Cerrar Buscador
UN KILÓMETRO EN ROJO

UN KILÓMETRO EN ROJO

Por Esperanza Calzado - Octubre 05, 2019

"La situación del patrimonio de Jaén es una vergüenza nacional". "Lo que está pasando en Jaén no es normal". El patrimonio jiennense se degrada en una ciudad que cuenta con tres enclaves incluidos en la Lista Roja, aunque podrían ser más

"Cuidad de vuestros monumentos y no tendréis necesidad de restaurarlos".

Lo dijo el escritor, crítico de arte, sociólogo, artista y reformador social​ británico John Ruskin (1819-1900). Su legado encabeza la filosofía de la Asociación Hispania Nostra, constituida en 1976 con motivo de la celebración del Año del Patrimonio Arquitectónico Europeo y en sintonía con la organización Europa Nostra. Entre los muchos trabajos que realiza, sobresale la ya famosa "Lista Roja del Patrimonio", una iniciativa que recoge aquellos elementos que están sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, al objeto de darlos a conocer y lograr su consolidación o restauración.

Detrás de su mapa, con 31 espacios en la provincia de Jaén, se esconde una realidad arquitectónica abandonada. En la capital del Santo Reino, ni tan siquiera hay que recorrer un kilómetro a pie para toparse con tres de esos escenarios: el Cementerio de San Eufrasio, la iglesia de San Miguel y la Judería, la última incorporación.

—Que haya tres espacios en la Lista Roja del Patrimonio en menos de un kilómetro me parece incluso amable porque hay algunos recursos que están en riesgo, que están localizados y que podrían formar parte. 

Lo reconoce el propio Ayuntamiento de Jaén. A su concejal de Cultura y Turismo, Políticas Sociales, Vivienda y Rehabilitación Urbanismo, José Manuel Higueras, no le duelen prendas para denunciar que prácticamente casi todo el centro histórico de Jaén podría estar en la clasificación de Hispania Nostra. Cita algunos espacios como, por ejemplo, la Casa de la Virgen y algunos edificios que aunque no están catalogados, son del siglo XVIII y XIX y pueden estar en riesgo.

—Hay que hacer un gran plan sobre el centro histórico desde el punto de vista cultural y con el apoyo de los fondos DUSI lo vamos a hacer.

En Jaén hay colectivos que se dejan la piel para lograr que todo ese patrimonio, muchas veces olvidado por políticos y ciudadanos, realmente se ponga en valor. Uno de ellos es Iuventa. Su presidente, Rafael Cámara, no pierde la esperanza.

—A mí me duele la boca de decirlo. Me da vergüenza. Siendo hijos de una ciudad que brilló en el Renacimiento, que tiene una de las catedrales más bonitas de España y que fue capital de un reino, ahora nos hemos convertido en los parias de la provincia de Jaén. 

La indignación aflora cuando le preguntamos por el estado de conservación del patrimonio y recuerda que estos tres enclaves están en la Lista Roja, pero coincide con José Manuel Higueras en que hay otros puntos que también podrían formar parte. Cita la muralla del monte de Santa Catalina. 

Precisamente, la Asociación de Vecinos Entre Cantones, junto con la Federación Ciudadanos por Jaén, ha preparado un escrito en el que denuncia el deterioro de la zona sureste de la muralla. Sustentado en fotografías, su informe constata el "ruinoso y peligroso estado" de parte del recinto amurallado. Denuncian que especialmente grave es la situación que sufren los residentes al sur del aparcamiento municipal "La Merced", donde se producen desprendimientos y grietas, tanto en la muralla como en los aterrazamientos históricos que formaban parte del conjunto defensivo de la ciudad. "Se ha convertido en un problema de conservación, pero también de seguridad".

La asociación de vecinos reclama al Ayuntamiento que acometa un estudio detallado del estado del tramo sureste de la muralla con el objetivo de conocer su situación real, evaluar medidas de conservación y su puesta en valor. 

Rafael Cámara no puede esconder su indignación.

—Es muy grave. Estamos viviendo nuestros monumentos hechos bicarbonato, literalmente, porque se están desmoronando. La caída de parte del tejado de la Iglesia de San Miguel, los hundimientos en el Cementerio de San Eufrasio... y no pasa nada.

Mientras hace esta denuncia está esperando que comience la exposición y conferencia del arquitecto Jesús Colmenero Higueras. El título habla por sí solo: SOS Casco Histórico de Jaén. Su intervención forma parte del programa ‘Jaén Genuino. El pasado sí tiene futuro’ del diario Viva Jaén y de cuya organización forma parte Rafael Cámara, que agradece que este tipo de iniciativas, como la labor que desarrollan organizaciones como Iuventa, la Asociación Provincial de Guías Locales o Amigos de los Íberos, son las que están contribuyendo a una mayor concienciación ciudadana sobre los valores de nuestro patrimonio. 

Rafael Cámara lleva veinte años escuchando propuestas tales como que se va a abrir la Iglesia de San Andrés al público, el arreglo del cementerio, que en la calle Elvín se iba a acometer un centro de interpretación de las tres culturas y, después, una almazara escaparate e, incluso, huertos urbanos; que en Los Uribes iba un instituto y después un centro de adultos, o que en los Baños del Naranjo se acometería un centro de interpretación del Renacimiento... ¿Ha perdido la esperanza? Le preguntamos:

—No pierdo la esperanza porque soy optimista y estamos esperando que llegue una Corporación que, de verdad, se lo tome en serio. Ojalá ésta cambie la dinámina porque tengo mucho escepticismo porque ni siquiera el Museo Íbero está terminado. La situación del patrimonio de Jaén es una vergüenza nacional.

IGLESIA DE SAN MIGUEL

"En la Calle Misericordia se encontraba la fachada de la iglesia de San Miguel, del siglo XVI (la cartela de la portada informa de que se acabó en 1561 bajo el patrocinio del obispo Diego de los Cobos) y de diseño vandelviriano. Fue desmontada en 1919 para su mejor conservación por el arquitecto Antonio Flórez Urdapilleta y trasladada al Museo de Jaén, que es actualmente donde se encuentra". Así comienza el texto de Hispania Nostra para referirse a este enclave jiennense. Lo que queda hoy de la iglesia se halla repartido entre varias viviendas particulares. Algunos restos son perceptibles en las calles Escalerillas y Lavanderas y la Plaza de San Miguel. Se conserva el ábside de la iglesia, de amplias proporciones, con ventanas de ladrillo de reminiscencia mudéjar.

El conjunto del inmueble sólo tiene la protección del Plan General de Ordenación Urbana de la Ciudad de Jaén, y del PEPRICH 1996, como Área Integral. Un aparte merece la portada de la iglesia de influencia vandelviriana, declarada Monumento Histórico-Artístico el 30/11/1919, e inscrita como Bien de Interés Cultural. Hispania Nostra alerta de que está en estado de ruina. Avisa de que la portada del templo se conserva en el Museo de Jaén y los restos de la iglesia se encuentran integrados en otras construcciones. Está en la lista roja por la presión urbanística y el abandono administrativo y social. Tiene presencia de humedades por problemas en la cubierta y en la cimentación, amén de estar a merced del abandono y el expolio.

El Ayuntamiento de Jaén incluirá la recuperación de la iglesia de San Miguel en el proyecto que elabora de cara al año próximo para beneficiarse de los fondos con cargo al 1,5% cultural del Gobierno de España."Teníamos claro que debía destinarse a San Miguel, en la lista roja de patrimonio en riesgo de desaparición”, señala José Manuel Higueras. Y es que la Asociación Hispania Nostra incluyó en 2014 este patrimonio en su lista roja. 

Por delante tiene propuestas como las de Jesús Colmenero Higueras. Es arquitecto y responsable de la conferencia "S.O.S Casco histórico de Jaén", con la que examina el aislamiento urbano y social del casco antiguo de la ciudad en los últimos 50 años, poniendo el foco en la pérdida identitaria y el éxodo vecinal en la zona.

 Jesús Colmenero Higueras, arquitecto. Foto: Esperanza Calzado.
Jesús Colmenero Higueras, arquitecto. Foto: Esperanza Calzado.

Ayer presentó el proyecto Ruinas Compartidas que se centra en San Miguel, especialmente. Ha hecho un diagnóstico del intramuros de la ciudad y de cómo se ha llegado a una degradación desde los años 50 hasta ahora. Además propone un proyecto de actuaciones singulares en puntos estratégicos que, posteriormente, llevarían a una regeneración mayor. Propone recuperar los dos focos perdidos del barrio como son la estructura del antiguo Palacio de Los Uribe y la iglesia de San Miguel. Se trata de dotar de vida y actividades estos espacios a la vez que se integran en el barrio. 

—Como ciudadano de Jaén nunca me había parado a pensar cómo estaba nuestro patrimonio hasta que llega un momento en el que sales y en las escuelas de Arquitectura, por ejemplo, te hacen repensar y darte cuenta de que lo que está pasando en Jaén no es normal. Es una situación rara con la que se van acumulando solares y declaraciones de ruina durante años y ahora estamos en una situación de alerta.

Su proyecto, que se puede ver en el Colegio de Arquitectos de Jaén de la mano del programa Jaén Genuino, es una de las alternativas puestas sobre la mesa. 

CEMENTERIO DE SAN EUFRASIO

 Cementerio de San Eufrasio. Foto: Inventario Fotográfico del Cementerio Viejo de Jaén.
Cementerio de San Eufrasio. Foto: Inventario Fotográfico del Cementerio Viejo de Jaén.

Conocido como cementerio 'viejo', es obra del arquitecto Manuel López de Lara. Lugar de descanso eterno de numerosos personajes ilustres de la sociedad jiennense de los siglos XIX y XX y también de ejecutados durante la Guerra Civil, se edificó en 1829. En 2002 se clausuró para enterramientos y en 2011 obtuvo la declaración de Bien de Interés Cultural. Sin embargo, su estado de abandono es tal que corre el serio riesgo de perderse como bien cultural tanto físico como inmaterial. Así lo considera la Asociación Hispania Nostra. 

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Jaén, José Manuel Higueras, explica alguno de los pasos que se van a ir dando.

—Hay que hacer un estudio de las cubiertas de los nichos, sobre todo de los patios principales, que son los que van desde el siglo XIX hasta principios del XX. Los nichos más modernos no tienen un estado tan preocupante desde el punto de vista histórico, aunque hay que recordar que está todo protegido.

Y es que la parte más preocupante son los dos primeros patios, donde los nichos están con unos tejados muy antiguos y mueren por las filtraciones de agua, como pasó con el último derrumbe. Así que el Ayuntamiento entiende que ese es el estudio principal que hay que hacer y estudiar una actuación de cierta urgencia para arreglar las cubiertas. A partir de ahí, como relata Higueras, se requiere un proceso más largo de recuperación e, incluso, con la posibilidad de musealización.

LA JUDERÍA

El tercer enclave que señala Hispania Nostra son los restos arqueológicos de la Judería. Se encuentra en la zona límite de lo que fue la antigua ciudad romana de Aurgi –restos de muralla calle San Andrés y calle Borja-. Ocupan un solar con 4.553 metros cuadrados a falta de completar su excavación total. En el corazón de la antigua medina medieval y entre los monumentos -algunos declarados BIC- figuran el palacio de Villardompardo (Baños Árabes), la Iglesia de San Andrés y Santa Capilla, la Fuente de los Caños, el Monasterio de Santa Clara, la parroquia medieval de San Juan y las Antiguas Carnicerías (Baños del Naranjo).

¿Qué dice la asociación Hispania Nostra al respecto? Destaca que los restos arqueológicos permiten conocer la evolución urbanística e histórica de la ciudad de Jaén. Sin embargo, alerta de que su estado es de "ruina y abandono". Denuncia, en su informe, la falta de cuidado y mantenimiento con la invasión de basura y plantas. "Esto supone una baja calidad de vida para los vecinos del barrio", indica la asociación.

Pero el informe no se queda ahí. Avisa de que el proyecto de construcción de un instituto no integra los restos arqueológicos ya que derriba los muros perimetrales de los primitivos huertos del Poli y también muros de las huertas del Real Monasterio de Santa Clara, y edifica un edificio en la esquina de las calles Rostro y Santa Cruz, con gran impacto visual. Además, advierte del "progresivo abandono" por parte de las instituciones públicas en el mantenimiento que deriva en acumulación de basura, plantas y aumento de vandalismo.

 Foto: Hispania Nostra
Foto: Hispania Nostra

Dos son las razones para incluirla en la lista. Amén de su estado de abandono, se señala, además, que el proyecto de construcción del instituto no integra los restos arqueológicos, el cual derriba los muros perimetrales de los primitivos huertos del Poli y también muros de las huertas del Real Monasterio de Santa Clara, y edifica un edificio en la esquina de las calles Rostro y Santa Cruz, con gran impacto visual. 

El patrimonio es historia y es cultura, pero también educación. El gran reto de Jaén es adecuarlo para un provechoso uso social que debe ir más allá y convertirlo en un recurso al servicio del ocio, del turismo y de la educación, de las escuelas. Sus fieles escuderos, los que defienden su puesta en valor desde hace décadas, no pierden la esperanza de que algún día este envidiable casco histórico de la capital del Santo Reino luzca con el esplendor que se merece. 

Foto de portada: Inventario Fotográfico del Cementerio Viejo de Jaén.

 Maqueta de Jesús Colmenero Higueras expuesta en el Colegio de Arquitectos. Foto: Pedro Cámara.
Maqueta de Jesús Colmenero Higueras expuesta en el Colegio de Arquitectos. Foto: Pedro Cámara.

 

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.