Cerrar Buscador

Un nuevo hallazgo aflora en Marroquíes Bajos

Por Esperanza Calzado - Agosto 17, 2020
Un nuevo hallazgo aflora en Marroquíes Bajos

Hallazgo de una tenería musulmana que se pondrá en valor gracias a los nuevos trabajos previstos en este yacimiento arqueológico jiennense

Marroquíes Bajos no deja de sorprender. Cada semana ofrece una nueva alegría a los voluntarios que allí trabajan. Ahora, el Ayuntamiento halla en Marroquíes Bajos una tenería musulmana que se pondrá en valor gracias a los nuevos trabajos previstos en este espacio histórico de la capital del Santo Reino. 

La segunda tanda de voluntarios que trabaja tras veinte años sin actividad en esta zona también ha conseguido importantes hitos. La primera localizó puntas de flecha intactas de sílex del Calcolítico, que comparten antigüedad con un foso de esa época, una vivienda islámica del siglo X con vasijas, tejas y cerámicas junto a ella y en su interior, un aljibe y un pozo singular de dos entradas de época romana y un enterramiento de una adolescente de esta misma época, con unos mil seiscientos años de antigüedad.

Ahora, el concejal de Cultura, José Manuel Higueras, vuelve a mostrar su satisfacción por las posibilidades que ofrece otro de los hallazgos localizados en la Parcela C. Se trata de una zona de producción, posiblemente, una tenería de la época musulmana, es decir, un taller dedicado a curtir y trabajar las pieles, localizada en el entorno de la cisterna romana que existe en este parque arqueológico.

El taller musulmán también se pondrá en valor por la Administración local. "Los trabajos arqueológicos que hay previstos en la zona para el otoño y el invierno permitirán ahondar en la puesta en valor de este espacio para que sea disfrutado por los vecinos", ha adelantado el concejal de Cultura. Y es que, en el caso de la tenería, gracias al Campo de Voluntariado Municipal de Marroquíes Bajos se ha podido documentar su existencia y, lo más importante, deja claro Higueras, “evitar que se perdiera”, como hubiera podido ocurrir también con el depósito de agua de “incalculable valor arqueológico”.

Se han podido sacar a la luz estos elementos y poner en marcha “acciones inmediatas” que han permitido frenar su deterioro. En concreto, se han ejecutado trabajos para la “consolidación de emergencia” de las edificaciones existentes, con la construcción de un muro de ladrillo que evita la caída de la estructura que se levantó en la época islámica. Este muro ha sido revestido con un mortero, con una coloración que imita el color de la tierra, para, de este modo, evitar el impacto visual, conforme a los criterios de los expertos encargados de las excavaciones, tal y como ha precisado el edil.

 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK