Cerrar Buscador

Las 5 mejores series de TV del último lustro

Por José Ramón Casado - Marzo 02, 2019
Las 5 mejores series de TV del último lustro
Woody Harrelson y Matthew McConaughey protagonizan la primera temporada de True Detective. Foto: Facebook

En mis últimas apariciones por esta esquina rescaté una veintena de títulos menos comerciales de notable calidad (aquí y aquí). Ahora es el turno de reseñar las cinco mejores series estrenadas en el último lustro, en concreto entre los años 2012 y 2016. No incluyo 2017 porque apenas ha consumido tres meses y no es prolífico en títulos destacables, salvo Taboo y Feud. Westworld y Better Call Saul compartirían el sexto lugar y Stranger Things, pese a parecerme una serie sobrevalorada por pura nostalgia ochentera, igualaría en el séptimo con los gángsters británicos de Peaky Blinders y el humor adulto de Catastrophe. Excluyo a The Jinx (El Gafe) o Making a Murderer por su naturaleza documental. De no ser así, la primera integraría esta lista de los cinco mejores títulos de los últimos años y la segunda se elevaría hasta el sexto lugar, siempre bajo la subjetividad de quien firma.

TRUE DETECTIVE (2014)

Conviene apuntar que True Detective integra esta lista por su excelsa primera temporada. La ficción escrita por Nic Pizzolatto y dirigida por Cary Joji Fukunaga conforma una obra maestra de ocho horas de duración. Desde sus títulos de crédito iniciales con el oscuro tema de The Handsome Family hasta el emotivo diálogo final entre Rust Cohle (Matthew McConaughey) y Marty Hart (Woody Harrelson), los dos detectives encargados de investigar una serie de asesinatos con rituales satánicos en el sureño estado de Louisiana.

La interpretación de McConaughey como el atormentado, nihilista y amargo Rust Cohle forma parte de la historia de la ficción televisiva. Imposible no sentirse hipnotizado en los interrogatorios por ese fraseo arrastrado de acento texano, mientras exhala el humo del pitillo con parsimonia y hace figuritas de metal con las latas de cerveza. Puro magnetismo.

Harrelson, en la piel del iracundo Marty Hart, construye otro personaje digno de elogio. “Eres el Michael Jordan de los hijos de puta”, le espeta a su compañero Cohle en una discusión. En otro de los diálogos de la serie, Marty cuestiona: “¿Alguna vez te preguntas si eres una mala persona?” Y Rust responde: “No, no me lo pregunto. El mundo necesita a malas personas. Somos nosotros quienes mantenemos a esas malas personas al otro lado de la puerta”.

Son ellos, Rust y Marty, McConaughey y Harrelson, quienes encumbran el relato literario de Pizzolatto y la orfebrería técnica de Fukunaga, incluido el inolvidable plano secuencia de seis minutos del magistral cuarto capítulo, ese en el que Matthew empieza a esnifar rayas como un poseso antes del asalto a un punto de venta de droga y uno juraría que va 'puesto' de verdad.

La enésima joya de HBO es de visionado obligatorio para cualquier seriéfilo. Sentirán intriga por Carcosa y The Yellow King, y Handsome Family sonará en vuestro Mp3 o lista de Spotify. Pero, sobre todo, siempre reposará en vuestra memoria el existencialista Rust Cohle y su trágica odisea por encontrar un halo de luz entre tanta podredumbre oscura.

Nota en IMBD: 9,1 | Nota en Filmaffinity: 8,5

Temporadas: 1 | Episodios: 8

Reparto actoral: Matthew McConaughey (Rust Cohle), Woody Harrelson (Marty Hart), Michelle Monaghan (Maggie Hart), Kevin Dunn (Ken Quesada), Michael Potts (Maynard Gilbough) y Alexandra Daddario (Lisa Tragnetti).  

FARGO (2014)

A diferencia de True Detective, cuya segunda temporada rebajó el listón, la serie Fargo, inspirada en el filme homónimo de los hermanos Coen, regala dos temporadas de un nivel descomunal. En su caso no son independientes, sino que el argumento de ambas está sutilmente conectado.

En la primera, el pardillo vendedor de seguros Lester Nygaard (Martin Freeman), hombre fácilmente manejable por su entorno familiar y laboral, ve alterada su vida con la llegada al pueblo del misterioso asesino a sueldo Lorne Malvo, encarnado por un hipnótico Billy Bob Thornton. El exmarido de Angelina Jolie (sí, antes que Brad Pitt), de nuevo en el candelero por su Globo de Oro a Mejor Actor por su papel en el notable drama judicial Goliath, es a Fargo lo que McConaughey a True Detective.

Lorne Malvo es un sociópata de flequillo recortado y mirada tan fría como los paisajes nevados de Minnessota que ambientan la serie. Deja un par de secuencias para la historia con el tiroteo bajo el manto de nieve del capítulo sexto y ese otro en el que de Malvo solo intuyes su maldad mientras el magistral uso del sonido hace el resto. En definitiva, estamos ante una reinvención genial de la fábula de los hermanos Coen a cargo de Noah Hawley (Legion), en la que no falta el humor negro ni las continuas referencias al filme original de 1996.

En la segunda temporada, la serie se remonta hasta 1979 para narrar un acontecimiento al que se hace referencia en la primera: la masacre de Sioux Fall. El conflicto a tres bandas entre el clan familiar de los Gerhardt, un grupo mafioso de Kansas City y el matrimonio Blomquist (Kirsten Dunst y Jesse Plemons) desemboca en una historia violenta de trazos tarantinescos y ritmo frenético, con una banda sonora espectacular y otro villano para la posteridad: el indio Hazee Dent.

Contrate los servicios de Lorne Malvo o Hazee Dent en su vida y nadie le mirará por encima del hombro. No se atreverán. La tercera temporada de esta espectacular serie de la cadena FX, con Ewan McGregor como actor protagonista, se estrena el 19 de abril.

Nota en IMBD: 9,0 | Nota en Filmaffinity: 8,3

Temporadas: 2 | Episodios: 20

Reparto actoral Temporada 1: Billy Bob Thornton (Lorne Malvo), Martin Freeman (Lester Nygaard), Allison Tolman (Molly Solverson), Colin Hanks (Gus Grimly), Bod Odenkirk (Bill Oswalt) y Keith Carradine (Lou Solverson). Temporada 2: Patrick Wilson (Lou Solverson), Kirsten Dunst (Peggy Blumquist), Jesse Plemons (Ed Blumquist), Ted Danson (Hank Larsson) y Nick Offerman (Carl Weathers).  

HOUSE OF CARDS (2013)

Alejada del tono más realista de la danesa Borgen (qué joya), la producción de Netflix salpica de fuegos de artificio el ascenso al poder del congresista demócrata Francis Underwood, interpretado de forma magistral por el oscarizado Kevin Spacey (American Beauty).

Otro antihéroe arquetípico de la ficción televisiva de la última década. Un político calculador, malévolo e inteligente a quien no le tiembla el pulso para manejar los hilos en los despachos de la Casa Blanca. Un megalómano con ansia de poder que cuenta con la inestimable ayuda de su mujer Claire, encarnada por una Robin Wright espectacular.

House of Cards, que tiene a David Fincher (Seven, Zodiac o El Club de la Lucha) como productor ejecutivo, refleja el lado más oscuro de la democracia con dos estrellas del cine consagradas y una galería de secundarios de lujo: el asistente personal Doug Stamper, la periodista Zoe Barnes, la ambiciosa Jackie Sharp, el congresista Peter Russo o el presidente ruso Petrov, entre otros.

Pese a una tercera temporada más irregular y con alguna que otra subtrama alargada de forma innecesaria, House of Cards, uno de los estandartes de Netflix, recuperó toda su vitalidad en una cuarta entrega sublime y calienta ya motores para el estreno de la quinta del próximo mes de mayo.

Querido lector, no lo dude y acceda a los pasillos de la Casa Blanca junto a Francis Underwood, el Maquiavelo de la política. Usted me dirá que prefiere hacerlo de la mano de Claire. Lógico, aunque no le conviene. Spacey le acongojará con alguna de sus sentencias lapidarias, mirándole siempre a los ojos (a cámara), y se despedirá con dos golpes rítmicos y certeros en la mesa de su despacho oval. Tac, tac.

Nota en IMBD: 9,0 | Nota en Filmaffinity: 8,1

Temporadas: 4 | Episodios: 52

Reparto actoral: Kevin Spacey (Francis Underwood), Robin Wright (Claire Underwood), Kate Mara (Zoe Barnes), Michael Kelly (Doug Stamper), Mahershala Ali (Remy Denton), Molly Parker (Jackie Sharp) y Michel Gill (Garret Walker).  

NARCOS (2015)

La serie revelación de 2015 narra la historia del imparable ascenso y posterior caída del narcotraficante colombiano Pablo Escobar y el cartel de Medellín. La caza del hombre más buscado del planeta por parte de la DEA y las autoridades colombianas.

Una serie de ritmo ágil producida por José Padilha (Tropa de Élite) que obliga a ‘googlear’ al término de algún capítulo para constatar si lo visto en pantalla es cierto. Y aunque se permite numerosas licencias narrativas, como admite el propio hijo del capo, compruebas que varios hechos impactantes son veraces y no te queda otra que exclamar un ‘hijueputa malparido’.

Porque Narcos es ante todo Wagner Moura y su acento, tan criticado como luego pulido en una segunda temporada en la que la serie pierde cierto frenesí para profundizar en la psicología de uno de los criminales más sangrientos de la historia. Sobresale el trabajo de los dos agentes de la DEA, Steve Murphy y Javier Peña, encarnados por Boyd Holbrook y Pedro Pascal (Obelyn, en Juego de Tronos). Además, Narcos cuenta con una banda sonora, vestuario y escenarios que recrean a la perfección la atmósfera del país colombiano en los 80 y los 90. Una serie ‘bien berraca, pues’, con el único lunar de que algunos secundarios rezuman cierto aire telenovelesco.

Sus críticos afirman que para conocer la verdadera historia de Pablo Escobar conviene alejarse de esta exagerada ficción estadounidense y visionar la colombiana El Patrón del Mal. Quizá no les falte razón, pero para tragarme 118 episodios prefiero un documental de su vida. O simplemente dejarte llevar por esta adictiva y más digerible producción de Netflix hasta escribirle a algún colega por WhatsApp el famoso ‘Hijueputa’ o el ‘Plata o Plomo’. Porque lo harás.

Netflix anunció la renovación de la serie para una tercera y cuarta temporadas, obviamente ya sin Pablo Escobar, centradas en el Cartel de Cali y los hermanos Orejuela. A falta de concretar la fecha de emisión, Narcos contará con presencia española tras la confirmación de Javier Cámara, Miguel Ángel Silvestre y Tristán Ulloa como nuevos actores.

Nota en IMBD: 8,9 | Nota en Filmaffinity: 8,1

Temporadas: 2 | Episodios: 20

Reparto actoral: Wagner Moura (Pablo Escobar), Boyd Holbrook (Steve Murphy), Pedro Pascal (Javier Peña), Paulina Gaitán (Tata Escobar) y Alberto Amman (Pacho Herrera).  

THE YOUNG POPE (2016)

La mejor serie de 2016. Una producción de HBO, Sky Italia y Canal+ con el sello inconfundible del genio italiano Paolo Sorrentino. Una de esas obras provocadoras que despertará elogios y críticas a partes iguales. Si no paladearon La Gran Belleza o La Juventud, quizá no conecten con el Papa Pío XIII. Si, por el contrario, tienen a Jep Gambardella o Fred Ballinger como personajes fetiche de su colección cinéfila, no duden en acercarse a esta ‘película’ de diez horas con el estilismo visual y lirismo propios de Sorrentino. Una ficción sobresaliente desde su cabecera inicial hasta los tres abrumadores últimos capítulos, especialmente el noveno. Un diamante.

The Young Pope cuenta la historia del estadounidense Lenny Belardo (Jude Law), un cardenal de 40 años nombrado nuevo Papa del Vaticano. Un pontífice guapo, inteligente, fumador y amante de la Cherry Coke. En el primer discurso ante sus fieles aboga por el matrimonio homosexual, el aborto, la masturbación o la eutanasia. Todo es una pesadilla. En realidad, el vanidoso Papa Pío XIII es ultraconservador, no se deja ver ni fotografiar ante sus fieles y afirma no creer en la existencia de Dios.

Acompañado por su mentora, Sor María (Diane Keaton), y siempre bajo la amenaza de traición por el resto de integrantes de la curia, entre ellos el genial tifoso napolitano Voiello (Silvio Orlando), el Papa Joven de Sorrentino realiza una especie de viaje iniciático entre las paredes del Vaticano para superar su crisis de fe y su verdadero trauma, la orfandad. La carencia afectiva de unos padres. Una serie de traición, amistad, amor y milagros. Una auténtica delicia estética e interpretativa, salpicada de diálogos ácidos e inteligentes, un gran diseño de producción y una selección musical salpicada de temas que darán la vuelta a su cabeza durante unos días, como este Senza un Perché de Nada o el Halo de Beyoncé en el hermoso y sensible discurso final del octavo capítulo.

La serie de Sorrentino, en la que también participa el español Javier Cámara como el Cardenal Gutiérrez, está renovada por una segunda temporada. Quien suscribe estas líneas cuenta los días para reencontrarse con el controvertido Papa Pío XIII y comprobar cómo encaja Voiello el fichaje del Pipa Higuaín por La Vecchia Signora.

Nota en IMBD: 8,5 | Nota en Filmaffinity: 8,1

Temporadas: 1 | Episodios: 10

Reparto actoral: Jude Law (Papa Pío XIII), Diane Keaton (Hermana María), Silvio Orlando (Cardenal Voiello), Javier Cámara (Cardenal Gutiérrez) y Scott Shepherd (Cardenal Dussolier).  

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.