Cerrar Buscador

Más que una calle, un calvario

Por Esperanza Calzado - Octubre 18, 2019
Más que una calle, un calvario
Concentración de los vecinos de la calle Vicario en marzo de 2018-

El último derrumbe de la calle Vicario vuelve a poner encima de la mesa la necesidad de intervenir en el casco histórico de la ciudad de Jaén

El corazón de Jaén se muere. Lo dijo el presidente de los arquitectos técnicos jiennenses, José Miguel de la Torre, en una entrevista a Lacontradejaén y el pasado fin de semana lo corroboró el propio concejal de Cultura, José Manuel Higueras. El casco histórico de la ciudad necesita que lo cuiden, que lo mimen. Requiere de actividades que lo nutran de vida pero, sobre todo, adolece de una intervención integral que evite que literalmente se venga abajo. 

El derrumbe ocurrido ayer en la calle Vicario vuelve a poner de manifiesto esa necesidad de depositar la mirada en el corazón de Jaén. Almendros Aguilar, Elvín, Soria de San Juan o Alegría rodean una calle que desde hace años vive su particular calvario dentro del casco histórico. 

Iniciativas, Andamios para las Ideas denuncia que de todos los problemas que tiene el conjunto histórico de Jaén, este es el más grave. "No habrá futuro para él ni para sus vecinos si el Ayuntamiento no aborda de forma urgente y decidida un plan de vivienda que contemple la rehabilitación de infraviviendas", demanda a través de las redes sociales. Recuerda que no son hechos aislados, sino una cadena que comenzó hace unos años en la calle Almendros Aguilar, y que continuó, con el derrumbe de otra casa en esta misma calle Vicario, a la que se sumaron otros inmuebles en las aledañas calle Alegría y Elvín el año pasado.  

Fue en marzo del año pasado cuando los vecinos explotaron ante la situación en la que se encontraban los inmuebles dañados por el derrumbe de una vivienda que obligó a desalojar a un residente. Ocurrió el 28 de febrero en el número 1 de la vía y el motivo fue un temporal. Vecinos de la zona y representantes de la asociación Vistas al Castillo se echaron a la calle para evitar que operarios del Ayuntamiento tapiasen la calle Vicario y la dejaran sin acceso. 

La presión hizo que el Ayuntamiento de Jaén interviniera en las casas que amenazan con caerse. Por aquel entonces, a Juan Carlos Castillo, presidente de la Asociación de Vecinos Vistas al Castillo, le dolía la boca de defender la necesidad de que se reforzasen las viviendas en peores condiciones. Hoy vuelven las preocupaciones a la cabeza a raíz del derrumbe ocurrido ayer. 

Fue a las dos de la madrugada cuando el 112 recibió las llamadas de aviso del derrumbre de una casa en la calle Vicario, en el número 25. El propietario, al escuchar a esa hora de la madrugada un crujido, fue el que realizó la llamada. Antes, alertó a su familia formada por cuatro integrantes para que salieran corriendo de la casa y así poner a salvo sus vidas. Minutos después, el inmueble se derrumbó.

 Estado de la vivienda. Foto: Bomberos de Jaén.
Estado de la vivienda. Foto: Bomberos de Jaén.

Hasta el lugar de los hechos se trasladó una dotación de bomberos compuesta por un cabo y un conductor para comprobar, en primer lugar, que no había peligro para los propietarios ni vecinos de la zona y, en segundo lugar, para realizar la inspección técnica. La Policía Local también ha procedido al acordonamiento y vallado de la zona para evitar peligros.

 

 

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Usamos cookies. Pero tranquilo. Solo lo hacemos para facilitar el uso que los usuarios como tú hacéis de nuestra web. Así podemos elaborar estadísticas e identificar lo que funciona y mejorar lo que no. Si continúas navegando entendemos que aceptas el uso que le damos a las cookies. Más información sobre cookies y como deshabilitarlas aquí.