Cerrar Buscador

"Inmaculada representa a todos los que se dedican a los demás"

Por Javier Cano - Junio 04, 2022
Compartir en Twitter @JavierC91311858
"Inmaculada representa a todos los que se dedican a los demás"
Inmaculada Domingo, entre los populares Yiyis.

Instituciones y particulares secundan la petición de Cáritas de La Magdalena para que su anterior directora, fallecida hace 2 años, dé nombre a una calle del barrio

Creían los egipcios, a pie juntillas, que la energía individual (el 'ka' la llamaban ellos) sobrevivía a la muerte y podía alojarse en una imagen, en una estatua...

Ni un busto ni su figura en bronce o piedra es lo que desean dedicarle, en el barrio de la Magdalena de Jaén, quienes conocieron a Inmaculada Domingo, los que la vieron batirse el cobre cada día con los más desfavorecidos, escucharlos, atenderlos, comprenderlos y ayudarlos. 

No: Cáritas Parroquial de esta antiquísima zona de la ciudad, que dirige Antonio Gallardo, se ha puesto manos a la obra y, casi dos años después del fallecimiento de esta incansable voluntaria a la que la enfermedad segó la vida en cuestión de doce meses, quiere para ella una calle con su nombre, ese homenaje cotidiano que la una definitivamente al paisaje donde más y mejor dio de sí misma:

"Tenemos ya un montón de cartas de particulares e instituciones sumándose a la petición", celebra Enrique Díaz Aranda, componente de este grupo solidario, al que llegó hace tiempo y no precisamente por vecindad, no...

"Pertenezco a San Ildefonso, pero hace unos años me hablaron de esta persona y fui a conocerla. Estuve con ella trabajando, era divina", sentencia el voluntario, que en cuanto vio cómo se desenvolvía en su tarea solidaria quedó encandilado por el carisma de Inmaculada:

"Yo podía haberme quedado en Cáritas de San Ildefonso, pero me hablaron de ella, la conocí, estuve con ella dos o tres años y al ver su forma de trabajar me dije '¡esto es lo que yo quiero!; tenía carisma, y siempre estaba dispuesta a ayudar a todo el mundo, no tenía horas".

SOLIDARIA E INOLVIDABLE

Casada y madre de dos hijos, la labor de Inmaculada Domingo como voluntaria y directora de Cáritas Parroquial en La Magdalena (durante 16 ejercicios) se vio interrumpida por la enfermedad y, cuando solo contaba 52 años de edad, por la muerte. 

"La queríamos un montón, era una persona supersencilla, se prestaba para todo, iba a atender a los presos a prisión, a estar con ellos, a escucharlos, atendía a los enfermos...", añade Díaz, tan convencido de las cualidades filantrópicas de su recordada amiga que se confiesa casi su discípulo: "Yo he adaptado la forma de ella de atender a las personas", asegura. 

Una hermosa vidriera humana que lo llenaba todo de luz y de colores, la definiría el poeta Benjamín Prado. 

Cartas, cartas y más cartas llegan cada día a las instalaciones de la entidad, que no da abasto para almacenar los cientos de testimonios de apoyo que recaba su iniciativa. De ahí que sientan las mejores vibraciones en torno a su aspiración de que una calle del barrio se llame, cuanto antes, 'Inmaculada Domingo'.

Incluso barajan cuál de las muchas vías urbanas merece el honor y se ajusta de la mejor manera a sus propósitos: "La Magdalena tiene bastantes travesías, muy cerca del centro de salud hay una que podría ser [la travesía de Bobadilla Alta]...", apunta Enrique Díaz. 

El asunto está en manos de quienes tienen la competencia para que el callejero de Jaén haga hueco a una mujer cuyos méritos rebosan del expediente pero que pueden resumirse, principalmente, en uno: la bondad, el único símbolo de superioridad que (lo decía un genio, Beethoven) cabe en personas de espíritu humilde como Inmaculada, que así la define la multitud de folios que suscriben la intención de ver su nombre en un rótulo azul con el escudo giennense en una de sus esquinas.

"Estas personas tienen que recordarse, deben de ser ejemplo, no se deben olvidar, en ella están representados tantos voluntarios como hay por ahí; representa lo mejor del ser humano y a toda la gente que se dedica a los demás", aplaude este activo y entusiasta postulador de la causa: la de tributar reconocimiento (con vocación de eternidad) a un alma grande, a una mujer cuya obra no la silencia ni el hondo precipicio de la muerte.  

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK