Cerrar Buscador

Menos turistas pero con estancias más prolongadas

Por Esperanza Calzado - Agosto 02, 2020
Menos turistas pero con estancias más prolongadas
Bañistas en el Charco de La Pringue. Foto: Esperanza Calzado

La provincia de Jaén pasa del 67,04% de ocupación en julio del año pasado a un 35,85% en este 2020. Para el mes de agosto, las reservas confirmadas no llegan al 30%

Corren malos tiempos para el sector turístico jiennense. Los datos de ocupación del mes de julio y las previsiones para este agosto no son halagüeñas. Todo ello a pesar de tener mejores datos porcentuales que el turismo de sol y playa, de ahí que para la Asociación de Empresas de Alojamientos de la Provincia de Jaén el futuro se espera " incierto y complicado". 

La provincia de Jaén ha pasado del 67,04% de ocupación en julio del año pasado a un 35,85% de este 2020. Para agosto, las reservas actualmente confirmadas no llegan al 30%, por el 72% de ocupación que se obtuvo el año pasado. Uno de los datos positivos es que la estancia media está creciendo situándose en más de 2 días en hoteles, y casi 5 en apartamentos y casas rurales.

"Aunque los datos a priori son desastrosos, el comportamiento del turismo es mucho mejor que en las zonas de sol y playa en todos los índices analizados", destaca la asociación. Consideran que gracias a la baja incidencia del Covid-19 el visitante considera que es un destino saludable y no masificado. Lo que está favoreciendo las reservas de última hora, especialmente en las sierras de Jaén.

El colectivo recuerda que la provincia de Jaén se enfrenta a una situación difícil de la cual, viendo el resto de destinos, está aguantando con la fortaleza de los clientes habituales que conocen la calidad y la no masificación del destino. Sin embargo, destacan que está siendo insuficientes para generar el empleo que se necesita. Unas previsiones volátiles, donde los esfuerzos del sector turístico jienense, de los ayuntamientos y de la Diputación chocan directamente con las noticias de rebrotes en el resto de España y las recomendaciones de otros países de no vistarla.

En estos momentos, un 15% de establecimientos todavía no han abierto sus puertas que, aun siendo un porcentaje muy bajo comparado con otras provincias andaluzas que superan el 40% de cierres, es un muy mal dato para una zona que siempre  ha sido “farolillo rojo” en los datos de ocupación de Andalucía. Ante un mal verano, y un más que previsible mal otoño, la asociación hace un llamamiento a las administraciones para que se aborden los temas de gran calado que sí preocupan, demandando que se pongan sobre la mesa medidas y soluciones reales para sostener al sector.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK