Cerrar Buscador

A un grado, durmiendo en la calle: la realidad de muchos transeúntes

Por Esperanza Calzado - Noviembre 17, 2019
A un grado, durmiendo en la calle: la realidad de muchos transeúntes

El Ayuntamiento de Jaén atiende a 60 transeúntes en el albergue de temporeros. Unas 300 personas suman kilómetros en Jaén a la Marcha Solidaria Mundial con migrantes y refugiados

Sábado, 08:20 horas de la mañana y el termómetro marca 1,6 grados. La sensación térmica hace que uno sienta en los huesos que se bajan de los 0 grados. Ha sido una de las madrugadas más gélidas de lo que va de otoño. El domingo ha amanecido con 4 grados a las 7:30 horas, lejos de los 1,3 bajo cero de Andújar. Aún así, a los que han pasado la noche cobijados entre cartones, mantas y la ropa que pueden recoger les ha resultado una pesadilla. Y es que desde hace días, la Estación de Autobuses de Jaén y sus aledaños recibe a los migrantes temporeros que llegan al mar de olivos en busca de tajo.

A pesar de que el Foro de la Inmigración avisó de que no es necesaria la mano de obra el efecto llamada es casi inevitable. Las previsiones del primer aforo del olivar estiman una producción de 983.680 toneladas de aceite de oliva en Andalucía, un 32,7% menos, mientras que en Jaén serán 455.070. Una de las consecuencias directas es la reducción del número de jornales para la recogida de la aceituna de este año. Se estima que en Andalucía se registren más de 16,4 millones de jornales en todas las labores de campo asociadas al olivar de aceituna de almazara. En Jaén se prevén 6,7 millones en recolección y otras labores de campo, un 41% del total de Andalucía. Adicionalmente se espera superar los 182.600 jornales en labores de molturación. Aunque es cierto que año tras año la presencia parece que se va reduciendo, con la llegada del mes de noviembre la imagen de voluntarios de Cáritas y de Cruz Roja ayudándoles en las frías noches se repite. 

El Ayuntamiento de Jaén se ha puesto manos a la obra a pesar de que el albergue de transeúntes no abrirá de forma "oficial" hasta el 25 de noviembre. Aún así, no quiere que los migrantes se queden durmiendo en la calle. Por ello, ha ampliado estos días de 48 a 60 plazas la capacidad del centro para atender las necesidades de temporeros que han llegado a la ciudad.

Ultima intendencia para dar cobertura hasta a 170 personas a partir del 25 de noviembre, fecha marcada y acordada en el Foro Provincial de la Inmigración para la apertura coordinada con toda la red provincial del dispositivo de atención al inmigrante con motivo de la campaña oleícola, la Junta de Andalucía y la Subdelegación del Gobierno entre otras. Además, el Ayuntamiento ha habilitado por vez primera una Oficina Municipal de Atención al Temporero en la estación de autobuses atendido por dos mediadores interculturales.

La edil de Políticas Sociales, Ángeles Díaz, destaca que estos días se ha apoyado además el trabajo en el centro de transeúntes con la expedición de algunos billetes para aquellas personas que han llegado a la provincia y quieren moverse a otro punto cuando descubren que no hay tajo para ellos por las expectativas de esta campaña. “Hasta que no se active de forma coordinada el dispositivo dentro de una semana es este el apoyo que prestamos. No podemos arriesgarnos a un efecto llamada que no responda a las expectativas de trabajo de los migrantes", recuerda. 

A pesar de eso, la concejal señala que en las últimas noches, las más frías, se ha hecho algún esfuerzo extra, preocupados ante todo por facilitar una cama al que lo pida, más allá de lo fijado en el centro. En este punto agradece la colaboración “inestimable” que brindan Cáritas Interparroquial y Diocesana, además de otras organizaciones sociales con las que el Ayuntamiento mantiene una buena interlocución.

Díaz destaca además que en momentos en los que el centro de transeúntes no estaba completo aún se ha detectado gente durmiendo en las calles. “Por supuesto no son todos los casos pero en ocasiones hay personas reacias a alojarse en un centro oficial, porque tienen reticencias al pensar en algún tipo de represión o de control de documentación de las autoridades o fuerzas de seguridad porque en sus países de origen el comportamiento es ese en ocasiones", reconoce.

El centro de transeúntes está atendido en la actualidad por 13 personas: 6 monitores, 4 auxiliares de cocina, 1 trabajadora social, la directora y 1 mediador intercultural. Cuando pase a dispositivo será cuando se incorpore el personal cuya contratación se ultima esta semana, 11 personas más que llegan a través de la Junta de Andalucía. Se trata de 2 mediadores más, 3 monitores de refuerzo de noche, 2 limpiadoras, 1 cocinera, 1 pinche y otras 4 personas para hacer labores de intendencia. En total, habrá 26 personas para 170 plazas cuando funcione el dispositivo. De hecho Jaén es la ciudad que más recursos dedica a esta cuestión, al tratarse del centro receptor de inmigrantes temporeros a pesar de que no es el lugar de destino, sino que lo es el resto de la provincia.

Asimismo, este año el Ayuntamiento ofrece una noche más de alojamiento a los temporeros, pasando de tres a cuatro estancias seguidas. Además brinda la posibilidad de una segunda estancia a la vuelta de los tajos para aquellas personas que salen de la provincia de un solo día para garantizar la seguridad ciudadana y de los destinatarios a su vez.

SOLIDARIDAD

Con muchos de estos migrantes y demás personas que se ven obligadas a salir de su país se solidarizaron las 300 personas que secundaron la invitación del papa Francisco de caminar junto a migrantes y refugiados, materializada a través de Cáritas Internationalis en la iniciativa “Compartiendo el Viaje”. La actividad forma parte del programa diseñado por la Vicaría de Caridad y Acción Social de la Diócesis de Jaén para la celebración de la Semana de la Pobreza, en el marco de la III Jornada Mundial de los Pobres, que se celebra este domingo 17 de noviembre.

En Jaén, la cita ha sido organizada por el Secretariado de Migraciones de la Diócesis de Jaén, al frente del que se encuentra el sacerdote Jesús Castro. El objetivo marcado, además de favorecer el encuentro con migrantes y refugiados, es el de sumar kilómetros al contador mundial que tiene como reto alcanzar el millón.

La Plaza de la Concordia fue el punto de partida de la actividad. Unas 150 personas de todas las edades se concentraron para caminar con este fin sensibilizador, que respalda la propuesta del papa Francisco de acoger, proteger, promover e integrar a los migrantes. A la marcha sumaron también las residencias de mayores “Altos del Jontoya”, “Fuente de la Peña”, “Hermanitas de los Pobres” y “La Inmaculada”, además del Centro Josefa Segovia, lo que ha permitido que el total de participantes ronde las 300 personas. 

Uno de los residentes, Pedro León, leyó una carta a los asistentes. Explicó que toda la comunidad de las Hermanitas de los Pobres se suma a esta Marcha Solidaria Mundial y les ha pedido que tengan “fe y esperanza”. León recordó que él, al igual que muchos españoles, también fue migrante, al marchar, en el año 1960 para Holanda, donde trabajó cinco años. “Sé lo que es estar lejos de la familia, tener otro idioma, hacer los trabajos más duros, añorar nuestras comidas… Queremos desearos suerte, estar con vosotros y participar en esta Marcha Solidaria Mundial. Os llevamos en nuestros corazones”, concluyó.

 

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.