Cerrar Buscador

Los vertidos incontrolados, en el punto de mira

Por Esperanza Calzado - Marzo 01, 2020
Los vertidos incontrolados, en el punto de mira

El solicitante de una licencia de obras deberá depositar una fianza que le será devuelta cuando acredite que los residuos han sido tratados

Se acabó hacer una obra en una vivienda y tirar los escombros en cualquier descampado. Tampoco estará permitido para una obra mayor. El pleno del Ayuntamiento de Jaén ha dado luz verde a la modificación de la ordenanza de recogida de residuos. A partir de ahora, todo solicitante de una licencia de obras menor o mayor deberá depositar una fianza que sólo le será devuelta cuando acredite que los residuos han sido tratados en una planta autorizada.

Desde que llegaron al equipo de Gobierno, PSOE y Cs luchan contra los vertidos incontrolados. En agosto del año pasado se anunció la modificación de su ordenanza de residuos para incluir en ella la especificidad del tratamiento de los derivados de la construcción y la demolición, una medida que esta semana ha visto la luz. Pero, mientras tanto, operarios municipales retiraron decenas de puntos de vertido incontrolado de residuos de construcción en el parque empresarial Nuevo Jaén y en el camino de las Cruces. Son dos puntos negros recurrentes de acumulación de residuos de construcción y demolición y enseres. 

La nueva ordenanza quiere, precisamente, erradicar esta práctica de raíz. Conviene recordar, además, que el Parlamento andaluz aprobó un decreto, en 2007, que obliga a todos los ayuntamientos a establecer una fianza que garantice el correcto tratamiento de los escombros de obras menores y mayores. Jaén, a diferencia del resto de la provincia, donde ya hay unos 90 ayuntamientos que han aprobado esta ordenanza, no la tenía.

El concejal de Servicios Públicos y Contratación, Francisco Lechuga, explica que, tras la adecuación de la ordenanza municipal, los espacios disponibles están en la carretera de Fuerte del Rey, en la Planta de Tratamiento de Residuos de la Construcción y la Demolición de la Diputación Provincial, a apenas cuatro kilómetros del casco urbano. De esta forma, Lechuga señala que en buena medida y sin coste para los productores de estos residuos se evitarán muchas de las escombreras ilegales e improvisadas que proliferan en distintos barrios de la ciudad y que además de un perjuicio estético causan problemas medioambientales.

El edil señala que además, y de forma paralela, el acopio ilegal en puntos no autorizados de restos de demolición y construcción está penado por esta ordenanza y acarrea sanciones.

He visto un error

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.