Cerrar Buscador

Maldomado conquista Madrid con su mezcla de tiempos

Por Javier Cano - Febrero 02, 2020
Maldomado conquista Madrid con su mezcla de tiempos

El pintor linarense inauguró el pasado viernes, en la prestigiosa Galería de Arte David Bardía, Mezclando tiempos, su primera muestra individual en el 'Foro'

"No supone más que un paso más, una exposición más". Lo dice el pintor Emilio Maldomado (Linares, 1969), que el pasado viernes inauguró su nueva muestra, Mezclando tiempos, en una de esas salas de culto que pueblan el callejero de la villa y corte, la Galería de Arte David Bardía.

Entregado a su tarea creativa, el artista concede a este acontecimiento el valor que merece un paso como este en su trayectoria, sin restar importancia a sus anteriores exposiciones; no en vano, se trata de su primera muestra individual en el 'Foro'. Quienes no quieran perdérsela tienen hasta el 29 de febrero para disfrutar de una propuesta personalísima, cien por cien Maldomado, cuyo leit motiv explica el propio pintor:

"En Mezclando tiempos he cogido algunos retratos de personas de finales del XIX y principios del siglo XX, con muy poco color, poca saturación, incluso algunos monocromos. He hecho por encima tiras de colores, con un tratamiento contemporáneo, y he traído a esa gente al siglo XXI".  

Encandilado desde siempre por la fotografía en blanco y negro de personajes antiguos, se trata de "darle una vuelta más a una cara e imaginar sus circunstancias, su vida": "Eso me gusta mucho, lo que hago es reconvertir las caras con óleo y técnica mixta, eso es lo nuevo que ofrece esta exposición", aclara el linarense.

No solo eso, no: "Hay unas cuantas piezas de esa temática y otras que son dibujos, donde hay un tratamiento con muchas pequeñas imágenes en una pared, simultáneas; en realidad son lasparedes de mi taller". Y un cuadro grande, Ofelia, que no tiene que ver con esas imágenes de personajes antiguos, que persigue hacer un tratamiento contemporáneo a un personaje de ficción del pasado", con su propia esposa como modelo.

No se ve poeta, aunque haya firmado ya dos libros de versos y tenga otro en proyecto de publicación para ya mismo. Pero conversar con él deja claro, desde las primeras sílabas, que ahí late un lírico: Me considero pintor, es lo que hago todos los días, conozco el medio perfectamente".

Algo así como lo que le ocurría a Rafael Alberti, pero al contrario. Si el autor de A la pintura utilizaba los pinceles (esbeltos albañiles de la pintura los llamaba el gaditano) para ilustrar sus textos (ahí están sus maravillosas Liricografías), Maldomado tira de la palabra para enriquecer su obra pictórica: "Escribo a menudo, pero no es mi vocación ni mi oficio: la poesía es una forma de ilustrar mi pintura", confiesa.    

Habrá que ir a la calle Villanueva, habrá que leer los cuadros de Mezclando tiempos, habrá que recitar su silencio. 

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK