Cerrar Buscador

Elogios a la última frontera de la Sierra Sur

Por Fran Cano - Diciembre 25, 2017
Elogios a la última frontera de la Sierra Sur
Espectacular vista de La Fortaleza de La Mota, con el municipio de Alcalá a sus pies. Imagen icónica de la Sierra Sur.

Un texto de El Mundo escarba en los orígenes estratégicos de Alcalá y en el valor histórico de su monumento más emblemático, La Mota

Por más que haya escrito, La Mota siempre citará a cronistas para que la cuentan una y otra vez. El último ha sido Manuel Mateo Pérez, quien ha recuperado, en un artículo del diario El Mundo, la historia y el origen de Alcalá —al-Qualat en tiempos de árabes y cristianos—  y su posición estratética entonces, cuando era territorio fronterizo.

El texto ha sido publicado en la previa de Navidad con el título de Alcalá la Real, la última frontera. «Cuando allá por el primer tercio del siglo XIII las fronteras comenzaron a estrecharse Alcalá quedó bajo la jurisdicción del sultanato nazarí de Granada. Finalmente, fue conquistada y anexionada a Castilla por Alfonso XI en 1341», escribe Pérez en la pieza de un serie denominada Jaén de sur a sur.

SU UBICACIÓN, "UNA EXCENTRICIDAD"

El cronista explica que el crecimiento de Alcalá se dio a partir de La Mota, entonces uno de los últimos escalones antes de llegar a Granada. «Fue ciudadela, alcazaba, fortaleza y tras la conquista sede de una de las iglesias abaciales más monumentales de la Andalucía de interior.»

Pérez recalca la ubicación del cerro, que «une y separa» Jaén, Granada y Córdoba. Es uno de los puntos más interesantes del artículo, pues toca la idiosincrasia de la comarca Sierra Sur: vecinos que, como los de Alcalá o Frailes, se sienten más ligados geográfica y emocionalmente a Granada que a la propia capital jiennense.

MONTAÑÉS, LA VIRGEN DE LAS MERCEDES Y LAS CRUCES

Más allá de la vertiente, historicista, el autor califica a la ciudad de La Mota como "populosa y animada".  Hay alusiones a la iglesia de Consolación y a la venerada Virgen de las Mercedes, así como a uno de los grandes iconos culturales de Alcalá, Juan Martínez Montañés, el imaginario que da nombre al teatro local.

Los elogios también alcanzan al no menos emblemático barrio de Las Cruces. «Es un barrio sensorial, primitivo, que nos retrotrae mejor que ningún otro lugar a la ciudad medieval.» El texto de Manuel Mateo Pérez presenta a una Alcalá de época al tiempo que detalla lo mejor, a su juicio, de los servicios y atractivos turísticos.

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.