Cerrar Buscador

Una placa de Jacinto Higueras Fuentes en el Arrabalejo

Por Javier Cano - Diciembre 04, 2022
Compartir en Twitter @JavierC91311858
Una placa de Jacinto Higueras Fuentes en el Arrabalejo
La placa de Higueras, al comienzo de la calle Millán de Priego. Foto: Javier Cano.

Hace un siglo, el célebre escultor labró dos artísticos rótulos para la calle dedicada al político jiennense Millán de Priego, uno de los cuales aún se conserva

Corría el año 1922 cuando un insigne vecino (Antonio Espantaleón Molina) planteaba en la prensa local "la idea de que Jaén diera el nombre de Calle de Millán de Priego a la Calle de los Morales, reconociendo así el cariño y desvelos por su ciudad natal, del ilustre Director General de Orden Público".

De esta manera informaba, textualmente, de tal iniciativa el cronista Cazabán en su impagable sección Pues sabrás Inés hermana, de la no menos referencial Don Lope de Sosa, que detalla igualmente cómo el a la sazón "diputado a Cortes D. Manuel Ruiz Córdoba" recogía la propuesta, que plasmó en papel oficial y presentó ante el Ayuntamiento. 

Así, hace justo un siglo, se añadía al callejero local el nombre de aquel abogado y político nacido en la capital de la provincia, que un año antes llegaba al despacho de jefe supremo de lo que actualmente se conoce como Dirección General de la Policía tras una carrera ascendente que lo llevó a ocupar diferentes cargos durante el reinado de Alfonso XIII. 

 Busto de Millán de Priego, obra de Jacinto Higueras Fuentes que se conserva en el Palacio Real de Madrid. Foto cedida por Ana Higueras.
Busto de Millán de Priego, obra de Jacinto Higueras Fuentes que se conserva en el Palacio Real de Madrid. Foto cedida por Ana Higueras.
 

Para dar mayor lustre al acontecimiento, El Pueblo Católico (periódico fundado por el aristócrata Emilio Mariscal López de Mendoza (fallecido en 1863 con solo treinta y tres años de edad y sin llegar a ostentar el marquesado familiar de Blanco Hermoso) emprendía a la par "una suscripción para costear las cartelas rotuladoras de dicha calle", salidas del taller del prestigioso artista santistebeño Jacinto Higueras Fuentes

"Son de bronce. Una de ellas lleva en un medallón central un busto del Sr. Millán de Priego. En una y en otra, ha puesto el escultor Don Jacinto Higueras un buen gusto singularísimo en que se unen la libertad del arte y la sobriedad de la decoración", explicaba Alfredo Cazabán con su inconfundible estilo. 

Eran dos y ya son una, pero quien pase por el entrañable Arrabalejo y levante los ojos a la altura del número 1 (casi en la esquina del jardincillo presidido por el busto del propio escultor) verá precisamente ese artístico y sobrio rótulo que ha sobrevivido al paso del tiempo y sus circunstancias. No así el homenajeado, que un 10 de noviembre de 1936 cayó fusilado en Madrid.

Lo contado hasta aquí, hasta esta misma línea, es patrimonio público que cualquiera puede consultar en la no escasa bibliografía vertida en los últimos cien años; otra cosa es la información que la propia familia de Jacinto Higueras ha tenido la amabilidad de suministrar a este diario, que permite desvelar para los lectores algunos detalles inéditos al respecto.

Verbigracia, el precio de aquellas cartelas: tres mil pesetas de la época, que como acredita el documento epistolar que acompaña a este reportaje, fueron pagadas a plazos por la institucionalidad jiennense. Ahí está la carta firmada por el alcalde Antonio Aponte, en la que da cuenta del envío del cheque al artista, por importe de 'un talego' (mil calas). 

Una placa centenaria que como la que conmemora el nacimiento del poeta Bernardo López en el hoy número 12 de la calle Maestra, su busto en los Jardinillos, la estatua de Almendros Aguilar en la Plaza de San Juan o la de Bernabé Soriano (invisible a estas alturas) en la de la Constitución, constituye un hermoso 'itinerario higueriano' digno de ruta propia. 

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK