Cerrar Buscador

'Plañidera', lo último de María Guadaña no apto para quejicas

Por Javier Cano - Octubre 30, 2021
Compartir en Twitter @JavierC91311858
'Plañidera', lo último de María Guadaña no apto para quejicas
Foto: La Mota Comunicaciones.

La artista jiennense publica nueva canción y videoclip cien por cien mar de olivos, un ambicioso adelanto de lo que será su próximo larga duración

"Un vídeo superchulo que demuestra las superprofesionales que hay en la provincia", asegura la artista jiennense María Guadaña, que junto con este trabajo audiovisual estrena canción (Plañidera), adelanto de lo que será su próximo larga duración, Latidos y culebras, en un año de lo más fructífero para su propuesta musical, singular donde las haya:

"Por un lado la canción, todo un tsunami emocional que bascula entre el intimismo arrabalero y la furia rock. Por el otro, su traslación en imágenes, una joya engarzada con mano maestra por otras jienenses ilustres, la cineasta Mariquilla Cuevas y la directora de arte Ana Dolores Mena, y aspirante, desde ya, a ser considerado como uno de los videoclips del año. Tanto una como otro se te clavan bien dentro como los buenos puñales", explican desde su oficina de prensa.

Rodado bajo el auspicio del Premio Sol Música, que recibió la pasada primavera junto con el galardón absoluto de la cuadragésima primera edición de los Premios Rock Villa de Madrid, y patrocinado por la Diputación Provincial, el trabajo resulta "todo un alarde de creatividad" y una de las piezas audiovisuales "más ambiciosas" surgidas de la escena independiente, con participación de un nutrido grupo de profesionales de aquí.

Por su parte, Plañidera es el tercer adelanto del nuevo próximo disco de Guadaña tras Preto, Caballero y el reciente Trinidad, "tan diferentes como coherentes entre sí, que traen de vuelta a una María Guadaña más madura, sin duda, pero también más atrevida".

"Desde pequeña me fascinó la figura de la plañidera: llorar por dinero…, o por atención, o por cariño, o por conseguir todo lo que no se consigue por uno mismo", nos confiesa la propia artista. "Llorar por beneficio propio, embriagar a los demás de una tristeza profunda con un propósito egoísta. Cuántas y cuántos plañideros, cuánta pena añadida al mundo porque sí", reflexiona, y apostilla: "Tengo alergia a las personas que solo se quejan y no hacen nada por cambiar su situación".

Con estos mimbres, más de un quejica se lo pensará antes de añadir pena al mundo, que con años como el de la pandemia ya va sobrado. 

He visto un error

Únete a nuestro boletín

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK