Cerrar Buscador

El jornalero africano fallecido durmió una sola noche en la nave de Santa Ana

Por Fran Cano - Enero 05, 2019
El jornalero africano fallecido durmió una sola noche en la nave de Santa Ana
El interior de la nave incendiada.

El migrante tiene 23 años y es guineano; los temporeros que habitaban la nave de Santa Ana son realojados primero en Hospedería Zacatín y después en el centro de trabajadores de El Coto

Tenía 23 años, era guineano, respondía a las siglas O. B. y había venido a trabajar a Alcalá en la recolecta olivarera. Murió ayer en el Hospital de Alta Resolución del municipio después de sufrir inhalación de humo en la nave donde convivía con otros 17 temporeros migrantes. Estos últimos fueron realojados por el Ayuntamiento de Alcalá tras el suceso en Hospedería Zacatín, según fuentes consultadas por este medio —nueve durmieron en el hostal, uno prefirió hacerlo en una casa de amigos y no consta qué pasó con los siete restantes, de acuerdo con la versión del Ayuntamiento de Alcalá. El joven fallecido llegó la noche del jueves para dormir, y ha perdido la vida en menos 24 horas desde que se instaló. El cadáver ya es trasladado al Instituto Anatómico forense de Jaén.

La nave, propiedad de una vecina de la aldea de Santa Ana, ha quedado destrozada por dentro. El lugar tenía dos cuartos de baños y algunas camas, todas muy próximas. De acuerdo con las mismas fuentes, la nave, ubicada en el camino de La Carraca, estaba alquilada a un agricultor. Quedó precintada tras el suceso, y ahora se investiga en qué condiciones habitaban los 18 trabajadores. Años atrás fue una fábrica de patatas de bolsa.

El incendio se desató poco después de las 17:00 horas. Efectivos de la Guardia Civil procedentes de Alcalá fueron los primeros en acudir al lugar, próximo a una fábrica que también ardió recientemente aunque sin final trágico. En el caso de la nave, agentes retaron a las llamas y pudieron sacar al migrante veinteañero aún con vida. Sufría quemaduras y enseguida fue trasladado al Chare de Alcalá para recibir atención sanitaria. Nada pudieron hacer por él.

 Jornaleros que vivían con el fallecido.
Jornaleros que vivían con el fallecido.

La investigación determinará cómo se produjo el incendio y en qué situación se encontraba el jornalero cuando la humareda se expandió. Una hipótesis que circuló entre los vecinos de la aldea y que parece descartada es que estuviera en la ducha. El estado del joven a su llegada al hospital no aporta evidencias, según ha podido saber este periódico.

A lo largo del día de hoy, las comunicaciones se sucederán entre el Consulado y la familia del guineano para realizar los trámites pertinentes.

LLEVABA VARIOS DÍAS EN ALCALÁ

O. B. llevaba varios días en la ciudad de La Mota. Las fuentes indican que su última contratación como jornalero pudo darse como tantas ocurren en Alcalá en estas fechas: cerca de la Estación de Autobuses.

Aún no queda claro si trabajó anteriormente para otras personas del sur de Jaén. Todo hace indicar que pasó noches a la intemperie. Justo el pasado jueves, IU convocó una concentración a las puertas de El Silo para pedir que el espacio joven alojase a los migrantes jornaleros. "No hemos venido a robar. Los jefes tienen que darnos casas, porque en Alcalá hay pisos vacíos", denunciaron Souleymane y Yacouba Moro, ambos de Malí.

"Es increíble que haya pasado esto justo después de la concentración", expresó a este diario Rafaela Lopez, portavoz de IU, tras conocer la noticia de la muerte del jornalero.

EL CENTRO DE TEMPOREROS ALBERGA HOY A DIEZ MIGRANTES

Ayer, en torno a las 20:40, trabajadores circulaban cerca de la nave incendiada, en medio de la penumbra. Algunos eran de la citada fábrica y otros, agricultores con remolques. Una hora después, aproximadamente, coches de las Fuerzas de Seguridad del Estado volvieron al lugar de los hechos.

Los entornos de los dos centros de temporeros del municipio estaban tranquilos sobre esas horas, cuando algunas informaciones apuntaban a que los 17 jornaleros serían redistribuidos en los edificios ubicados en la Avenida Iberoamérica y en El Coto. En la primera, un usuario con los auriculares enganchados al móvil, aparentemente ajeno a la noticia del día, andaba a los pies del inmueble, sin salir fuera.

En el edificio de El Coto había luz en algunas habitaciones. Dos latas de cerveza vacías estaban en uno de los balcones con menos altura. Pocos vecinos paseaban por la zona. Solo el ruido procedente de bares, a unos cien metros, rompía el silencio.

El Ayuntamiento de Alcalá informa a este medio que 10 de los migrantes que habitaban la nave están desde esta mañana en el albergue de El Coto, donde aún hay una decena de camas disponibles. El equipo de Gobierno desconoce dónde están el resto —siete hombres más— de los jornaleros que abandonaron la nave de Santa Ana tras el incendio. Ayer, nueve durmieron en el hostal mencionado y uno pasó la noche en casa de un amigo, según confirma el Ayuntamiento.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.