Cerrar Buscador

AUTOEVALUACIÓN POSCOVID DEL PROFESORADO

Por Fran Cano - Julio 04, 2020
AUTOEVALUACIÓN POSCOVID DEL PROFESORADO

El curso 2019/2020 se despide marcado por la pandemia y por un tercer trimestre sin presencialidad; hablamos con docentes en Frailes, Andújar y Úbeda, más preparados y mejores tras el impacto del coronavirus

La comunidad educativa de Jaén y del resto del país nunca olvidará el curso 2019/2020, marcado por la pandemia del Covid-19, condicionante para que el tercer trimestre haya sido sin presencialidad por primera vez en la historia educativa de España. Docentes de la provincia reivindican la capacidad de adaptación para readaptar la enseñanza cien por cien de forma telemática, agradecen el respaldo de las familias y se sienten más capacitados, mejores, para asumir retos incluso si hay rebrotes u otros contextos excepcionales.

Profesores consultados por Lacontradejaén se animan a hacer una autoevaluación acerca de qué han aprendido después del confinamiento. Más allá de lo meramente académico, todos han abundado en el papel de educador, en la importancia de ser aliados de los estudiantes en un contexto de incertidumbre. 

Por su parte, el delegado de Educación, Antonio Sutil, alaba la capacidad demostrada por los docentes: "Si hay un colectivo que ha trabajado en silencio y que ha demostrado el esfuerzo que realizan cada día; un colectivo que se ha tenido que transformar en horas y adaptarse a una situación sobrevenida que nadie esperaba; un colectivo que siempre es cuestionado y, pese a todo, se centra en mejorar y adaptarse a la situación de cada alumno, de cada, familia, de cada realidad, ése es el del profesorado", expresa Sutil en declaraciones a Lacontradejaén.

"Como delegado territorial, no puedo más que aplaudir y agradecer su esfuerzo y su dedicación, con jornadas que se han prolongado hasta la noche y que, en muchas ocasiones, no han sido tan aplaudidas como se debería. Espero que esa ventana virtual al trabajo docente que ha supuesto el confinamiento haya posicionado a nuestros docentes en el lugar que se merecen y hayan evidenciado que, jamás, puede sustituirse la labor, la cercanía, el contacto y la experiencia de un profesor en el aula por ningún sistema alternativo", valora, y concluye: "Mi nota para ellos, claro está, es un sobresaliente".

El Ayuntamiento de Jaén ha reconocido el esfuerzo de los docentes durante la pandemia con motivo del estreno de la campaña de apoyo escolar 'Al lado de mi profe', a través de Scuola di Vita. La iniciativa es posible con el trabajo de más de quince profesores que altruistamente participan en labores de refuerzo educativo para las familias de Jaén con necesidades y mermadas por la crisis sanitaria.

LUCÍA BAEZA: "YA SÉ QUÉ SIGNIFICA EL TÉRMINO 'EDUTUBER'"

 Lucía Baeza, profesora de Música del colegio Santa Lucía de Frailes.
Lucía Baeza, profesora de Música del colegio Santa Lucía de Frailes.

Lucía Baeza (Alcalá, 1982) no ha podido despedirse de sus alumnos del colegio Santa Lucía de Frailes. Las circunstancias han impedido cerrar la década que ha firmado (2010/2020) en el centro frailero. Desde 2016 era jefa de estudios. "Me voy con mucha pena porque no he podido decirles adiós en persona. Al menos sí pudo ser con los compañeros", cuenta a este medio por teléfono. Frailes, dice, la ha marcado como persona y como profesional.

Tampoco olvidará Baeza, profesora de Música, el cierre de un curso atípico, sin clases tras la entrada en vigor del Estado de alarma. Reconoce que desde que supo que el tercer trimestre sería desde casa se volcó en juegos interactivos y en vídeos tutoriales de elaboración propia. "Mi asignatura se vuelve muy lúdica a través de internet", dice una docente que siempre que ha podido ha innovado en las aulas para abordar temas tan delicados como el acoso y celebrar fiestas que apelan a la creatividad, como el carnaval.

La premisa de la alcalaína era no agobiar ni al alumnado ni a las familias. Pensó en actividades amenas y las dosificó cada dos semanas. "Ya sé lo que significa el término 'Edutuber', el 'youtuber' de la educación", celebra, y cuenta que incluso hizo un curso en Jaén. En Youtube e Instagram Lucía Baeza es @LaSeñoLucía. Los canales dan cuenta del caudal creativo, impuesto también por la crisis sanitaria. "No estaba en mis planes ser 'edutuber', pero desde siempre hemos cuidado las tecnologías en el colegio y ya estábamos familiarizados con Google Classroom", destaca.

La reflexión de Baeza en clave de tecnología es diáfana: los móviles, las tabletas y los ordenadores son útiles para la educación. El Covid-19 ha sido una ola de realismo para los escépticos. "Es posible proponer ideas que motivan de verdad, pero hay que estar formados", razona. El apoyo de las familias, subraya, ha facilitado el tercer trimestre. Lucía Baeza es madre de dos mellizos de tres años. Su pareja también es profesor. La palabra 'conciliación' ha sido redimensionada dado el contexto.

MANUEL BARBERO: "APOSTÉ POR LA INTERACCIÓN EN TIEMPO REAL"

 Manuel Barbero, con alumnado del IES Jándula de Andújar, antes del confinamiento.
Manuel Barbero, con alumnado del IES Jándula de Andújar, antes del confinamiento.

Manuel Barbero (Espiel, Córdoba, 1965) es docente del IES Jándula de Andújar. Imparte Tecnología en Secundaria; Tecnología Industrial en el Bachillerato de Ciencias, y Neumática e Hidráulica en el ciclo formativo de Mecatrónica Industrial. Barbero asumió el confinamiento agarrado a un reto: lograr que las clases fuesen lo más normales posibles aunque no tuviese al alumnado delante. El docente hace un apunte que es más una constatación que una crítica: "Herramientas digitales hay muchas, pero no disponemos de medios ni de un entorno digital estándar. No digo que sea malo ni bueno", razona.

Barbero apostó en primera instancia por los vídeos para luego subirlos a plataformas. Enseguida advirtió por qué no le convenciá: la interactividad del alumnado brillaba por su ausencia. Pasó al plan b, abrió un canal en Youtube, hizo directos con un portátil y una pizarra desde el salón de casa y trasladó una clave al alumnado: interrumpan cuando quieran, les dijo. "Yo impartía las explicaciones, hacía preguntas individuales y de grupo, y pedía las tareas", enumera. La gran satisfacción para el docente fue constatar que la interactividad estaba ocurriendo. Era real.

Las buenas sensaciones con el paso de los días no le hicieron perder de vista cómo de importante es la frescura que sólo consigue en la educación el cara a cara. A fin de cuentas, el nuevo escenario exigía menos relación directa en aras de más inmediatez. Tiene algo del signo de los nuevos tiempos. Trasciende lo educativo.

El escollo que también libró Manuel Barbero fue el aspecto práctico, sustancial en Tecnología. El simulador online de circuitos electrónicos resultó un recurso estupendo, capaz de mostrar los errores a cada estudiantes. El trabajo en equipo continuó, y sabe que incentivarlo fue un acierto. "Tengo 22 estudiantes en segundo de la ESO. Antes del confinamiento estaba en cuatro equipos. Se mantuvieron, solucionaron las dudas que tenían y elaboraron el resultado final. El trabajo en equipo es el futuro del mercado laboral, porque necesitamos a la gente", valora.

ROSA MARÍA LÓPEZ: "HE SIDO PSICÓLOGA Y MADRE DE MIS ALUMNOS"

 Rosa María Ortiz, jefa de estudios del IES Los Cerros de Úbeda.
Rosa María Ortiz, jefa de estudios del IES Los Cerros de Úbeda.

En cuanto supo que la pandemia obligaba al exilio de las aulas, Rosa María López Ruz, profesora de Historia del Arte del IES Los Cerros de Úbeda, pensó en el alumnado de Segundo de Bachillerato. El que se la juega en la EBAU. "Recuerdo algunos de los mensaje que me mandaron: 'Éste era nuestro año y mira en lo que se ha convertido'. Incluso la prueba de acceso a la Universidad estaba en el aire", recuerda en declaraciones a este periódico.

Las preocupaciones del alumnado hicieron que Rosa María López fuese más educadora que nunca. En los días del confinamiento priorizaba cuestiones fuera de lo académico. Por ejemplo, un 'qué tal va todo', 'cómo están vuestros padres'. "He tenido que ser psicóloga y madre para entender todo lo que me han trasmitido", manifiesta.

López es también jefa de estudios del instituto ubetense. Explica que el tercer trimestre ha supuesto una organización del trabajo fuera de lo común. Una de las consecuencias es que cualquier tarea, como preparar una clase, ha sido más laboriosa y lenta. Aún con herramientas capitales y ágiles, como Meetic, el reloj educativo ha tenido un marchamo diferente.

La jefa de estudios del IES Los Cerros está convencida de que el profesorado ha superado el obstáculo del Covid-19 con humildad y con esfuerzo. Si hay un rebrote u otra situación que dé relieve a la enseñanza telemática, los docentes de la provincia estarán más preparados. "La mayoría de las familias nos ha respaldado. Entendí las dudas y las quejas por la cantidad de tareas por el confinamiento, pero creo que logramos dosificarlas y lo hicimos bien", añade.

¿Ha hecho el coronavirus mejores a los profesores? "No sé si soy mejor que antes, pero desde luego estoy más capacitado para atender a mis estudiantes en cualquier escenario", responde Manuel Barbero. "Nada me ha dado más satisfacción que recibir un mensaje de gratitud a cualquier hora. Sé que las familias lo han pasado mal. Y me siento mejor docente, porque he aprendido cosas que antes no controlaba", tercia Lucía Baeza. "Todos hemos mejorado desde el punto de vista tecnológico. El aprendizaje personal que deja la experiencia es de superación; parecía imposible y hemos superado los escollos. La labor de los tutores ha sido magnífica", aporta Rosa María López. Acabó el curso, el virus está vivo y los docentes de Jaén reivindican el papel que siempre defienden: sostener y mejorar la educación. Velar por el presente y por el futuro.

He visto un error

COMENTARIOS


COMENTA CON FACEBOOK