Cerrar Buscador

Educación quiere acabar con los falsos empadronamientos

Por Esperanza Calzado - Agosto 30, 2019
Educación quiere acabar con los falsos empadronamientos
Imagen de archivo de un aula.

Aumentan las inspecciones para detectar casos en los que se falsean datos para obtener plazas educativas de manera irregular

Quien más, quien menos conoce a alguien que si no lo ha hecho, por lo menos ha estado tentado. Los falsos empadronamientos para conseguir que un menor pueda ser escolarizado en el centro educativo que los padres desean no es nada nuevo. Mucho se ha recurrido a las direcciones de abuelos o tíos para lograr la ansiada plaza. Sin embargo, la Junta quiere poner coto a estas actuaciones y para ello se han aumentado las inspecciones para detectar estos casos irregulares. 

Según los datos aportados por el Gobierno autonómico, la Jefatura Provincial en Jaén de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía ha denunciado 21 casos en Jaén desde que comenzó la campaña, en julio. Son más casos que los investigados en el mismo periodo del año 2018, cuando se procedieron a formular ocho denuncias. Los centros educativos con mayor número de casos investigados han sido Santa María de la Capilla con un total de once casos, La Purísima, con cuatro, y Cristo Rey, con 6.

De los 21, se ha podido determinar que 14 de las denuncias formuladas como empadronamientos fraudulentos no eran tales, ya que el domicilio se correspondía al domicilio real de los padres, tutores o representantes legales de los alumnos matriculados. Si bien, los 7 casos restantes se correspondían con empadronamientos fraudulentos. Así, un 33% de los casos investigados eran falsos y perseguían el acceso de los hijos/as de los solicitantes a un centro educativo distinto del que les correspondería por residencia.

Según la Junta, los casos más comunes es que se recurra a las direcciones de los abuelos de los menores, así como de otros familiares, fundamentalmente tíos de allegados o amistades de los padres de los menores. Con estas actuaciones desarrolladas por la Policía Adscrita se pretende evitar el grave perjuicio que se les causa al resto de progenitores que sí siguen los procedimientos establecidos. 

Los informes realizados se han remitido a la Delegación Territorial de Educación y Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, que es quien en última instancia concluirá con una resolución sobre la admisión o no del alumno en el colegio correspondiente.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.