Cerrar Buscador

Linares: la ciudad sin miedo

Por Miguel G. Barea - Mayo 24, 2018
Linares: la ciudad sin miedo

El pasado 17 de mayo, jueves y laborable, entre 20.000 y 30.000 linarenses salieron a la calle. Pidieron lo de siempre: trabajo, futuro y ninguna mentira más. De nuevo volvieron a señalar la irresponsabilidad de los políticos. Y qué queréis que os diga: a mí tampoco me dan lástima. Creo que se han ganado a pulso esa hostilidad. Unos más que otros, también es cierto.

Hay cosas que no me gustan de mi ciudad natal. El desprecio por el arte y la cultura, la ausencia de autocrítica o esa mentalidad provinciana salpicada de cuñadismo, por ejemplo. Sin embargo, su capacidad de movilización y su espíritu de lucha imperecedero hacen que me sienta muy orgulloso de haber nacido allí. Y episodios como las dos manifestaciones convocadas por la plataforma "Todos a una por Linares" me obligan a expresarlo en público.

En su obra maestra "Daredevil: Born Again", el guionista de cómic Frank Miller afirma que "un hombre sin esperanza es un hombre sin miedo". La sentencia también vale para Linares, una ciudad que tocó fondo y que poco a poco va encarando sus complejos y temores. He ahí el primer paso para vencerlos.

El 14S y el 17M indican el comienzo de una nueva época. Una época que parece alérgica a la palabrería y al marketing electoral, en la que los hechos se impondrán a la propaganda y sin apenas margen de error. Más de un cargo público apoltronado cómodamente en su sillón debería tomar nota.

En apenas un año se celebran elecciones municipales. Si algo hay seguro es que a cualquier partido le resultará muy difícil alcanzar la mayoría absoluta. Tocará pactar, dialogar y limar asperezas. Y si gentes tan distintas han sido capaces de caminar #TodosAUnaPorLinares hasta en dos ocasiones, lo mínimo que se debe exigir a la corporación municipal venidera es que esté a su altura.

Comenta en su blog el periodista Antonio Agudo que "segundas partes casi siempre han sido buenas. Ahí están El Quijote y El Padrino". Tiene razón. Al igual que muchos de mis paisanos, no descarto que esta trilogía deba cerrarse frente al sevillano Palacio de San Telmo. Pronto lo sabremos. Sea como fuere, gracias otra vez, Linares, por no resignarte a morir.

 

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.