Cerrar Buscador

La Policía 'descabeza' al clan de los alicantinos en Linares

Por Redacción - Marzo 11, 2021
Compartir en Twitter @lacontradejaen
La Policía 'descabeza' al clan de los alicantinos en Linares

Los investigadores estiman que semanalmente se proveían de tres o cuatro kilos de cocaína a través de una organización criminal de origen colombiano

Agentes de la Policía Nacional, adscritos al Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares, han detenido a cuatro personas en un operativo especial contra el clan de los “Alicantinos”. El clan había sido objeto de multitud de investigaciones en los últimos años, adquiriendo un alto nivel de especialización y considerado por los investigadores como el mayor proveedor de cocaína de Jaén, de acuerdo con los datos facilitados por el Cuerpo.

Los agentes estimaron que semanalmente este clan se proveía hasta de cuatro kilos de cocaína a través de una organización criminal colombiana, que, en prácticamente 24 horas, la distribuían por toda la provincia. La operación 'Pócima' se ha saldado con la detención de ocho, (cuatro en una primera fase) miembros del clan, practicándose tres registros domiciliarios y la incautación de 1.100 gramos de cocaína en la primera fase y 1.200 gramos de cocaína en la segunda; en total 2.300.

Mediado el pasado año, los investigadores del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Linares tenían conocimiento de que el líder del clan de los “Alicantinos” había obtenido el tercer grado penitenciario, residiendo nuevamente en la Estación Linares-Baeza, supuestamente, retomando sus ilícitas actividades nada más salir de prisión. Por ello, los investigadores activaron todos los mecanismos de captación de información y establecieron diferentes dispositivos de vigilancia.

EXTREMAS MEDIDAS DE CONTROL

Durante meses, los investigadores estudiaron su rutina diaria estableciendo diferentes vigilancias, demorando en el tiempo el avance de la investigación. El investigado tomaba todo tipo de medidas con el fin de distraer, confundir y evadir la acción policial, con el añadido de que el lugar donde tenía su residencia habitual podría detectar, con el fin de anular, la acción policial que le llevara a su detención. Por otra parte, los agentes sabían que utilizaba un anexo al domicilio habitual, presuntamente como “guardería”, es decir lugar donde escondía la droga.

Fruto de los diferentes dispositivos de vigilancia, los agentes detectaron la presencia de una mujer que llegó hasta la zona en un vehículo; habitualmente la encargada del transporte de la droga, observando cómo el cabecilla del grupo accedía al anexo mencionado y salía con tres paquetes que directamente introdujo en el vehículo de la mujer, para después subirse al coche lanzadera. Vehículo que suelen utilizar los narcotraficantes con el fin de detectar a la policía.

Posteriormente, ambos vehículos partieron desde la zona en dirección a la ciudad de Úbeda donde fueron interceptados. En ese momento, el cabecilla del grupo arremetió contra el vehículo policial dándose a la fuga. En el registro que se realizó al vehículo de la mujer, los agentes encontraron los tres paquetes mencionados que contenían 111, 84 y 45 gramos de cocaína.

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK