Cerrar Buscador

Voces discordantes con la gestión del problema de las inundaciones en Andújar

Por Esperanza Calzado - Noviembre 06, 2018
Voces discordantes con la gestión del problema de las inundaciones en Andújar
Foto: Asociación Medioambiental para la Conservación de Plantas y Animales Ameco

La Asociación Medioambiental para la Conservación de Plantas y Animales Ameco alerta de que no se tienen en cuenta otros núcleos de población susceptibles de ser inundados

En una preocupación que se arrastra desde hace años y han sido numerosas las reuniones llevadas a cabo para intentar atajar el problema de una manera efectiva. La última, la reunión de la comisión de la Mesa de las Inundaciones y el anuncio del alcalde de Andújar, Francisco Huertas, de iniciar una demanda por la vía del contencioso-administrativo contra el Gobierno de España para exigir responsabilidades al no tener soluciones. Pero no todo el mundo está de acuerdo con la gestión actual de este asunto. Es el caso, por ejemplo, de la Asociación Medioambiental para la Conservación de Plantas y Animales Ameco.

Denuncia que la mesa se centra, principalmente, en los casos de las viviendas, cultivos, etcétera que se ven afectados en la zona de la Isla o aguas abajo del Puente Romano. Tras un análisis de las medidas tratadas, el colectivo se pregunta cuáles son los estándares que se siguen para la toma de decisiones en relación a las actuaciones a tomar. "Nosotros nos queremos centrar en un interrogante: se toma como prioritario el caso de los habitantes de La Isla pero, ¿y del resto de áreas susceptibles de inundaciones?", se interroga. En este sentido, se quejan de que los informes no mencionan otras zonas habitadas también en riesgo por la subida de las aguas, como San José Escobar, Los Barrios, la presa de Valtodano, Las Vegas de Triana, El Sotillo o La Ropera.

Por otro lado, lamentan que se señale, siempre, al mismo problema, la colmatación por sedimentos como causante principal de las subidas extraordinarias que se llevan sufriendo desde hace décadas. "Sin embargo, las acciones acometidas para atajar la problemática se quedan en la epidermis del problema. No se está llevando a cabo un análisis real de los diversos factores que originan las inundaciones", avisan. Por eso, muestran su indignación ante la gestión actual de este problema.

¿Cuáles son sus motivos? En primero lugar, Ameco denuncia que se marginan sectores igualmente afectados por el problema, dando prioridad a otros. "No se está contando con todos los sectores de la población, colectivos, vecinos, barrios. Están también preocupados y con aportaciones para la causa", defienden. En segundo, consideran que no se está acometiendo una solución global y se intenta "parchear" la situación con pequeñas intervenciones, menos costosas a corto plazo, pero también menos eficaces, más peligrosas, y con menos efecto, que una inversión mayor en un dragado del cauce del río y un acondicionamiento vegetal del mismo.

"Necesitamos respuestas eficaces a amenazas reales y con consecuencias catastróficas, a problemas que ya conocemos y que nos está siendo advertido por muchas vías, por parte de las administraciones correspondientes", advierten. Desde el colectivo ecologista se planteó la posibilidad de prevenir los problemas desde un ámbito más local, para evitar las inundaciones en puntos definidos. Propusieron el acondicionamiento vegetal y la rehabilitación de arroyos, canales y albercas para evitar el arrastre al río de más sedimentos. Al mismo tiempo, se conserva mejor los suelos de la zona, declarada como en riesgo de desertificación.

Advierten que los paisajes lunares, sin un rastro de cobertura vegetal en el olivar, propician que los arroyos y las aguas de escorrentía "laven" los nutrientes del suelo, al mismo tiempo que se llevan los fangos y tierras a desembocar al Guadalquivir. Este problema se origina, a su modo de ver, entre la presa de Marmolejo y los procesos de erosión y pérdidas de suelo que se generan en la cuenca, sobre todo río arriba.

Realizar diques forestales para la contención de dichos suelos en esos puntos de acumulación de agua o desagüe, mediante acciones de reforestación y restauración hidrológica, es, para Ameco, la clave para evitar en gran medida (no todo) el colmatamiento del cauce. Por ello, piden hacer una inversión con un proyecto de utilidad más largo que simplemente arrancar los tarajes de la orilla.

 Foto: Asociación Medioambiental para la Conservación de Plantas y Animales Ameco
Foto: Asociación Medioambiental para la Conservación de Plantas y Animales Ameco

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.