Cerrar Buscador
LA SALUD EN JUEGO: MEDICINA O PSEUDOCIENCIAS

LA SALUD EN JUEGO: MEDICINA O PSEUDOCIENCIAS

Por Fran Cano - Octubre 13, 2018

El caso de la mujer hospitalizada tras ser atendida por un médico naturópata de Jaén revive el debate sobre la medicina alternativa: ¿deben las administraciones regular más las terapias y tratamientos sin base científica?

Una mujer de entre 55 y 60 años fue trasladada de urgencia hasta el Hospital Reina de Sofía de Córdoba después de ser hospitalizada en el Complejo Hospitalario de Jaén. Ya ha salido de la UCI. Antes de la primera atención, la mujer fue atendida presuntamente por el único profesional del Colegio de Médicos de Jaén —son 2.200— que también es partidario de la medicina alternativa. Ya hay abierto un expediente informativo para estudiar qué tratamiento realizó. "Tenemos que constatar que lo que se dice es cierto", apunta en declaraciones a este periódico Emilio García de la Torre, presidente del colegio en la provincia, que ha llamado por teléfono en diferentes ocasiones al médico naturópata. Este no ha contestado hasta la fecha.

Medios nacionales apuntan a que el tratamiento incluyó punciones toráxicas, y esa técnica provocó, supuestamente, un taponamiento cardiaco por la rotura del ventrículo. Además, según publica El Mundo, el naturópata también inyectó presuntamente ozono en el colón con resultados negativos para la salud de la mujer.

La Asamblea Nacional de Homeopatía reaccionó en cuanto conoció la noticia: se desvinculó del suceso ocurrido en Jaén. "Los tratamientos que le practicaron nada tiene que ver con la homeopatía", señaló Gonzalo Fernández, portavoz del colectivo, en declaraciones a Europa Press.

La asamblea ahonda en una idea: sostiene que los tratamientos del caso no se enmarcan dentro del ámbito de la homeopatía, aunque los haya realizado un médico que aboga por la práctica homeopática y que pertenece a la Asociación Española de Médicos Naturistas, según ha podido saber este diario.

En la web del colectivo hay dos afirmaciones subrayadas en el comunicado:
«La homeopatía se integra en la práctica clínica habitual».
«La homeopatía es una práctica clínica basada en datos científicos». Esta última no la comparten profesionales de la medicina consultados por este diario. Lacontradejaén ha intentado, sin éxito, entrevistar a algún responsable de la Asamblea Nacional de Homeopatía.

 La mujer fue atendida inicialmente en el Complejo Hospitalario de Jaén. Foto: Fran Cano.
La mujer fue atendida inicialmente en el Complejo Hospitalario de Jaén. Foto: Fran Cano.

LA CIENCIA CONTRA EL VACÍO LEGAL DE LAS TERAPIAS ALTERNATIVAS

¿Conocía la mujer ingresada la principal diferencia entre la medicina clásica y la alternativa? "La primera tiene en todo momento evidencia científica de la capacidad para tratar a las personas, y se ha conformado a lo largo de la historia", apunta García de la Torre. "La segunda pretende lo mismo, pero no tiene evidencia científica. En ninguna de las terapias alternativas se ha demostrado que haya estudios que les den validez", añade.

Hay 139 terapias de este tipo. Algunas de las más conocidas son la homeopatía, el reiki, la naturopatía, la acupuntura y la gemoterapia. Cualquiera de ellas puede ser impartida sin necesidad de ser médico. "El problema con este tipo de tratamientos es que existe un vacío legal, porque ninguna de ellas está reconocida como medicina", abunda De la Torre.

El presidente del Colegio de Médicos de Jaén, con décadas de experiencia en su consulta, asegura que él se enmarca dentro del campo que sostiene la ciencia. Es decir, aboga por formarse continuamente hasta que el método científico valide nuevos tratamientos. "Las terapias alternativas solo consiguen un efecto placebo, porque persiguen la relajación del enfermo, y ahí se produce una sensación de placidez", manifiesta.

Hay, como demuestra el reciente caso en Jaén, médicos colegiados que sí actúan más allá del ámbito de la medicina clásica. "Si lo hacen, deben tener el consentimiento del paciente y explicarle qué va a hacer y cómo lo va a hacer", enfatiza De la Torre.

"LA ACUPUNTURA FUNCIONA: LO HE NOTADO"

Un jiennense que trabaja en el ámbito de la salud —no quiere revelar su nombre— asegura que hay terapias alternativas que funcionan. "Las he probado como paciente", señala en declaraciones a este diario. En concreto, habla de la acupuntura: "Viví un proceso de ansiedad, y lo primero que hice fue tomar la medicación, que me tapaba los síntomas", recuerda. Después, acudió al psicólogo y recibió ayuda para gestionar las emociones. "Además me apoyé con la acupuntura y con la medicina china. Y me ha funcionado", sostiene.

De la Torre admite que la acupuntura sirve "para algunas cosas", pero aún no hay demostración científica de por qué. No fue el único tratamiento alternativo al que se sometió el jiennense que elige el anonimato. Tenía un problema de dermatitis en las manos que le duró más de una década. Una persona de confianza le recomendó un médico homeópata. "Conseguí limpiar mi sangre desde dentro. A los cinco o seis meses de la terapia mejoré muchísimo", subraya.

A su juicio, hay confusión social entre qué es y qué no es la medicina alternativa. "Hay médicos —lo remarca en más de una ocasión— que apuestan por ella. Lo que nadie puede hacer es ponerse en manos de una persona que ha hecho un curso en tres fines de semana", asevera.

En la misma línea, advierte sobre los peligros de que los tratamientos alternativos suplanten a los recomendados por profesionales de la salud. Lo ejemplifica con el caso del cáncer: "Si alguien tiene un tumor, no puede dejar de ir al médico, pero si existe un tipo de alimentación o complementos vitamínicos que le ayuden a paliar los efectos de la quimioterapia, ¿cómo no va a tomarlos?", expresa. Hay otra idea en su discurso sobre la prevención, aun cuando defiende las terapias alternativas: "No hay nadie que pueda curarlo todo. No existen esas personas ni conviene aferrarse a nada", resuelve.

HABLAN LOS FARMACÉUTICOS: "LA DISTRIBUCIÓN DE PRODUCTOS HOMEOPÁTICOS ES MÍNIMA EN LA PROVINCIA"

Interperlada por este diario a través de los canales habituales de comunicación, la delegada de Salud, Teresa Vega, declina hacer aportaciones "en este momento" acerca del debate reabierto sobre la convivencia de las pseudociencias con la medicina clásica.

Las voces más críticas en contra de las terapias alternativas cuestionan que los productos homeopáticos tengan la consideración de medicamentos, pese a que no está demostrada su eficacia. Hay quienes exigen que salgan de las farmacias aun cuando la normativa europea todavía permite la comercialización —está recogida en la Directiva 2001/83/CE.

"Si son medicamentos, deben dispensarse en las farmacias. Nosotros no somos prescriptores de productos homeopáticos ni los vamos a cambiar por los tratamientos médicos", explica Juan Pedro Rísquez, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Jaén, provincia con 309 farmacias.

Parece una cuestión de libertad personal: si es legal, si está permitido, cómo negárselo a un adulto. "Hay gente que llega a la farmacia procedente de un médico homeópata. Nuestra misión es informar, pero la decisión es de cada paciente", ahonda.

 Juan Pedro Rísquez es el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Jaén.
Juan Pedro Rísquez es el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Jaén.

Según señala Rísquez, la dispensación de productos homeopáticos en la provincia es "residual" en comparación con la de los medicamentos del sistema sanitario. "Hablaríamos de uno por 1.000 en cada farmacia. Yo soy titular de una, y no recuerdo la última vez que dispensé un medicamento homeopático", apunta. En el sistema universal público de salud se dispensa cada mes más de un millón y medio de medicamentos.

Las presiones al rol de los farmacéuticos arrecian. La orden del Ministerio de Salud del pasado mes de junio obliga a que los envases de los medicamentos homeopáticos especifiquen su naturaleza. Uno de los más demandados es el oscillococcinum. Según su fabricante, alivia los síntomas de la gripe, si bien no hay pruebas objetivas.

Los farmacéuticos están atentos al debate. Rísquez admite que él no está a favor de la homeopatía. No obstante, aclara: "Existe una medicina natural que es el origen de los medicamentos. No podemos meterla en el saco de los homeopáticos, porque no hay relación: la primera es la base de los medicamentos químicos", argumenta.

"LA HOMEOPATÍA ES UNA ESTAFA Y DETRÁS HAY MUCHO DINERO"

La Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas, compuesta por más de 350 socios de diferentes provincias de España, rechaza la venta de productos homeopáticos en farmacias. Es una de las demandas que recogía en la carta, firmada por un millar de médicos y científicos, que entregaron a finales de septiembre a la ministra de Sanidad. "Las pseudociencias matan", aseguraban en la misiva.

Fernando Cervera, vocal del colectivo y biólogo especializado en Ciencias de la Salud, es muy contudente en sus declaraciones a Lacontradejaén: "La homeopatía es una estafa", comienza. "El lobby homeopático mueve mucho dinero: hay gente que ha invertido mucho en este tipo de formación y no quiere que todo desaparezca", continúa, y afirma que hay 18.000 centros en España donde se dan pseudoterapias.

Bajo su punta de vista, que una farmacia venda medicamentos que no garantizan su eficacia es "un timo" comparable a que "echaran el tarot". "La homeopatía va en contra del conocimiento acumulado en farmacología, biología y química", apostilla.

El colectivo celebra que la Universidad de Valencia haya eliminado de su oferta formativa siete posgrados calificados de "pseudocientíficos". La asociación también trabaja para que haya nuevas leyes que protejan a los enfermos.

Acerca del reciente caso en Jaén, Cervera puntualiza que hay incumplimiento deontológico por parte del médico incluso en el supuesto de que informase a la paciente del tratamiento. "No hay justificación: el médico no puede engañar al paciente. Ofrecer un tratamiento alternativo ya choca contra la deontología", resume. Es también un mensaje para el Colegio de Médicos de Jaén.

"Hablamos de la salud, que es lo más importante. No se puede jugar con eso", señala De la Torre. "Estamos atentos al debate, y consideramos nuestra labor desde las farmacias como imprescindible", aporta Rísquez. "¿En qué cabeza cabe que un médico le diga a un enfermo que le va a dar un medicamento cuya eficacia no está demostrada y que incluso le puede perjudicar?", tercia Cervera. La ciencia, que no lo explica todo, tiene enfrente un contrincante con menos rigor, pero activo en el mercado. En medio, la salud.

COMENTARIOS

Deja un comentario


COMENTA CON FACEBOOK

Entendido

Nuestra web utiliza cookies. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.