Cerrar Buscador

Jaén despierta de una pesadilla llamada Elsa

Por Esperanza Calzado - Diciembre 22, 2019
Jaén despierta de una pesadilla llamada Elsa
Operarios en Villanueva de la Reina. Foto: Infoca.

El agua embalsada crece más de un 4% en apenas tres días y el Aguascebas y el Dañador tienen que soltar agua después de alcanzar el cien por cien de su capacidad

Agua y viento a raudales. La borrasca Elsa ha dejado imágenes dramáticas en la provincia. Viviendas y locales inundados, cortes de luz y agua, vías del tren anegadas y carreteras cortadas. Pero también han aliviado, en cierta manera, la sed de un mar de olivos en sequía. Los embalses de la cabecera de la cuenca del Guadalquivir almacenaron en dos días 142 hectómetros cúbicos de agua, principalmente el Tranco. Tanto es así que el Aguascebas y del Dañador están ya al cien por cien de su capacidad y ayer tuvieron que desembalsar de manera controlada.

Para hacerse una idea de la ingente cantidad de lluvia que ha caído, los embalses de la provincia de Jaén estaban, el día 18, antes de la llegada de Elsa, al 34,28 por ciento de su capacidad y El Tranco tenía unas reservas del 40,10. Hoy, con el despertar de la pesadilla, el agua embalsada asciende a 38,85. El Tranco ha crecido hasta el 44,15.

¿Cuánto ha llovido? Según los datos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, en el Quiebrajano se han recogido 246,9 litros por metro cuadrado en apenas tres días. En El Tranco han sido 154,7, mientras que en Siles se contabilizan 181,9. En Mengíbar se alcanzan los 130,5 litros por metro cuadrado, y en Cazorla 131,3. Estas precipitaciones hacen que los jiennenses vuelvan a ver bellas estampas, que contrarrestan con la pesadilla de las inundaciones, como la cascada de la Cimbarra rebosante.

El temporal de viento y lluvia, que ayer causó el fallecimiento de un conductor al ser arrastrado su vehículo por una riada en la localidad granadina de Huéscar, ha ocasionado que el centro de coordinación de emergencias 112 haya gestionado desde el inicio del fenómeno meteorológico adverso la madrugada del pasado jueves 1.729 incidencias en toda la comunidad autónoma. Sólo en la provincia de Jaén se ha contabilizado más de 400 incidencias.

Por provincias, las más afectadas durante el temporal han sido Sevilla con 591 incidencias desde que comenzó la borrasca a barrer de oeste a este la comunidad, seguida de Jaén (477), Córdoba (283), Huelva (114), Cádiz (109), Granada (92), Almería (85) y en último lugar Málaga, provincia en la que los efectos de la borrasca 'Elsa' solo ha ocasionado 51 avisos.

La zona de la campiña ha sido especialmente castigada, con importantes inundaciones en Villanueva de la Reina. En Marmolejo, el arroyo Salado se desbordó, inundando tierras en las cercanías del Poblado de San Julián y cortando la autovía y el camino. La acumulación de agua hizo que entrara en varias casas en las zonas más bajas, y en alguna de Marmolejo por atranque puntual. Además, la carretera A-420 y la del Polígono sufrió varios cortes debido a diferentes escorrentías y acumulaciones de agua.

La presa del Balneario abrió sus compuertas y el río inundó los exteriores del edificio de los manantiales. Sin embargo, la bunquerización y los sistemas de evacuación funcionaron y evitaron que entrase el agua en el interior provocando destrozos, como lo hacía en años anteriores. Todo ello a pesar de que el nivel más bajo (manantial de San Luis) se encontraba a 4 metros por debajo del nivel actual del río, que lleva 600 metros cúbicos por segundo ayer por la tarde. 

Los servicios de emergencia, Policía Local y Protección Civil, así como trabajadores y maquinaria del Ayuntamiento, están ayudando a aliviar los efectos de este temporal.

Mientras tanto, la Agencia Estatal de Meteorología mantiene, hasta las dos del mediodía, el aviso amarillo por fuertes rachas de viento en las sierras de Cazorla y Segura. Se pueden alcanzar los 80 kilómetros por hora. 


 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK