Cerrar Buscador

El lenguaje de la seducción

Por Antonio Manrique - Septiembre 11, 2019
El lenguaje de la seducción
Foto de archivo de redes sociales

En estos nuevos tiempos de desenfrenada revolución comercial, las grandes empresas tecnológicas del mundo online despliegan sus velas cargadas de seducción para atraer al consumidor a través de las redes de la competitividad, las estrategias de marketing, la logística y el desarrollo de nuevos productos de consumo.

Nuevas tecnologías que están revolucionando el comercio online: inteligencia artificial chatbots (atención al cliente 7/24), robótica, realidad virtual y aumentada, asistentes virtuales y un largo etcétera. Son herramientas adaptadas para la mejora de su competitividad, atracción y búsqueda de nuevos clientes.

Es un sofisticado modelo tecno/económico apoyado en el lenguaje de la seducción que está transformando el mundo comercial, que permite, a través del almacenamiento, procesamiento y análisis de datos (big data): manipular, controlar, influir en el comportamiento y doblegar la voluntad del comprador en beneficio de los grandes oligopolios económicos y su capacidad de influir en el mercado.

Hablamos de un sistema invasivo a través de las grandes inversiones del e-commerce y sus estratégicas campañas publicitarias, tendidas en el momento y lugar oportunos. Desplazan el empleo local en detrimento de los pequeños y medianos comercios, emprendedores y autónomos, con los demoledores efectos sociales y familiares del desplazamiento, y un absoluto desprecio al daño causado.

Innovadoras formas de venta entre la pasión y la tecnología capaces de cambiar las ciudades de nuestro entorno inundándolas de ofertas y productos. Su principal arma es la atracción y el impacto emocional a través de la seducción tecnológica. Es una tela de araña capaz de cubrir los más importantes sectores de consumo de nuestro mercado, acompañado de un paquete de experiencias interactivas capaces de transformar la mentalidad del consumidor actual.

Un desarrollado arte de la seducción altamente competitivo cargado de ambición que “No deja títere con cabeza”, un vaciado de nuestras poblaciones, y una larga lista de carteles “Se alquila, se traspasa se vende” a su paso. Un paquete de retos en el que mantener intacta nuestra cartera de clientes se convierte en un objetivo primordial para seguir sobreviviendo en el mercado actual y no dejar que nos arrastre la corriente tecnológica.

Y ahora, qué:

¿Estamos en nuestra provincia en una soledad absoluta ante su futuro tecnológico, industrial y económico?

¿Puede la imaginación y la voluntad cambiar ambición tecnológica por ideas sociales y contrarrestar su poder apoyados en nuestro propio equipaje, sustituyendo ambición por fidelidad y amistad, esencia y base de la relación con el cliente capaz de cubrir emociones y necesidades a través de la empatía y el respeto?

¿Seremos capaces de superarnos y subirnos al carro de la evolución con identidad propia, adaptándonos a nuestros medios y recursos naturales?

Hablamos de una revolución comercial que nos puede arrastrar a una nueva crisis de difícil alcance, en la que es imprescindible enfrentarnos con voluntad y desarrollar nuevas formas competitivas de evolución y seducción de nuestros comercios, conjuntamente con un proyecto de colaboración, y presionar a las entidades públicas a tomar las medidas oportunas en defensa de nuestro futuro de supervivencia social, económica y familiar, y no quedarnos atrás ante el imparable lenguaje de la seducción tecnológica.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.