Cerrar Buscador
LA CULTURA TAMBIÉN PIDE 'APLAUSOS'

LA CULTURA TAMBIÉN PIDE 'APLAUSOS'

Por Javier Cano - Abril 18, 2020

La pandemia del Covid-19 ha golpeado de lleno al sector cultural, que ha visto esfumarse la programación de primavera-verano y aguarda con inquietud e incertidumbre un futuro inmediato de lo más negro para la profesión. Artistas, representantes de entidades culturales y de las instituciones públicas jiennenses ponen sobre la mesa el impacto de la crisis y medidas para afrontarla 

Si, como escribió el poeta francés Émile Henriot, "la cultura es aquello que permanece en un hombre cuando lo ha olvidado todo", en el momento en que el coronavirus y su desgarramiento empiecen a ocupar sitio en los rincones de la memoria quedará la cultura, al menos. La pregunta que se hacen muchos (consumidores y profesionales del sector) es qué y cómo quedará, una vez que la pandemia ha obligado al confinamiento y, con él, a suspender por este año o a aplazar hasta nueva orden, en el mejor de los casos, un montón de convocatorias.

En la provincia, citas tan consolidadas como el Certamen Internacional de Piano Premio Jaén, el Festival de Música y Danza Ciudad de Úbeda, la Feria del Libro, decenas de conciertos, obras teatrales y un sinfín de actividades culturales que todavía están en el aire esperan poder desarrollarse a partir del otoño o, directamente, preparan ya sus carteles con vistas a 2021. El impacto es tremendo y la salida a esta crisis está por ver para miles de personas dedicadas al arte, la farándula o la creación, que mueven a su vez a otros tantos millares de trabajadores indirectos.

 Foto de una edición anterior del festival de piano.
 Foto de una edición anterior del festival de piano.

"Si ya estábamos en una situación muy precaria, una cosa como esta es para nosotros jaque mate, porque además no sabemos cómo se va a recuperar. La gente no va a ir a los teatros en cuanto se levante el confinamiento, y luego ¿cómo metes a cuatrocientas o quinientas personas en un local cerrado? Y los actores, ¿salimos con mascarillas y guantes? En los rodajes de televisión o de cine pasa exactamente lo mismo, somos ochenta o cien en el equipo. ¿Cómo lo hacemos? ¿Se cambian los guiones? Hay amor, hay besos, hay contacto... Todo eso, ¿qué haces? No sé cómo lo van a solucionar. Es muy complicado todo esto", manifiesta la popular actriz jiennense Rosario Pardo, que ha visto esfumarse, directamente, toda su agenda artística de primavera y verano.

"La cultura, que somos ya de por sí un sector muy precario y muy poco cuidado, lo estamos notando muchísimo, hay gente que lo está pasando francamente mal", apostilla Pardo. Sí, actores sin escenario se suman a músicos, pintores sin salas, museos sin visitantes, librerías cerradas a cal y canto, pasarelas desiertas, restaurantes sin más olor que el del vacío... El golpe del Covid-19 parece mortal de necesidad si, una vez despiertos de la pesadilla, no hay manos capaces de suturar el tajo de la pandemia al sector.

"Hay una platajunta de todas las asociaciones del arte, pero esto es muy complicado, porque aquí estamos los que más se ven (actores, cantantes...) pero también los museos... ¡y los jardineros de los museos! Es un sector tan amplio y tan variado... Hay autónomos, gente contratada por productoras y otros que van de bolos; y muchísimos que una cosa ni otra, solo bolos; es muy precario, esto es horrible", aclara la actriz, responsable empresarial, también, de sus montajes teatrales. "Si a nosotros no nos han cuidado antes, ahora que todos los sectores van a estar mal...", aventura. 

 Rosario Pardo interpreta a Josefina Manresa en 'Los días de la nieve'.
 Rosario Pardo interpreta a Josefina Manresa en 'Los días de la nieve'.

La emergencia sanitaria está dejando claro, eso sí, que la cultura, lejos de esa consideración de "Cenicienta que ha arrastrado siempre" (como asegura Rosario Pardo), sirve de indudable refugio cotidiano al personal, que disfruta vía redes sociales y plataformas digitales de las propuestas creativas que pueblan móviles, tabletas y ordenadores. En esta línea, precisamente, la entrañable Nieves de Cuéntame cómo pasó lo tiene claro: "También es una manera de generar ingresos, ahora que ni los teatros ni los cines funcionan". No en vano, Pardo anda, estos días de cuarentena, en pleno proceso de adaptación a la docencia a través de las nuevas tecnologías: "Ahora todo el mundo le hemos echado mano al on-line. A mí me han pedido clases de interpretación, así que me estoy preparando para eso: estoy haciendo un curso de internet, que yo soy malísima con eso, nunca me ha gustado. Me estoy poniendo las pilas", afirma. 

MEDIDAS INSTITUCIONALES PARA AFRONTAR LA CRISIS

Sí, basta asomarse a las redes o a las diferentes plataformas para dar fe de la creatividad que derrochan estos días: "El sector cultural ha sido el primero que interrumpió su actividad económica y seguramente será uno de los últimos en incorporarse a la normalidad, por cuestiones como la aglomeración de público, pero también ha sido de los primeros en ponerse al servicio de la gente, gratuitamente, mandando sus productos y servicios a través de las nuevas tecnologías para hacer más llevadero este confinamiento".

Son palabras de Rafael Morales, presidente de la Asociación de Gestores Culturales de Andalucía (GECA), que en la provincia jiennense representa la baezana Filomena Garrido. Morales manifiesta"Queremos que se tenga en cuenta que la cultura es un servicio esencial, no secundario, como ha sido puesto de manifiesto siempre por los poderes públicos; que no sea solo retórica política, que se aplique y sea una realidad día a día".

En sus palabras, la pandemia es "un hecho devastador; cuando se estaba saliendo de la crisis de 2008 ha venido la de la Covid-19 y no solo ha hecho retroceder todos los pasos andados, sino que además no se atisba en el horizonte un final inmediato, por lo cual es urgente que se tomen medidas ya y se empiece a planificar qué se va a hacer una vez que pase la crisis sanitaria". 

GECA aglutinó, recientemente, a más de treinta entidades del sector (con importante presencia jiennense) en torno a un documento presentado ante la Consejería de Cultura de la Junta con una preocupación de esas que no dejan dormir: "Es una manera de hacerles llegar a las instituciones y a los poderes públicos responsables que el sector no solo está devastado, es que está sin esperanzas", sentencia el presidente.

En el escrito, la treintena de asociaciones adheridas reclaman cinco actuaciones, a su entender, ineludibles con vistas a rescatar al sector, a saber: pago inmediato de facturas y ayudas pendientes, aprobación del cumplimiento de acuerdos ya cerrados, un Plan Excepcional de Actividades Culturales y ayudas específicas para pymes y autónomos, además de la creación de una Mesa de Rescate.

Unas peticiones que, en principio, han encontrado eco en la resolución adoptada por la Consejería que dirige Patricia del Pozo y que, según la Administración, ha permitido librar los 1,3 millones en ayudas pendientes de 2014 a 2019, como reclamaba GECA: “Es la primera medida del plan de impacto diseñado por la consejería para la reactivación de los agentes culturales y el mantenimiento del empleo tras la crisis del Covid-19", indican desde la consejería.

Esta decisión supone "una inyección económica inmediata a un total de 106 beneficiarios (la mayoría, autónomos y pymes culturales) a través de ayudas anuales de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales (AAIC) al flamenco, a la cinematografía y a las artes escénicas". La reacción no se ha hecho esperar y, en declaraciones a este periódico, Rafael Morales celebra el 'maná': "Era una de las reivindicaciones del primer punto, mantener el presupuesto de 2020 y saldar inmediatamente todos los pagos a facturas y ayudas de 2019 y anteriores. Nos parece algo fabuloso", aplaude.

El presidente de la Asociación de Gestores Culturales de Andalucía, satisfecho con la noticia, abunda en la necesidad de auxiliar a unos profesionales que, además de su trabajo, aportan a la sociedad mucho más que entretenimiento: "En los países del entorno, a los que nos queremos parecer, ya han tomado medidas porque saben que la cultura es una de las medicinas fundamentales para corregir los defectos que está produciendo en la población esta crisis sanitaria en los ámbitos psicológico, de recuperar la normalidad en las calles, de no perder de vista el conjunto de valores que deben darle valor a una sociedad…".

CON LA VISTA EN EL OTOÑO

Tanto los ayuntamientos jiennenses como la Diputación Provincial pertenecen al conjunto de instituciones públicas de aquí cuyas convocatorias copan la agenda anual de actividades culturales, a la vez que respaldan con su colaboración un buen número de iniciativas. Festivales, ciclos, programas y concursos conforman una oferta que el coronavirus ha derribado pero cuyo efecto dominó habrá que parar de alguna forma.

Entre esas citas arraigadas en la agenda cultural de la provincia destacan los cinco festivales que conforman el programa Jaén en Julio (Etnosur, Un mar de canciones, BluesCazorla, Imagina Funk y Vértigo Estival), que están en el aire: "Habrá que esperar cómo evoluciona la pandemia y la finalización del estado de alarma en que nos encontramos, así como las circunstancias de incorporación a la normalidad en nuestro país; una vez que sepamos todo eso veremos qué actividades previstas se pueden celebrar y cuáles no. Cuando tengamos todas esas medidas tomaremos una decisión, siempre en colaboración con los ayuntamientos de la provincia", afirmó ayer mismo el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, durante la rueda de prensa virtual mantenida con los medios de comunicación. 

Según Reyes, el impacto de la emergencia sanitaria ha obligado "a la suspensión o el aplazamiento de muchos eventos": "Espero que pronto podamos tener claro qué podemos o no podemos hacer, pero la cultura es fundamental para nosotros, lo hemos demostrado en los últimos años y en eso vamos a seguir trabajando, porque a sus valores, que permiten más capacidades y más oportunidades, suma el valor añadido de generar riqueza y empleo", apostilla el titular de la administración provincial. 

En clave municipal, el concejal de Cultura del Ayuntamiento, José Manuel Higueras, apuesta por optimizar la agenda una vez que concluya la cuarentena: “Es preciso y necesario además que gestionemos del mejor modo posible el regreso a la actividad cultural cuando todo esto pase y sobre todo de cara al próximo otoño, por lo que hemos puesto encima de la mesa la creación de un comité de organización y coordinación de programación con el objetivo principal de evitar que se produzcan excesos y se multipliquen los eventos de carácter similar en las mismas fechas. Es una forma de comenzar a trabajar en la vuelta de la Cultura que vive momentos muy inciertos”. 

Según manifestó el edil en una reunión entre administraciones celebrada esta misma semana, hay que poner en marcha "la habilitación de una sección específica para las compañías jiennenses en los eventos públicos como el Festival de Otoño, donde manifestaciones como el teatro o la danza que se producen con acento jiennense tengan un lugar destacado”. Higueras apunta además a otras iniciativas, como auspiciar un banco de proyectos culturales y favorecer la preparación de sus producciones facilitando espacios municipales para ello.

No será la única reunión, según Higueras, que apuesta por prestar atención también a "gestores culturales privados, empresas y entidades que tenían unas previsiones de agenda en las que la ocupación de los espacios públicos municipales juega un papel clave: "Se trata de que podamos conciliar intereses, los suyos y los del público, de tal manera que unos puedan optimizar al máximo sus propuestas sin pisarse con otros y los jiennenses reciban una programación cultural ordenada de la que disfrutar al cien por cien. El consumo de Cultura por parte de todos cuando se levanten las medidas por el coronavirus es lo mejor que podemos hacer como jiennenses para ayudar a la recuperación del sector", concluye el concejal del área.

He visto un error

COMENTARIOS

Buba Casas

Buba Casas Abril 18, 2020

Muy buen artículo Javer. Cómo te comenté por whasap, la situación es como un túnel y no sabemos en cuál punto del túnel estamos. Estoy muy preocupado como empresario y como músico. Tengo una inversión grandísima en equipos de sonido y a una banda parada y recluida en casa. Todos los días pienso en ello. Como bien ha dicho Rosario, la cuestión está en que si la gente querrá acudir a los teatros. Ahora mismo nadie puede responder. Particularmente veo que la situación actual se va a prolongar durante uno o dos años. Quiero ser optimista pero me siento como este virus me hubiera robado mi tiempo, mi vida y la de los demás. Seguid lindos y mucha fuerza a todos los compañeros y a las personas que aportan a la cultura. Cuando salgamos de este túnel nos necesitaremos más que nunca.los unos a los otros.

responder

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.