Cerrar Buscador

Los dilemas de una campaña de aceituna "medio-alta"

Por Esperanza Calzado - Septiembre 17, 2020
Los dilemas de una campaña de aceituna "medio-alta"
Recogida de la aceituna. Foto: Cristóbal Cano.

Agricultura anuncia medidas preventivas que incluyen test a los temporeros para la campaña de la aceituna además de un protocolo específico para Jaén

¿Quién, cómo, cuándo y a quién se le realizarán pruebas PCR? ¿Faltará mano de obra? ¿Cómo funcionarán los albergues de temporeros? ¿Qué pasa si hay un contagio en una almazara o en un tajo? Los interrogantes en torno a la próxima campaña de la aceituna, que se prevé medio-alta, son muchos y hoy se han puesto sobre la mesa en el Consejo Provincial del Aceite de Oliva.

Es la tercera reunión de este órgano en un año marcado por la pendemia del Covid-19 que marcará el modo de trabajar y vivir a partir del mes que viene. Y en Jaén lo hará con un protocolo específico. La delegada de Agricultura, Soledad Aranda, anunció "medidas específicas y concretas" para la campaña de recogida de aceituna en la provincia. En las próximas semanas habrá reuniones periódicas con el sector para acabar de perfilar estas pautas. Medidas que organizaciones como UPA llevan tiempo solicitando. Su responsable provincial, Cristóbal Cano, reclamó un protocolo claro y concreto para la recogida del fruto, que comenzará previsiblemente a mediados de octubre.

Minutos después del anuncio de Soledad Aranda, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, recordó que el pasado 18 de agosto mandó un escrito al presidente de la Junta instándole a que se articulara este protocolo y estas medidas se pusieran en marcha; algo que ya se está ultimando. En este protocolo, insistió, se deben recoger iniciativas como la realización de PCRs a los trabajadores temporeros que vengan de fuera. "Hay que establecer por ejemplo quién hace ese PCR, cuándo y dónde, si antes de llegar al tajo o a los albergues, que además tienen un problema de financiación porque la Junta ha reducido de 309.000 a 150.000 euros la partida que aporta cuando este año hay que hacer un mayor esfuerzo de limpieza y control", expuso Reyes.

HABRÁ TEST PARA LOS TEMPOREROS

Horas después de estas declaraciones, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, anunció nuevas medidas preventivas que incluyen la realización de test a los temporeros desplazados a la campaña de aceituna para evitar la propagación del Covid-19. "Era una demanda del sector y de nuestra propia Consejería que Salud, que está realizando una gran labor”, señaló en sede parlamentaria.

La Consejería de Salud y Familias y la colaboración de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo y su propio Departamento coordinará con las organizaciones agrarias la realización de estas pruebas a realizar en octubre, con el inicio de la recogida de la aceituna y continuará en otras campañas de recolección como la de cítricos. Una iniciativa que se suma a la presentación en julio de una guía de recomendaciones y a la reciente aprobación en Consejo de Gobierno de una orden específica en la que se obliga a los titulares de las explotaciones a contar con un plan de contingencia “y que los empresarios están cumpliendo desde el primer día”.

AYUDAS PARA EL TRABAJADOR Y FALTA DE MANO DE OBRA

Como organizaciones agrarias como Asaja, Francisco Reyes también solicita al Gobierno de España la ampliación del decreto que prevé que las personas que están recibiendo algún tipo de prestación puedan trabajar en la campaña de aceituna. Más si cabe cuando todo apunta a que no habrá contingentes de Argelia, Marruecos o Rumanía para recoger una campaña media-alta

"Nos han avisado de que es posible que los inmigrantes sobre todo del Este que tradicionalmente solían venir a la campaña de aceituna no van a venir", advirtió el gerente de Asaja, Luis Carlos Valero. Más prudente fue su homólogo en Coag Jaén, Juan Luis Ávila, que ciertamente reconoció que hay cuadrillas que ya han comunicado que no acudirán a la campaña. De todas formas, prefirió esperar y confiar que habrá mano de obra suficiente para la recolección de la temporada más atípica que se recuerda.

Flexibilización a la hora de contratar a temporeros que tengan otras prestaciones motivadas por los Ertes sufridos en la pandemia; pruebas PCR masivas a las personas que vengan a la provincia, detección y aislamiento de casos en cooperativas y almazaras para no cerrar instalaciones, refuerzo del sistema sanitario primario, los centros de salud, para que los temporeros puedan acudir a ellos sin problemas... Son algunas de las peticiones puestas sobre la mesa por organizaciones como UPA.

Entre las que ya están claras, el agricultor deberá elaborar un plan de contingencia específico frente al Covid-19 antes de la contratación de los trabajadores. Asimismo, deberán poner en conocimiento y colaborar con las autoridades sanitarias ante cualquier posible sospecha o caso compatible con el Covid-19.

Por otro lado, los empresarios tienen que habilitar alojamientos que permitan el aislamiento de trabajadores contagiados o sospechosos debiendo asegurar las condiciones de habitabilidad, salubridad e higiene. Asimismo, se contempla que en todas las explotaciones se establezcan medidas preventivas respecto a la prevención y control del Covid-19, como son la información y formación de los trabajadores, la disposición de cartelería informativa, medidas de limpieza, desinfección y ventilación en vehículos de transporte colectivos, control de acceso a los lugares de trabajo, limitando las visitas de personal y empresas externas a la explotación, uso de zonas comunes y actividad laboral que eviten las aglomeraciones y permita mantener la distancia de seguridad, uso de mascarilla obligatorio, establecimiento de grupos de trabajo o cuadrillas estables, identificación y señalización del aforo en zonas comunes, uso individual de los útiles y equipos de trabajo y colocación de geles hidroalcohólicos en puntos estratégicos.

También se escalonarán las distintas pausas o descansos mediante turnos correspondientes a cuadrillas o grupos de trabajo, se facilitará agua potable de consumo evitando aquellos repartos que conlleven un uso compartido, se garantizará que la persona que tenga un diagnóstico confirmado de Covid-19 o sea considerado contacto estrecho de un caso confirmado, no acuda a trabajar y se dispondrá de un listado con todos los datos identificativos de los trabajadores temporales.

Mientras tanto, la Subdelegación del Gobierno ya lo tiene todo preparado para velar por la seguridad en esta nueva temporada. Así lo anunció su responsable provincial, Catalina Madueño, que aplaudió la efectividad del dispositivo en la lucha contra el robo de la aceituna. 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.