menos diez días

Por Fran Cano - Octubre 15, 2020
Huesa pide "mínima movilidad" durante al menos diez días
Ayuntamiento de Huesa.

Ángel Padilla, alcalde de Huesa, confirma que el 70% de los bares han cerrado por decisión de los dueños y que el Ayuntamiento ya ha pedido un cribado masivo

"Tenemos que mitigar el pico de la pandemia, que nos está golpeando ahora". Las palabras de Ángel Padilla, alcalde de Huesa, reflejan la preocupación del municipio de 2.489 habitantes, que en agosto no tenía un solo contagio y ahora suma 42 positivos por coronavirus. "Seguimos a la espera de los resultados de pruebas ya hechas y otras que se harán", dice. Padilla pide a la población que limite al máximo la movilidad en diez días, tal y como hizo el pasado lunes el Ayuntamiento de Quesada, cuando invitó a sus vecinos al 'autoconfinamiento' al menos hasta el 23 de octubre.

Dados los datos, el Ayuntamiento ya hizo el pasado 8 de octubre una petición formal vía escrita a la Delegación de Salud y Familias para que se haga un cribado masivo en el pueblo. Para velar por las cuarentenas el equipo de Gobierno ha sacado una plaza más para la Policía Local —sólo hay un agente— y ya ha pedido "auxilio" a la Subdelegación del Gobierno. "Agradezco la pronta respuesta y destaco la labor de nuestro agente, que está haciendo la vigilancia en solitario", subraya. Hoy, su tasa de contagio es de 1.486,5 positivos por cada 100.000 habitantes diagnosticados en los últimos 14 días.

Los parques están cerrados en Huesa desde mediados de marzo, cuando entró en vigor el Estado de alarma. También están sin uso el hogar del jubilado, las pistas polideportivas y el campo de fútbol. Se han suspendido por la pandemia la gimnasia de mayores y las clases de baile en espacios municipales. "Fueron medidas impopulares en su día, pero que ahora resultan certeras, como cuando cerramos la Piscina Municipal", reivindica Padilla.

LAS CLASES DE REFUERZO AHORA SON TELEMÁTICAS

En lo que concierne a los bares, el 70% de los gerentes ha decidido cerrar dadas las circunstancias. El alcalde recuerda que el Ayuntamiento no tiene competencias en negocios privados, pero sí pide un celo absoluto con las medidas instauradas en cuanto al aforo y al límite de comensales en las mesas.

El equipo de Gobierno ha pedido a quienes dan clases de refuerzo que suspendan la modalidad presencial y que se optimice la vía telemática. "Tengo que agradecer que ya lo están haciendo", señala Ángel Padilla, satisfecho con la colaboración de la ciudadanía. "Es fundamental que cada vecino cumpla con su tarea para mitigar el impacto del virus", concluye.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK