Cerrar Buscador

Denuncian la acumulación de irregularidades en el World Padel Tour

Por Esperanza Calzado - Mayo 23, 2019
Compartir en Twitter @Esperanza44
Denuncian la acumulación de irregularidades en el World Padel Tour
Colocación de las gradas del Worl Padel Tour. Foto: Esperanza Calzado

Aparejadores y Arquitectos presentan un escrito de queja ante el Ayuntamiento alertando del posible incumplimiento de la normativa de licencias urbanísticas y de medidas de seguridad

El Ayuntamiento defiende el cumplimiento "taxativo" de la ley en cuanto al World Padel Tour

El World Padel Tour acapara, desde ayer, todos los focos de atención. La importante cita deportiva genera movimientos a favor y en contra. Los hay que aplauden la oportunidad de promoción y generación económica que implica, mientras que sus detractores critican la oportunidad de instalar el mastodonte metálico en la Plaza de Santa María. Más allá de que se esté de acuerdo o no, el encuentro implica una obra de envergadura para instalar las gradas que albergan a cientos de personas. Una intervención que debe cumplir con toda la normativa y que a ojos de los colegios profesionales de Arquitectos y Aparejadores no se han seguido. Es por eso que han presentado un escrito ante el Ayuntamiento apuntando las irregularidades cometidas en aras de que se subsane y con el fin último de velar por la seguridad tanto de los trabajadores como del ciudadano. 

Así, en el documento registrado por ambas instituciones colegiales y al que ha tenido acceso este periódico, se indican la acumulación de irregularidades en las que está incurriendo, a su entender, el World Padel Tour. En cuanto a las gradas, el artículo 8 del Reglamento de Disciplina Urbanística de la Comunidad Autónoma de Andalucía establece que requiere de licencia aquellas obras de construcción, edificación e implantación de instalaciones de toda clase y cualquiera que sea su uso, definitivas o provisionales, sean de nueva planta o de ampliación, así como las de modificación o reforma, cuando afecten a la estructura, la disposición interior o el aspecto exterior, y las de demolición de las existentes, salvo el supuesto de ruina física inminente. En otro apartado también se determina que necesitan de ese documento las instalaciones y construcciones de carácter temporal destinadas a espectáculos y actividades recreativas.

A tenor de lo que dicta la norma, ambos colegios advierten que la habilitación del espacio para la celebración del World Padel Tour necesita, obligatoriamente, de una licencia de obra e instalación que no les consta. Y es que a tenor de que afecta a la seguridad de las personas también es necesario, para poder obtenerla, un proyecto técnico en el que debe figurar la documentación del montaje, incluyendo la justificación y cálculo de la estructura.

Por otro lado, se denuncia la necesidad de que la intervención cuente con un estudio de seguridad y el nombramiento de un coordinador. El Real Decreto 1627/97, por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción, cita expresamente, en el anexo I, al montaje y desmontaje de elementos prefabricados. El anexo II también hace referencia a los trabajos que implican riesgos especiales para la seguridad y la salud de los trabajadores y, entre ellos, lo que conllevan riesgos especialmente graves de sepultamiento, hundimiento o caída de altura, por las particulares características de la actividad desarrollada, los procedimientos aplicados, o el entorno del puesto de trabajo, como es el caso del World Padel Tour.

En ninguno de los dos colegios se han visado ni presentado los proyectos técnicos ni se tiene constancia del respectivo estudio de seguridad ni la designación de un coordinador, según explican las mismas fuentes. Es lo que les hace pensar que se puede haber hecho la construcción sin licencia de obra, algo que es completamente independiente a la licencia de actividad, que también debe pedirse y obtenerse. En este apartado, el decreto 195/2007, por el que se establecen las condiciones generales para la celebración de espectáculos públicos y actividades recreativas de carácter ocasional y extraordinario dice, en su artículo 6, que cuando la celebración de un espectáculo público o el desarrollo de una actividad recreativa de carácter ocasional se realice en establecimientos públicos eventuales o en establecimientos públicos conformados parcialmente por estructuras desmontables o portátiles, deberán cumplir la normativa ambiental vigente que les sea de aplicación y reunir las necesarias condiciones técnicas de seguridad, higiene, sanitarias, de accesibilidad y confortabilidad para las personas, y ajustarse a las disposiciones establecidas sobre condiciones de protección contra incendios en los edificios y, en su caso, al Código Técnico de Edificación.

Asimismo, deberán cumplir la normativa de prevención de riesgos laborales en cuanto a las condiciones de los puestos y la formación y vigilancia de la salud del personal trabajador. Para ello, como mínimo debe presentarse un proyecto de instalación y un certificado de seguridad y solidez, realizados ambos por personal técnico competente que debe estar visado por el colegio profesional competente, algo que tampoco les consta en los archivos de ninguna de las dos instituciones. 

Es por eso que ambos reclaman al Ayuntamiento que se lleven a cabo las medidas oportunas para el cumplimiento de la normativa. Tanto Arquitectos como Aparejadores entienden que los colegios profesionales son entidades de derecho público colaboradores de la administración para el cumplimiento de la legalidad. En virtud de esa atribución que tienen asignada, ambas instituciones alertan de que no tienen constancia de que se haya visado documento alguno y muestran su preocupación para que se subsane. 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK