Cerrar Buscador

La pesadilla de una plusvalía ganada en los tribunales

Por Esperanza Calzado - Abril 03, 2022
Compartir en Twitter @Esperanza44
La pesadilla de una plusvalía ganada en los tribunales
Fachada del Ayuntamiento de Jaén. Foto: Esperanza Calzado.

Facua lleva a juicio al Ayuntamiento de Jaén y libra a una socia de pagar 9.000 euros de plusvalía municipal tras vender a pérdidas los bienes heredados

Las herencias pueden convertirse en un 'caramelo envenenado'. Es el caso de Elena García, que ha tenido que acudir a los tribunales, de la mano de la organización de consumidores Facua, para no pagar 9.000 euros de plusvalía municipal por la venta a pérdida de bienes heredados.

En 2003, recibió como herencia un piso y una plaza de garaje, si bien solo como copropietaria. Otro nuevo deceso en 2005 y la compra de su parte a otro heredero en 2006 la hicieron la única titular de los bienes. Ambos tenían un valor de algo menos de 245.000 y de poco más de 23.000 euros, respectivamente.

Fue en 2019 cuando decidió vender por un precio inferior las propiedades: 170.000 y 20.000 euros. "El piso y la cochera llevaban en venta 15 años. Allá por 2008 estuvimos a punto de recibir cerca del doble, pero la cosa no salió", cuenta Elena García a través del gabinete de comunicación de Facua. "Al jubilarnos mi marido y yo, con el mercado tal y como está, con otras tres hipotecas y la situación tan incierta que hay, decidí vender".

Aquí comenzó la pesadilla. De acuerdo con el relato de Facua, pese a que vendía a pérdidas, el Ayuntamiento de Jaén le envió sendas notificaciones de liquidación en diciembre de 2020. Le cobraba cerca de 9.000 euros de impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, comúnmente conocido como plusvalía municipal. Se trata de un impuesto directo y objetivo que grava el incremento del valor de los bienes inmuebles durante el periodo en que pertenecen al vendedor, y que se aplica en el momento de su transmisión. Su razón de ser está en la subida del precio de los suelos urbanos. En este caso aplicarlo era ilegítimo, como ha confirmado la justicia.

Siguiendo el procedimiento establecido, el equipo jurídico de Facua Jaén presentó un recurso de reposición ante el mismo Ayuntamiento de Jaén. En él, esgrimía ya el argumento clave: su representada no tenía por qué pagar, ya que la transmisión de bienes no había generado un incremento, sino un decremento de valor. La respuesta del consistorio, nueve meses más tarde, se apoyaba en un informe pericial realizado al efecto y estimaba solo en parte el recurso: insistía en cobrar el tributo pero rebajando el importe a algo más de 4.700 euros. Para ello, usaba como referencia el dinero recibido en 2019 a cambio de los dos bienes inmuebles (190.000 euros) como si fuese solo el de la vivienda (por el que Elena García en realidad cobró, 170.000). Argumentó que entre 2003 y 2019 había habido un aumento del valor del piso.

Pese a que no estaba conforme y sabiendo que iría a los tribunales, la afectada asumió el pago para evitar consecuencias mayores, como un embargo: "Si lo tienes que pagar, lo vas a hacer antes o después. Y si no, te devolverán lo que diste".

Así pues, se presentó un recurso en los Juzgados de lo Contencioso Administrativo. En su sentencia, el magistrado decidía estimarlo. Elena García, que ya tiene el dinero del impuesto que nunca debieron cobrarle, cree que merece la pena reclamar. Y que es más efectivo hacerlo con un buen respaldo jurídico: "En casos como estos, en que te enfrentas a todo un ayuntamiento, estás indefensa. Pero Facua, con los años que lleva en esto, tiene una cantidad de casos, una fuente de jurisprudencia tan vasta, pues es normal que funcione mejor".

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK