Cerrar Buscador

Europa no ve al lince

Por Esperanza Calzado - Junio 05, 2019
Compartir en Twitter @Esperanza44
Europa no ve al lince
Linces en la Sierra de Andújar. Foto: Juan Carlos Fernández.

La Comisión Europea no aprueba el programa Life Lince dotado con 27 millones de euros y la Junta asumirá con fondos propios su financiación durante un año y medio

Proyecto Life Lince “Actuaciones para la conservación del Lince ibérico (Lynx pardina)” (1994-1999). Este fue uno de los primeros proyectos Life en España para la conservación del lince en el que intervinieron las comunidades autónomas con presencia de lince. Las acciones se centraron en vigilancia y seguimiento de las áreas linceras para mejorar el conocimiento sobre las poblaciones de lince, sus riesgos y amenazas. Así como controlar y evitar la mortalidad no natural. Después de 25 años, Europa ha dicho no al programa por considerarlo "poco realista".

Lo anunció ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, el consejero de Presidencia y Portavoz, Elías Bendodo. El programa Life Lince cuenta con 22 socios, entre ellos los gobiernos de España y Portugal y los regionales de Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía. "El proyecto que ha tumbado la Comisión Europea es el que dejó presentado el anterior gobierno para preservar el lince, que quede claro. Lo considera poco realista; un proyecto que ascendía a 27 millones de euros", reconoció Bendodo.

¿Qué va a pasar ahora? Mientras se trabaja en uno nuevo para que pueda ser aprobado en 2020, el Ejecutivo autonómico va a mantener con fondos propios el programa de conservación durante año y medio. Así, según explicó el consejero de la Presidencia, financiará los planes de protección de los centros de cría, la alimentación, los servicios veterinarios, la mejora del hábitat, etcétera. "Nos hemos ofrecido a liderar un nuevo proyecto Life para el año 2020 y se presentará un nuevo avance en verano. Será un proyecto realista", concluye. 

ANTECEDENTES

Fue en el año 2002 cuando fue aprobado el Proyecto Life “Recuperación de las poblaciones de lince ibérico en Andalucía”. Entonces se había estimado que quedaban menos de 200 linces ibéricos en el mundo, distribuidos en dos poblaciones viables, una en Doñana (Huelva y Sevilla) y otra en Sierra Morena (Córdoba y Jaén). Con un presupuesto de 9.285.714 euros, de los que la UE aportó un 42%, significó un hito muy importante en la conservación de la especie.

Tras la finalización de este proyecto, se consiguió un incremento mínimo del 49% en el número de ejemplares y un 25-32% del número de territorios, aumentando la superficie del área de distribución de la especie en un 73%. En 2007 logró el premio "Best of the Best" otorgado a los cinco mejores proyectos ejecutados en toda la Unión Europea.

En 2006 se puso en marcha un nuevo Proyecto Life denominado “Conservación y reintroducción del lince ibérico en Andalucía”, dotado con 25.971.489 euros, de los que la UE aportó un 38%. Se dio un salto cualitativo con la inclusión de dos actuaciones novedosas: la reintroducción de linces en algunas de sus zonas de distribución histórica en Andalucía con la creación de dos nuevos núcleos de población: uno en Guadalmellato (Córdoba) en 2009 (con la reintroducción de 7 individuos); y otro posteriormente en 2010 en Guarrizas (Jaén) con cinco ejemplares reintroducidos. Además, se llevaron a cabo actuaciones de reforzamiento genético en la población de Doñana mediante la translocación de individuos de procedentes de Sierra Morena.

El trabajo desarrollado en los dos proyectos LIFE Lince permitieron sacar a la especie de un escenario de pre-extinción, partiendo de los 94 ejemplares en 2002 y pasando a los 326, repartidos en cuatro poblaciones, Doñana-Aljarafe (Huelva-Sevilla) Guadalmellato (Córdoba) Guarrizas (Jaén) y Andújar-Cardeña (Jaén-Córdoba) con un aceptable intercambio de individuos.

Iberlince es el tercer proyecto Life que fue aprobado por la Comisión Europea. El presupuesto total de proyecto Life+Iberlince ascendió, vigente hasta 2016, ascendió a algo más de 34 millones de euros, siendo la contribución de la Unión Europea un 61,57 % de esta cuantía, es decir algo más de 20,9 millones de euros. Fue el presupuesto más elevado que se ha invertido en un proyecto LIFE. Se calcula que el año 2018 acabó con un total de 650 linces en libertad –según cifras provisionales–, a los que habría que añadir 135 ejemplares en los centros de cría y cautividad. Ahora, la Comisión Europea lo que ha hecho es tumbar el cuarto programa Life que pasará a ser financiado por la Junta durante un año y medio hasta que puedan presentar uno nuevo "más realista". 

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK