Cerrar Buscador

La tormenta perfecta pone al sector olivarero entre las cuerdas

Por Esperanza Calzado - Octubre 04, 2022
Compartir en Twitter @Esperanza44
La tormenta perfecta pone al sector olivarero entre las cuerdas
Campaña olivarera en Sierra Mágina.

Con el aceite de oliva virgen a cerca de cuatro euros el litro, Jaén se prepara para vivir la segunda peor cosecha de lo que va de siglo

El precio del aceite de oliva se mantiene, una semana más, en buenos niveles y sin apenas cambios. Según los últimos datos del sistema Poolred, del 26 de septiembre al 2 de octubre, el virgen extra se pagó en origen a de 3,959 euros el litro; el virgen a 3,882 y el lampante a 3,841. En cuanto al picual de Jaén, el precio del virgen extra fue de 3,949 euros el litro, el virgen de 3,881, y el lampante de 3,865.

Son buenos precios después de años de lucha del sector olivarero para conseguir una alza que se equilibrase con los costes de producción. Sin embargo, una de las principales fuentes de riqueza de la provincia de Jaén se enfrenta a la "tormenta perfecta". Es la definición empleada por el responsable de Olivar de COAG Andalucía y secretario general de Jaén, Juan Luis Ávila. Demanda un paquete específico de ayudas al sector del olivar, tras conocer las previsiones oficiales de aceite de oliva para la cosecha de aceite que comienza en los próximos días y que traerá pérdidas millonarias.

Los datos no son nada buenos. Estiman una producción de 587.000 toneladas de aceite en Andalucía, un 49,1% menos que la cosecha anterior, y un 47,5 % menos que la media de las últimas cinco campañas. En Jaén, principal provincia productora a nivel mundial, son aún peores, con una reducción del 60% de la cosecha, 200.000 toneladas. Lo que supondría ser la segunda peor cosecha de este siglo. La peor fue la de 2012/13 cuando se produjeron 142.849 toneladas de aceite. También fueron malas campañas las de 2014/2015 con 221.540 toneladas de aceite y la de 1999/2000, con 221.551 toneladas.

De ahí que las organizaciones agrarias pidan a la Junta, el Gobierno central, Diputación o quien haga falta que se remanguen y arrimen el hombro para ayudar al sector. Juan Luis Ávila considera necesario que se apruebe un paquete de ayudas a nivel autonómico y otro a nivel nacional, con medidas como la paralización de la aplicación de los ecoesquemas en el 2023. "Generan incertidumbre en un escenario de muy poca cosecha". Asimismo, desde COAG se solicita una reducción del IVA a las comunidades de regantes y la eliminación total del canon de riego para la campaña 2022, medidas que tienen que estudiarse en los restantes ámbitos de la administración.

Por su parte, el secretario general de UPA Andalucía, Cristóbal Cano, hace hincapié en que la producción está condicionada por el cambio climático y por la disponibilidad de agua. Por eso considera necesaria una "profunda reflexión" sobre un Plan Hidrológico del Guadalquivir que sea justo para el olivar tradicional, que "resarza los sucesivos incumplimientos que, plan tras plan, se han tenido con la cabecera de la cuenca". 

Y este panorama es en el mejor de los escenarios, porque si no llueve en los próximos meses la cosa irá a peor. Muchos agricultores se están planteando no recoger el escaso fruto que tienen en el árbol. Cristóbal Cano reclama al Gobierno central una "mayor reducción de las peonadas obligatorias para poder cobrar el subsidio agrario". Valora la disminución de 35 a 20 ya efectuada por el Gobierno debido a la sequía, pero pide que sean menos. A la Junta de Andalucía también le demanda un plan de empleo especial para dar respuesta a esta disminución de trabajo en la recolección.

Ante este panorama, el gerente y portavoz de ASAJA-Jaén, Luis Carlos Valero, subraya la necesidad de una política hídrica acorde a las necesidades: “La que está desarrollando el Gobierno va en la dirección contraria, y de hecho en los planes nacionales, y en concreto en el del Guadalquivir, se han suspendido todos los presupuestos para construir nuevas presas y conducciones en lo que supone una falta de voluntad manifiesta con el olivar en la provincia de Jaén y en general de Andalucía”. Por otra parte, ha reivindicado el aplazamiento de la nueva PAC hasta el próximo año, “para ver al menos si realmente se pueden aplicar los ecoesquemas y las ayudas que ahora nos sentaremos a negociar”. También ha recordado que los costos de los riegos son inasumibles, y en el caso de los seguros agrarios, ha abundado en la necesidad de que se potencien.

Cooperativas Agro-Alimentarias de Jaén pide al Gobierno no aplicar la PAC para "no apuntillar" al sector del olivar. El conjunto de adversidades preludia una "campaña dura", según ha pronosticado el presidente de la sectorial del aceite de oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Cristóbal Gallego. Considera preciso que esta situación sirva al menos para que los gobernantes sean conscientes de la importancia del regadío, del uso del agua en el campo, de los trasvases, "no solo para salvar a los agricultores sino para garantizar la producción de alimentos a los consumidores".

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK