Cerrar Buscador

La hostelería se queda sin una Navidad más larga

Por Fran Cano - Diciembre 25, 2017
Compartir en Twitter @FranCharro
La hostelería se queda sin una Navidad más larga
Imagen de recurso.

La coincidencia del 25 en lunes contrarresta el efecto de Navidad; las Pascuas se reducen a poco más de dos fines de semana

Ya es tarde para reservar mesa para cualquiera de los dos días fuertes de la Navidad, tanto hoy, 25 de diciembre, como el próximo 1 de enero de 2018. Bares y restaurantes acumulan días con el cartel de Todo reservado, síntoma de prosperidad económica. ¿Cuál es el único pero que la hostelería le pondrá a las Pascuas de 2017? El calendario. Lo que podía ser una semana de efecto se quedará en apenas un par de fines de semana, como los de cualquier otra fecha.

Antonio Lechuga, presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes de la provincia, Asostel, explica que estas fechas siempre son positivas para el sector, pues abarcan desde las comidas de empresa hasta las más puramente familiares. "Siempre notamos un incremento", dice.

La cuestión es que esa subida en la caja hubiese sido mayor si, por ejemplo, el 25 de diciembre hubiese caído en "miércoles o jueves". "La prueba más evidente son las personas que residen fuera y vienen ahora: se quedan solo el fin de semana", señala.

Las arcas se llenan cuando el calendario ubica el día de las grandes comidas en mitad de la semana. Así se arrastra el efecto con viernes, sábado y domingo, como ha ocurrido en años anteriores. "Y nos pasará lo mismo en Año Nuevo", anticipa.

PRECIOS DE ENTRE 25 Y 30 EUROS POR PERSONA

Los menús en la capital oscilan entre los 25 y los 30 euros, según los datos que maneja la asociación hostelera. La dinámica en los últimos años es que las comidas de Navidad tengan menos comensales. "Son mesas más pequeñas", precisa Lechuga.

En lo que concierne a los barrios de la capital que notarán más el impacto hasta la entrada de 2018, el presidente de la Asostel entiende que el "centro" siempre atrae más, por su reclamo turístico, encabezado por la Catedral y los Baños Árabes.

La hostelería jiennense, señala Lechuga, recupera ejercicio a ejercicio los datos previos a la crisis. Bien valen Papá Noel, las uvas y los Reyes Magos para acentuar ese levantamiento progresivo.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK