Cerrar Buscador

La Diócesis publica un protocolo contra el abuso a menores

Por Esperanza Calzado - Septiembre 15, 2022
Compartir en Twitter @Esperanza44
La Diócesis publica un protocolo contra el abuso a menores
Sebastián Chico Martínez en la toma de posesión como obispo de Jaén. Foto: Diócesis.

El obispo de Jaén, Sebastián Chico Martínez, rubrica el documento que contempla el "compromiso de la Iglesia con la defensa de la infancia"

El obispo de Jaén, Sebastián Chico Martínez, ha firmado y promulgado el decreto del Protocolo de Prevención y Acción Frente al Abuso y al Maltrato físico y Psicológico a Menores y Personas Vulnerables. El documento recoge los  procedimientos para prevenir y combatir los delitos de abuso sexual.

El documento emana del trabajo puesto en marcha por la Oficina Diocesana de Protección del Menor, en colaboración con Alter Consultores Legales. Nace, según informa en un comunicado, de la conveniencia de proporcionar una herramienta "útil y práctica" para que los responsables de parroquias, grupos pastorales, centros de formación, instituciones y personas que trabajan en el ámbito educativo y en la pastoral ordinaria con niños y adolescentes en la Diócesis de Jaén, dispongan de unos criterios orientadores de prevención y unos procedimientos de actuación eficaces sobre cualquier situación de abuso.

En febrero de 2020 se creó la Oficina de Protección del Menor, con un marcado carácter preventivo. En cumplimiento de esta misión, se articula, ahora, un plan formativo dirigido a todos los agentes de pastoral, educación y ocio.  Corresponden al director de la oficina, tales como la de recepción de denuncias y acompañamiento de las víctimas.

El procedimiento se inicia con el recibimiento de la denuncia o información. Posteriormente se recogerán los datos que sean necesarios a efectos de la identificación del denunciado y de las posibles víctimas. Se orientará al denunciante y, en su caso, a la presunta víctima sobre la tramitación procesal, tanto en vía canónica como en vía civil.

El protocolo contempla ayudar inicialmente a las presuntas víctimas con un atento acompañamiento personal. Una vez realizado todo el trámite de los puntos anteriores, se enviará al ordinario el acta de denuncia y de las actuaciones realizadas, todo ello con celeridad y discreción, dejando constancia documental del envío realizado y de la fecha del mismo, de la cual se dará noticia al denunciante. "Por último, recibidas las actas de la oficina de recepción de denuncias el ordinario procederá a su examen y actuará en cada caso conforme a derecho".

Con la creación de este protocolo se da un paso más en la atención y acompañamiento a través de la instauración de buenas prácticas, un plan de formación y sensibilización junto con políticas de detección y actuación a seguir en caso de sospecha o constatación de un abuso o maltrato a menores o personas vulnerables en el seno de la Diócesis.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK